Novedades del Juicio

29/4/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   1 0 5

Sinopsis del centésimo quinto día


Alegato de la Defensa

El miércoles 29 de abril comenzaron los alegatos de la Defensa del Padre Julio César Grassi.

El Dr. Ricardo Malvicini, uno de los abogados del Padre Julio César Grassi comenzó por desentrañar el irregular inicio de la Causa contra el sacerdote fundador de Felices los Niños, desde el “canallesco programa de Telenoche Investiga” hasta los alegatos de la Fiscalía de Juicio y querellantes. Con un discurso jurídico sólido y pruebas indiscutibles el letrado dejó en claro una por una las irregularidades del Proceso que mostraron que la Causa contra el Padre Grassi vulneró su derecho a Defensa de manera flagrante y se armó de manera ilegal. La exposición del Dr. Malvicini fue brillante, sin agravios y dio mucha luz a los Jueces. Los alegatos dedicarán una jornada por denunciante, teniendo el día final dedicado a generalidades.


Creciendo en Grassi

En la entrada de Tribunales se convocaron muchas personas humildes de Capillas de las zonas periféricas a la Fundación para rezar el Rosario por el Padre Julio César Grassi. Se instaló nuevamente frente a Tribunales una Secta llamada Creciendo en Gracia liderada por el portorriqueño José Luis De Jesús Miranda, quien dice ser “Jesucristo hecho hombre otra vez”. Este líder poco serio tiene como divertimento apostólico insultar y burlarse del Papa:


En la Argentina han arribado a distintas provincias y en Buenos Aires tienen su sede en San Justo.

Este líder sectario manda a sus adeptos a gritar al Padre Grassi improperios basados en el enardecido odio que Miranda impulsa a sus seguidores, no solo contra el Papa sino también contra los sacerdotes y Pastores evangélicos. Veamos este adoctrinamiento en Brasil:

Llegaron a hacer una comparación que escuchamos a Juan Pablo Gallego en su alegato y nos recuerda al abogado de Carlotto en la manera de manipular cifras, que quien sabe de donde las saca. Vea como comparan al Papa con Bin Laden (a este último lo llaman “bendecido”)

Con un sistema muy parecido a Telenoche Investiga arman programas de abusos imputando a sacerdotes con el final ideológico: Celibato, doctrina de Demonios.

Y con una actitud psicopática anuncia y promueve atentados contra el Papa, contra Roma, contra el Vaticano.

Esta gente, que aplaude a Juan Pablo Gallego a su ingreso, es quien provocó en el día 105 del Juicio a quienes pacíficamente quisieron orar a la Virgen María y ellos, fieles a su Fundador, los atropellaron. Igualmente ellos ganan haciéndose propaganda y “robando cámara” montándose al conflicto del Padre Grassi y pretenden crecer en la Argentina a costa de él. Su deseo es crecer en estas tierras y hacerse conocer usando al Padre Grassi, su lema por lo tanto sería: creciendo en Grassi.

A continuación les dejamos los datos que InfoRies ofrece acerca de esta Secta:




BOLETÍN MONOGRÁFICO: CRECIENDO EN GRACIA

1. José Luis de Jesús Miranda, el “nuevo cristo” de Iberoamérica.

2. Seguidores de “Jesucristo hombre” se tatúan el 666.

3. Miembros venezolanos: “no creemos en Jesús de Nazareth”.

4. Autoridades, católicos y evangélicos de Venezuela, preocupados por la secta.

5. Creciendo en Gracia se defiende.

6. Detienen a líder venezolano del grupo por actos inmorales e incitación a la violencia.

7. El “Jesucristo hombre” pretende cerrar todas las iglesias.

8. Convocan jornada nacional para tatuarse el 666 en Colombia.

9. Apologista católico plantea sus críticas a Creciendo en Gracia.


1. José Luis de Jesús Miranda, el “nuevo cristo” de Iberoamérica.

FUENTE: Secretaría RIES – Varios medios

Como ya anunciábamos en el boletín anterior, dedicaremos el presente a informar sobre la secta Creciendo en Gracia, que ha estado recientemente en el candelero, apareciendo su líder y sus adeptos en numerosos medios de comunicación iberoamericanos y de otros muchos países. ¿Qué grupo es éste, cuáles son sus doctrinas y cuál es su implantación? En este número pretendemos ofrecer una información amplia y seria, dentro de lo posible.

