Noticias

11/6/2009

Fuente: Magdalena Tempranísimo

Juez Andueza: “no me remuerde la conciencia dejar a Grassi libre”

Julio César Grassi seguirá libre hasta que quede firme la condena a quince años de cárcel.

Lo determinó el tribunal de Morón que lo encontró culpable de “abuso sexual” en dos de los diecisiete casos en los que lo acusaban, ambos cometidos contra el denunciante conocido como “Gabriel”.

Consideró que el delito se vio agravado por ser un sacerdote encargado de la guarda de la víctima, que en ese momento tenía trece años.

El cura fue absuelto de los otros quince cargos que habían presentado los abogados querellantes que representan a otros dos jóvenes, identificados como Ezequiel y Luis.

Grassi no podrá ausentarse de su casa durante mas de veinticuatro horas ni abandonar el país, pero sí ingresar en la Fundación Felices Los Niños acompañado por una persona que él mismo puede elegir y vivir en una quinta frente al predio.

Frente a los tribunales hubo incidentes entre seguidores del cura y grupos que apoyaban la condena.

Habrá apelaciones de todas las partes involucradas y de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carloto, quien pedirá que vaya preso de inmediato.

El sacerdote calificó como una “aberración” al fallo y dijo que los jueces “no tuvieron la valentía de hacer las cosas bien en esta primera instancia”.

“Demostraron que las acusaciones son una mentira y que ahora lucharán contra las pruebas”, expresó el condenado.

Por Continental, el presidente del tribunal que juzgó al religioso católico intentó justificar la libertad otorgada: “nosotros el análisis que hemos hecho era una continuación de lo que la jueza de Garantía había determinado: la condena no está firme y, cuando la sentencia quede firme, tendrá que ir preso.”

“Grassi podrá ir a un lugar de chicos, pero no solo. Nosotros no podemos fijarle una persona porque él cumplía con todo, con él no hubo peligro procesal, ni fuga”, expresó Luis María Andueza.

“Nosotros no pensamos que Grassi pueda ser reincidente por eso le permitimos ir al hogar”, acotó en Magdalena Tempranísimo.

“A mí no me remuerde la conciencia de dejar a Grassi libre”, lanzó el magistrado.

Magdalena le expresó a Andueza su “vergüenza de ser argentina y que la Justicia se administre de esa manera”, a lo que éste repuso: “a mí la experiencia me dice que no son las cosas como usted dice, a Grassi todas las reglas que impusimos la cumplió.”

“No hay un veedor que siga a Grassi, no le pusimos control porque no sospechamos que Grassi no cumpla las reglas”, insistió con frescura.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008