Opiniones

24/5/2009

Fuente: Urgente24

Inédita alianza Clarín-Carlotto: De los hijos de Ernestina a los niños de Grassi

Las versiones que especulan que el predio que ocupa la Fundación Felices los Niños en el barrio porteño de Chacarita lo ambiciona una ONG vinculada a los derechos humanos, fueron realimentadas por la abrupta intervención en el caso, exigiendo a la Justicia la condena del cura Julio César Grassi, de Estela Barnes de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo. Sorprendió la firmeza de Carlotto avalando a Grupo Clarín en un tema que interesa abiertamente al multimedios, de acuerdo a un lector que envió la siguiente nota:













POR RODOLFO TOLEDO | 21/05/2009

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Dato Nº1: Abuelas de Plaza de Mayo es querellante en la investigación de la supuesta apropiación de 2 hijos de detenidos-desaparecidos por Ernestina Herrera de Noble, exigiendo que el análisis de ADN se realice con todo el Banco Nacional de Datos Genéticos y no sólo con las 2 familias que se presentaron en un primer momento, con el patrocinio de Alcira Elizabeth Ríos, como querellantes (Gualdero-García, por Felipe Noble Herrera como posible hijo de María del Carmen Gualdero, desaparecida el 8/06/1976, embarazada de 9 meses; y Miranda Lanuscou, por Marcela Noble Herrera, en teoría hija de Matilde Lanuscou,(vista por última vez el 03/09/1976).

Dato Nº2: Alicia Barnes de Carlotto no fundó la organización no gubernamental Abuelas de Plaza de Mayo. Las 12 fundadoras de la ONG fueron:

> Mirta Acuña de Baravalle
> Beatriz H. C. Aicardi de Neuhaus
> María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena.
> Eva Márquez de Castillo Barrios
> María Isabel Chorobik de Mariani
> Celia Giovanola de Califano
> Clara Jurado
> Leontina Puebla de Pérez
> Raquel Radio de Marizcurrena
> Vilma Delinda Sesarego de Gutiérrez
> Haydee Vallino de Lemos
> Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, quien fue reconocida como presidente Nº1 de Abuelas.

¿Qué opinarían ellas del enfoque de Carlotto en su relación con Grupo Clarín?

Según Carlos Rodríguez, en Página/12, el diario que se dice que es controlado societariamente por Clarín pero que financia el Estado, Carlotto exigió la condena del cura Julio César Grassi, cofundador de la Fundación Felices los Niños.

Si en un juicio se consigue justicia, eso nomás sirve muchísimo para una sociedad que descree de tantas cosas. Si se llega, por fin, a la condena de una persona abominable, eso sirve para dignificar a la Justicia y gratifica a la gente”, dijo Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo y del Comité de Seguimiento de la Convención por los Derechos del Niño, acerca de cómo debería cerrar el juicio por abuso sexual y corrupción de menores que se sigue contra el cura Julio César Grassi, publicó Página/12.

Una condena fuerte, como la que se está pidiendo para los crímenes que ha cometido este cura, va a ser muy gratificante, porque se van a poner las cosas en su lugar. Siempre que hay justicia, eso es beneficioso para la sociedad”, dijo Carlotto, presionando a los integrantes del Tribunal Oral Nº1 de Morón, a quienes la fiscalía pidió 30 años de cárcel para Grassi.

Y remató: "Están todos los elementos. Están las víctimas, que han declarado con total coherencia y veracidad. Es muy penoso revelar algo tan secreto como es la violación de un niño. Esto va a producir un escarmiento y una tranquilidad para que esta fundación, que tiene que seguir su camino, pero en otras manos, empiece a dar cobertura a los chicos para ayudarlos. Acá se maneja mucho dinero y se vivía de tapar la verdad con una visión idílica. Ahora hay una nueva denuncia contra el cura (en el Hogar San José de Chacarita), que no la hicimos nosotros sino la propia Iglesia".