Recientemente, en medio de un servicio y ante su congregación, José Luis de Jesús Miranda reveló su ‘nueva encarnación’. En 1988 anunció ser la encarnación del Apóstol Pablo, en el 2004 se proclamó Jesucristo hombre y ahora en el 2007 se autodenomina: El Anticristo. Que este puertorriqueño se crea Pablo, Jesucristo o el Anticristo es descabellado, pero que miles de feligreses lo sigan en cada una de sus transformaciones, es tan alarmante como peligroso, tal como afirma el medio digital evangélico Noticia Cristiana.

“Esto significa que el control que tiene sobre las personas es tan asombroso que sin importar lo que él diga la gente lo seguirá”, ha afirmado Daniel Álvarez, profesor del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad Internacional de la Florida (FIU). “Yo sólo espero que no se transforme en Jim Jones”, añadió. El poder de persuasión que De Jesús tiene sobre su congregación se hizo evidente una vez más, cuando una gran cantidad de miembros de Creciendo en gracia, imitando a su líder, se tatuaron el número 666 o las siglas SSS (seis, seis, seis) en sus cuellos, brazos o piernas.

“Esta es la congregación del Anticristo” aseguro De Jesús refiriéndose a los miembros de la secta que lidera desde su sede principal en el Doral, Florida. En un vídeo publicado en Internet, De Jesús se autodenomina el Anticristo de forma irónica. Él interpreta como Anticristo a todo aquel que no imita a Jesús de Nazaret, y como para él imitarlo es un lujo que no se pude dar, entonces se convierte en Anticristo. Proclama que es «anti-Jesús de Nazareth, pero pro-resucitado». Y entre otras aberraciones anti-bíblicas, asevera que el «pecado no existe» y que «el diablo no existe». Además se lamenta: «Es una pena que la gente confunda Anticristo con Satanás. Cómo reflejan su insensatez, su ignorancia. El anticristo es el mejor amigo de la iglesia porque hace que vea a Jesús después de la cruz».

Daniel Álvarez, en entrevista con CBS4, declaró que De Jesús puede estar jugando con la ambigüedad de la palabra Anticristo, lo cual puede significar ‘tomar el lugar de Cristo’. En otras palabras, como él clama ser el Cristo de la segunda venida, rechaza continuar adorando al viejo Cristo: Jesús de Nazaret. Los líderes cristianos aseveran que Miranda está distorsionando las Sagradas Escrituras con interpretaciones que acomoda, para promover sus propios ideales. «Lo que él hace es tratar de crear su propia secta» expresó al Nuevo Herald el Rev. Julio Pérez de la congregación Nueva Esperanza.

José Luis De Jesús Miranda tiene 60 años y nació en Ponce, Puerto Rico. Creció en un barrio pobre, estuvo en la cárcel por robo y dice que se convirtió en un adicto a la heroína cuando tenía 14 años. De Joven pasó de grupo en grupo. Primero fue católico, luego pentecostal y hasta dijo ser bautista, pero tras una supuesta visión en 1973, se convirtió en un enviado del Señor. De Jesús cuenta que una noche de 1973, mientras vivía en el estado de Massachussets (USA), se despertó ante una visión de dos hombres al pie de su cama, quienes le anunciaron la llegada del Señor. Y finaliza su historia diciendo que Jesús, «vino y se integró en mí».

