Opiniones

12/5/2009

Hogar de Chacarita
Funcionaria YAEL BENDEL
para reclamar $5,40.- gastó $65.-


La comisionada de Jalil y Rustan de Estrada

La Dra. YAEL BENDEL, abogada que llevó adelante la intervención de auditoría por parte del Consejo de Defensa del Niño, Niña y Adolescente se dedicó a reclamar de manera autoritaria durante toda su gestión a los empleados de la Fundación Felices los Niños. La abogada del Gobierno de Macri controla a la Fundación y ¿a ella quién la controla?. En este caso vamos a controlarla nosotros y el lector podrá ver en pequeño la calidad de los que vinieron a enseñar a la Fundación "como deben hacerse las cosas".

Los chicos del Hogar San José Obrero venían muy tensionados por la presencia de intrusos presentes enviados por Jalil y la Jueza Rustan de Estrada.


Cubiertos Voladores

Un día caluroso de enero entre dos de los chiquitos hubo una discusión y volaron en medio de ella los cubiertos de la mesa. Los integrantes del Consejo, quienes solo anotaban (solo eso hacían) informaron a Yael Bendel lo ocurrido. Esta funcionaria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires rápidamente mandó secuestrar todos los cubiertos del Hogar y se los llevó, sin explicación alguna ante los reclamos de los mismos chicos. Hasta el día de hoy los tiene en su escritorio. Esa noche debieron comer con muletos encontrados en otro cajón. Esto sucedió el miércoles 14 de enero del 2009.


Compra de cubiertos descartables

Anoticiada la impulsiva YAEL BENDEL el jueves 15 de enero mandó comprar 40 juegos de cubiertos descartables (40 tenedores, 40 cuchillos y 40 cucharas). Ella después dijo que eran 60 cubiertos pero en realidad el Hogar recibió 40. Gastó viáticos del Consejo con la Empresa de Taxis que tienen a su disposición para que un empleado "camine, camine" buscando precios en cumplimiento del recado. Es interesante, antes de seguir, buscar los costos de los descartables ya que no todo el mundo los compra.

Veamos los precios en la empresa líder JMS PACKAGING:


Art. 4600/03- Tenedores Blanco/Cristal 10 x 100 unid $4.50
Art. 4605/08- Cuchillos Blanco/Cristal 10 x 100 unid $4.50




Art. 4614 Cucharas sundae linea PP blanca 20 x 100 unid $2.55


O sea que 40 tenedores descartables son $1,80 ; 40 cuchillos descartables son $1,80.- y 40 cucharas descartables son $1,80.-: total gastado por Yael Bendel: $5,40.-


Más cara que los cubiertos

A continuación lea la Carta Documento -más cara que los cubiertos comprados- enviada por Yael Bendel para intimar no se sabe a qué ni por qué


Lo inexplicable: intimados para no cumplir normas de higiene

Esta funcionaria -que durante toda su gestión bastardeó a los directivos de la Fundación- despilfarró los fondos del Estado mandando constantemente -de acuerdo a sus arranques- numerosas Cartas Documentos que las pagamos todos nosotros.

Las conclusiones huelgan, solo nos queda decir que esta experta en niños que reclamaba limpieza, orden e higiene pretendía que los cubiertos "DESCARTABLES" se usaran como HABITUALES. Sabe bien ella que estos deben usarse solamente UNA VEZ y después tirarlos de acuerdo a lo pautado por la Organización Mundial de la Salud y las normas de higiene que rigen los servicios de catering de aviones, buses y comedores escolares especialmente.