¿Por qué el tema Grassi es importante para Grupo Clarín? Obviamente que es un caso donde el holding juega su credibilidad, como consecuencia primaria de los acontecimientos. Luego, juega posibles consecuencias judiciales posteriores, en caso de conseguir Grassi un fallo favorable.

Precisamente esto introduce el dato Nº4: La historia de la revanchas y ataques de Clarín contra sus adversarios en el mercado o contra quienes simplemente osaren impedir alguno de sus negocios, tiene antecedentes en la Justicia como le ocurre por estos días al padre Julio Grassi, denostado como sospechoso de 17 abusos sexuales contra niños, según ha difundido el gran diario argentino a través de todos sus medios radiales y televisivos.

El caso del Padre Grassi, virtual enemigo público Nº 1 para el multimedios, no puede compararse  a una lucha de gigantes como la descripta más arriba, porque al cura solo lo acompañan quienes han seguido de cerca su trayectoria y todos aquellos que saben que esta campaña urdida por el Grupo Clarín, como en otros casos, se basó en datos falsos proporcionados por testigos falsos, la mayoría obtenidos por el aporte profesional de la productora periodística Myriam Lewin, ex montonera detenida en la ESMA y acusada por ex desaparecidos que volvieron a la vida, de colaboracionista con los grupos de tareas que lideró Emilio Massera.

Frente a todo esto resulta preocupante que aparezca gente supuestamente desinterasada como Estela Carlotto que dijo estar esperanzada en que “se lo sancione con una condena ejemplar” o la candidata Elisa Carrió que dijo estar segura de que “Grassi no es inocente por su cara…”

La historia de la venganza de Clarín contra el padre Grassi de la que no se atreve a hablar con todas las letras el animador y vicepresidente de la Fundación Felices los Niños, Raúl Portal, reconoce antecedentes de cuando el cura fue representado por el abogado Oscar Salvi, en un litigio que mantuvo la Fundación contra la empresa que producía el programa de Susana Giménez por Telefé, donde se recibían donaciones a través de llamadas telefónicas.

Esas donaciones eran promovidas como mecanismos de recaudación para ayudar a la Fundación del sacerdote dedicada íntegramente a dar albergue, contención afectiva, educación y resocializacion a chicos procedentes de hogares de padres violentos, familias desestructuradas o simplemente abandónicas por razones económicas. En todos los casos, esos chicos que eran asignados a la Fundación y llegaron a sumar 6.000 aunque en la actualidad su número se redujo a 4.500, pasaban primero por un estudio de asesores de menores y de asistentes sociales que, tras evaluar el cuadro traumático del niño en su casa familiar, elevaban sus conclusiones a un juez quien los remitía al cuidado de la Fundación. Desde allí los niños en su nuevo hogar pasaban ser menores  judicializados.

Aquellos programas de llamadas pagadas que juntaban donaciones con la excusa de ayudar a la Fundación fueron un excelente negocio para la diva, su pareja de entonces Jorge Rodríguez y para el ex montonero ya fallecido Horacio Galimberti, que idearon el exitoso mecanismo recaudador que les dejó a ellos 20 millones de dólares y a la Fundación sólo 680 mil dólares eso, tras un arreglo en sede judicial, después que la propia Susana Gimenez le reprochara en su programa a Grassi “Usted quiere hacer un Hotel Sheraton para los chicos…"

¿Qué ocurrió después? Cuando Grassi dio por terminado el litigio comenzó a ser presionado por el Grupo Clarín  (el abogado Salvi podría dar detalles de esto) para que realizara una nueva demanda contra la animadora que era la causa principal de que Telefé fuese primero en audiencias en forma ininterrumpida a lo largo de una década y condenara con ello a Canal 13 a un eterno segundo lugar en las preferencias del publico.

Una y otra vez el cura dijo estar satisfecho con el arreglo que alcanzó con la productora de SG y se negó a continuar demandándola tal como quería Clarín , en represalia porque la diva jamás aceptó un contrato con el dúo Noble-Magnetto y con ello le impidió liderar la audiencia de TV a Canal 13, a pesar de los numerosos Martín Fierro que obtenían por entonces, más el monopolio de las imágenes de los goles los domingos  a las 10 de la noche.