«Desde ese día, no puedo aprender de nadie más», le expresó De Jesús al rotativo semanal Miami New Times, del sur de Florida. Según él, una voz interior le manifestó que se debía mudar a Miami. Estando allá y con la ayuda de un estudio de televisión, fundó la secta Creciendo en Gracia. En 1998 De Jesús comenzó a pregonar que él era la reencarnación del Apóstol Pablo y dos años más tarde durante la convención mundial de Creciendo en Gracia, realizada en Venezuela, Miranda se proclamó ‘Jesucristo hombre’. «Dios amó tanto al pueblo de habla español que me envió en un cuerpo puertorriqueño» dijo al Diario de Hoy del Salvador.

El líder de Creciendo en Gracia preside una organización que incluye cerca de 300 congregaciones, 200 pastores, 287 programas de radio y varias paginas de Internet. Según Miranda tiene más de cien mil seguidores y asegura que su mensaje llega a millones de hogares más a través de su canal de televisión que se transmite las 24 horas. El Miami Herald publicó recientemente que varios de los miembros de esta Iglesia son hombres de negocios que dan un porcentaje de sus ganancias a De Jesús. Donde quiera que va lo escoltan varios guardaespaldas y cuando se le pregunta por todas estas extravagancias por parte de “un mesías” responde -en obvia alusión a Jesucristo y sus apóstoles- que «mi antecesor tuvo doce». Miranda dice que todo lo que posee se lo han regalado sus seguidores, quienes le llaman Dios, Jesús hombre y hasta ‘papi’.

Miranda, de 60 años, predica que no existe el mal o el pecado, lo que ha despertado la ira de muchos cristianos, que le ven como a un farsante, y de algunos expertos que temen que lleve a sus feligreses a un destino tan macabro como el que encontraron los Davidianos del «profeta» David Koresh en la matanza de Waco, Texas, en 1993. Pero el fundador de «Creciendo en Gracia sigue siendo recibido con mariachis en los aeropuertos. Miranda afirma que «el espíritu que habita en mí es el mismo que estaba en Jesús de Nazaret», lo que le convierte en el mismo Dios. Sus seguidores, ni que decir tiene, le adoran por ello. Se calcula que Miranda podría tener más de un millón de fans en lugares tan distantes como Australia, Argentina o España. «Jesucristo hombre» tiene un canal de televisión, programas de radio y varias websites para mantener la llama.

Tal como informa Marta G. Hontoria, corresponsal del diario español La Razón en Washington, lo que es indiscutible es la velocidad de su carrera religiosa. Nacido en Puerto Rico, Miranda creció en una familia pobre y desde niño se dedicó al robo y el trapicheo. Su adicción a la heroína le puso de patitas en la cárcel, donde parece ser que «volvió a nacer». Años más tarde, ya en EE UU, Miranda fundaba en Miami Creciendo en Gracia. Era 1986 y entonces aún no clamaba ser Dios, pero ya trabajaba como pastor adoctrinando a quien se pusiera por delante sobre la ausencia del pecado: «Todo el mundo está predestinado a salvarse». A medida que iba creciendo su congregación, Miranda se envalentonó y, en 1998, anunció ser la reencarnación del apóstol Pablo. Hace dos años, en una convención de Creciendo en Gracia en Venezuela se declaró así mismo Cristo.

Miranda ha amasado también en los últimos años una gran fortuna. Porque Creciendo en Gracia siempre espera que sus feligreses sean generosos, y en sus reuniones el cepillo se pasa nada más empezar y acepta tarjetas de crédito. El año pasado se embolsaron 1,4 millones de dólares que administra con gracia Joane, la tesorera e hija de Miranda. Las aportaciones de su rebaño permiten al «pastor» llevar una vida confortable, como muestran los anillos de diamantes que lucen sus manos, sus relojes Rolex y los BMW y Lexus blindados («por protección») a las puertas de su casa.