Juicio por 5 mangos

Pero léase la Carta Documento con atención y vea el lector que a la vez amenaza con accionar judicialmente si los cubiertos descartables se descartan. Y en el hipotético caso que comenzara una acción judicial, YAEL BENDEL movería la maquinaria judicial del Estado para reclamar desde el mismo la suma de $5,40.-

Honorarios de un abogado: $5.000.- Gastos de sellado y varios: $150.- Viáticos: $200.- En total, en su esquema, la eficiente empleada estatal gastaría $5.350.- para reclamar a la Fundación Felices los Niños la suma de $5,40.-


Zapallo, Verdura: los descartables a la basura

Apenas llegaron los cubiertos descartables al comedor de los chicos, estos tenían un asado y se volvieron locos para comerlo. Reclamaban sus cubiertos pero eso fue vano porque estaban muy lejos, "en el escritorio de Bendel". Con furia, terminaron engrasados después de comer con la mano, luego de años educándolos a comer con cubiertos. Apenas comieron el postre ellos mismos tiraron los descartables de Yael Bendel a la basura. Inmediatamente el auditor de turno del Consejo, Antonio Galarza, avisó a la abogada quien más enojada ordenó que inmediatamente saque todos los cubiertos de la basura y sean lavados para volver a usarse. La cocinera advirtió que ya lo había puesto en el tacho grande donde estaban mezclados con pañales y otros restos que pueden ser impregnados en el plástico. - ¡NO!, gritó Bendel: - ¡Qué de inmediato se pongan los cubiertos a lavar!

Por esta razón el 19 de enero, Bendel manda esa inédita Carta Documento, gastando $65.-

Cuando los chicos fueron a Embalse Río Tercero en Córdoba Yael Bendel mandó otra carta documento exigiendo que en la Colonia Cordobesa coman con cubiertos descartables. Pretendía que ante la mirada de los otros grupos que comían con cubiertos de metal, ellos se humillen comiendo con descartables. Afortunadamente no fue posible hacerle caso.


Ir por lana y salir trasquilado

Más allá de lo ínfimo de los números que estamos planteando en relación a tantos gastos, lo que provoca indignación es que no se puede exigir a una Institución sin subsidios de la manera que la Justicia y el ejecutivo de la Ciudad han hecho. Cuando la Hermana María Elena, presidenta de la Fundación, fue a reclamar subsidios para el Hogar San José Obrero al Jefe de Gobierno la mandaron a la Dirección de Culto por ser monja (cosa totalmente inexplicable ya que lo que buscaba no era en virtud de su ser sino de su misión, y los fondos solicitados eran por la acción social y no pastoral).

En la Dirección de Culto le dijeron que ellos tenían poca plata presupuestada y que le podían dar para comprar un Megáfono (aproximadamente $200.-) para las procesiones o allí pedir permiso cuando saquen a las calles a su santa patrona para que puedan cortar el tránsito de la cuadra. La Hermanita agradeció y se fue vacía y decepcionada. Poco tiempo después gastaron 15 personas de la Municipalidad para auditar a ver qué hacía la Fundación SIN PLATA, a ver en qué se equivocaban para así poder cerrar el Hogar, para ver si -sin dinero- no podían pagar el personal y de esa manera tildarlos de ineficientes, todo esto bajo la atenta mirada de una hipócrita estructura. Estaban puestos para MIRAR tipo Gran Hermano mientras los actores hacían lo imposible para comprar los alimentos cada día, pagar la luz, el gas, el teléfono, el mantenimiento y todos los requerimientos que ellos soliciitaban (QUE LA FUNDACIÓN PINTE, CORTE EL PASTO, PONGA LOS CARTELES LUMINOSOS DE SALIDA DE EMERGENCIA, ETC). La Fundación cuadriplicó el personal por pedido de los auditores. Pero ellos el subsidio no lo aportaron. Echaron a la cocinera profesional de la Fundación, quien cumplía un menú hecho con nutricionistas y ahora cocinan ellos mismos lo que venga. La última cena -a la realización de esta nota- fue: fideos con tuco (sin carne ni pollo ni nada más) y duraznos sacados de la Despensa de la Fundación, a la que para acceder le rompieron el candado. Vea el menu de la Fundación y compare.

La Fundación sigue por los caminos de la justicia para reclamar por estos chicos que la burocracia y la maldad están pisoteando sus derechos.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008