La salida entonces fue dirigir la venganza al cura y así comenzó la cacería del titular de la Fundación Felices los Niños desde los descubrimientos exclusivos de Telenoche Investiga.

La historia de Clarín con su ciclo televisivo Telenoche Investiga reconoce varias  equivocaciones graves, como la ocurrida en la provincia de Salta cuando el célebre programa que conduce María Laura Santillán, esposa del director de  noticias del canal de cable TN, dijo haber descubierto a empresarios del ramo turístico en Salta, que vendían servicios sexuales utilizando a jovencitas menores de edad.

Aquel episodio que derivó en un juicio caratulado 'Barrantes, Juan Martín–Molinas de Barrantes, Teresa –Tea S.R.L. c/ Arte Radiotelevisivo Argentino s/ Sumario' –Expte. N° C–46.559/99 y “Pastrana, Antonio c/ Artear Argentina S.A. - Canal 13 de Televisión y/o TN Noticias – Canal 14 y/o quién resulte responsable s/ Sumario: Daños y Perjuicios por delito y/o cuasidelito” – Expte. N° 2 C–006809/97 del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de 11° Nominación–Expte. de Sala N° 5115/02 terminó con una multa para el canal que, no obstante, siguió utilizando su método poco ético para castigar a quienes osan poner piedras en su camino.

En el caso de la provincia de Salta, uno de los empresarios afectados por la cámara sigilosa de Canal 13 demostró ante el tribunal interviniente “que quedó probado que el video en cuestión fue armado, compaginado, editado con imágenes y relatos del conductor de acuerdo a la historia creada y que se silenció el resultado final, luego de la investigación penal”.

La actuación que le cupo estos días al Grupo Clarín en su batalla contra Grassi generó una serie de coincidencias que parecen confirmar la intención de hacer morder el polvo al cura, apelando una vez más a la manipulación informativa.

Primero se ordenó el desalojo compulsivo de los 37 niños y adolescente que vivían en la sede Chacarita. La orden provino de una jueza de Capital, Miryam Rustan de Estrada que ayer dijo en el programa a Fuego Lento que conduce Clara Mariño, que la investigación había comenzado en el año 2003. Qué curiosa confesión fue llevar  el asunto durante tanto tiempo para culminar con la orden de desalojo seis años después  y casualmente  a pocos días de pronunciarse el fallo contra Grassi.

Otro detalle más curioso aún,  que tal vez haya que preguntarle al empresario Alberto Pierre, propietario  del Canal 26, es por qué el lunes Raúl Portal anunció que había sido invitado al programa con el padre Grassi y un vecino de Charlone al 700 y, a último momento la invitada fue la señora jueza, cuya declaración hoy fue gentilmente repetida por el Canal TN.

La señora Rustan de Estrada que debe haber llegado a ser jueza de familia por avales de la Iglesia Católica seguramente se espantaría si supiera que su hermano Santiago, sempiterno interventor del PAMI durante y después de la dictadura, y luego vicepresidente de la Legislatura porteña, apadrinaba a una célebre legisladora Mirta Onega que echó a un colaborador tildándolo de “judío de mierda”.

En fin, está claro que hay una mano negra contra Grassi ,porque las flamantes acusaciones que comprometerían a la Fundación en su sede de Chacarita, según lo aclaro la magistrada,  parten de testimonios hallados en los legajos de los chicos y confeccionados por los propios voluntarios que trabajan en la sede y, si como explicó Rustan de Estrada, ayer en Canal 26, el delito de la entidad benéfica fue no haber puesto personal idóneo (psicólogos, asistentes sociales y psiquiatras) primero debería responderle a la sociedad por qué tardó seis años en detectarlo y si nunca se le ocurrió ordenar al Estado que debía proporcionar esos profesionales o subsidiar sus contratación.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008