2. Seguidores de “Jesucristo hombre” se tatúan el 666.

FUENTE: AP

Aunque ya informábamos sobre esta noticia en el boletín nº 17, ahora ampliamos los datos gracias a lo publicado por la agencia Associated Press, desde Florida, donde tiene su sede central la secta Creciendo en Gracia. Rodeados de una multitud de camarógrafos, un grupo de sonrientes y bien vestidos miembros del grupo se congregaron recientemente en un comercio de South Beach para hacerse tatuajes con el símbolo de su profeta: 666.

Los miembros de Creciendo en Gracia (Growing in Grace), secta con sede central en Doral -muy cerca de Miami- dicen que siguen el ejemplo de su líder, José Luis de Jesús Miranda, quien ha dicho ser Jesús y que recientemente se declaró el Anticristo. Los críticos han calificado a Miranda como el líder de una secta que manipula a sus seguidores. Los miembros responden que él les ha traído felicidad y plenitud espiritual.

"Esto confirma lo que yo creo realmente'', dijo Álvaro Albarracín, de 38 años, que dirige una productora cinematográfica que se incorporó a la secta hace más de una década. Mostró un vendaje que cubría un reciente tatuaje con el numeró 666 en su antebrazo. “Es como una marca. Como un signo”. Es un signo poco grato para la mayoría de los cristianos, ya que durante siglos esa cifra ha sido asociada con Satanás. Pero para la treintena de miembros que se tatuaron el 666 además de SSS -las siglas del lema de Miranda, “Salvo siempre salvo”- es un marca de su absoluta fe en su líder.

Los miembros de la secta dicen que el símbolo no los vincula con Satanás sino con la afirmación de Miranda de que ha reemplazado las enseñanzas de Cristo con un nuevo evangelio. Los expertos y los críticos del movimiento dicen que los tatuajes ofrecen una prueba inquietante de la influencia que Miranda ejerce sobre sus seguidores. “¿Qué va a hacer ahora para llamar la atención sobre sí?”, se preguntó Daniel Álvarez, un instructor en el departamento de estudios religiosos de la Universidad Nacional de la Florida que ha estudiado el movimiento. “Esto significa que su control sobre la gente es tan grande que, no importa lo que les diga, lo seguirán”.

En el salón de tatuajes de Doral, una mujer lucía una camiseta con el retrato de Miranda y la frase en español “El Señor ha llegado”. Otros vestían camisetas y gorras con el 666. Las cámaras enfocaban el sillón de tatuajes mientras la artista Jessica Segatto, con las manos enfundadas en guantes de goma rosados y con una voluminosa cruz de plata, tatuaba cuidadosamente el 666 en los tobillos, antebrazos, espalda y en un caso el cuello de los seguidores del grupo. Algunos miembros dijeron que decidieron asistir a la sesión de tatuaje -en respuesta a un anuncio de la secta la semana anterior- para demostrar su adhesión a la visión de su líder. Otros dijeron que esperaban que el símbolo provocase interrogantes sobre el movimiento. “Supuse que si lo tenía en la pierna la gente lo iba a notar y luego preguntar”, dijo la portavoz Axel Poessy.

Miranda -quien predica que el pecado y el demonio fueron destruidos cuando Jesús murió en la cruz y que los elegidos de Dios ya se han salvado- ha erigido un movimiento masivo en torno de su persona. Sus seguidores lo llaman “Papi” y “Dios” y lo inundan de regalos, como relojes Rolex de 5.000 dólares, y a veces el 40% o más de sus salarios. Los líderes evangélicos han denunciado a Miranda aduciendo que distorsiona el mensaje de la Biblia. El reverendo Julio Pérez, de Nueva Esperanza, un grupo comunitario religioso en Hialeah, dijo que Miranda se promovía a sí mismo en vez de ayudar a los miembros de su movimiento. “Lo que está haciendo es tratar de crear su propia secta”, afirmó.

Miranda tenía unos pocos centenares de seguidores cuando lanzó su iglesia en un depósito de Hialeah hace unos veinte años. Hoy lidera un movimiento global desde su sede en Doral que dice tener 335 centros de educación, 200 pastores, 287 programas radiales y una rede de televisión de 24 horas en español que llega a dos millones de hogares, incluyendo por pedido especial de algunas compañías de cable. Solamente Miranda y su lugarteniente, Carlos Cestero, están autorizados a predicar.

En sus sermones, Miranda pone énfasis en la riqueza y el éxito como señales del favor de Dios. Muchos de sus miembros son propietarios de negocios que dan una parte de sus ganancias a Miranda, dijo Albarracín, que supervisa las donaciones corporativas a la iglesia y que ostenta el titulo “empresario de empresarios”. Albarracín, que maneja la productora fílmica Miami La Entertainment, dijo que entregó el 20% de sus ganancias al movimiento cuando vendió su empresa de conexión con la red, Dialtone, por más de 16 millones de dólares en 2001.

La guatemalteca Martita Roca, de 25 años, cantante del sur de la Florida y actriz, dijo que a veces entrega el 40% de su salario al movimiento. Dijo que tatuarse fue otro modo de demostrar su compromiso. “Para toda esa gente que ora por nosotros para que nos salgamos de este movimiento, esto demuestra que no damos marcha atrás”, agregó Roca de sus tatuajes. “Esto es para asegurarme de que todos me asocien con esta visión”. Luz Fuentes, de 51 años, una ex católica que se incorporó a Creciendo en Gracia en 1990, dijo que ella y su hermano dan al movimiento hasta el 50% de las ganancias de su empresa hipotecaria de Hallandale, Apos Mortgage. “Apos” es la abreviatura de “apóstol”, uno de los nombres que se le dan a Miranda. Este figura en el cibersitio de la compañía como su director general.

“Anticristo” es el más reciente de una serie de títulos que Miranda se ha atribuido. En 1988, Miranda anunció que era la reencarnación del apóstol Pablo. En 1999, se autocalificó como “El otro”, un superser espiritual que viene sentar las bases para el segundo advenimiento de Cristo. En el 2004 proclamó ser Jesucristo. Esta afirmación hizo que algunos miembros prominentes desertaran del movimiento, incluyendo su primera esposa Nydia y su hijo José‚ Luis Jr., quienes iniciaron su propia iglesia en Puerto Rico.

En enero, durante un servicio en su iglesia, Miranda se sacó el abrigo y reveló el numeró 666 tatuado en un antebrazo. “Esta es una congregación de Anticristos”, afirmó, en medio de silbidos y vivas. El número 666 aparece en el Apocalipsis, en el Nuevo Testamento, que detalla la visión apocalíptica del apóstol Juan sobre el ascenso del Anticristo, las tribulaciones y el retorno de Cristo. En este libro bíblico, una bestia cornúpeta aparece sobre la Tierra y exige que todos graben su marca, el 666, en la mano derecha o en la frente.

Los expertos en nuevos movimientos religiosos dicen que la oposición de Miranda a otras religiones, y su atribución de ser la única autoridad espiritual legítima, semeja las enseñanzas de algunas sectas. “Es claramente un grupo de orientación personalista”, dijo Rick Ross, un asesor en la lucha contra las sectas con sede en Nueva Jersey. “Está definido por las afirmaciones de de Jesús Miranda”.

Nick Woodbury, director del grupo evangélico Cristo para Miami (Christ for Miami), dijo que la mayoría de los cristianos rechaza las enseñanzas de Creciendo en Gracia por considerarlas antibíblicas. “En el sector evangélico cristiano, los consideraríamos una secta”, agregó Woodbury, quien se ha desempeñado como misionero en Colombia del grupo Misión de Latinoamérica (Latin American Mission), con sede en Miami. “Toman la Biblia, pero su interpretación es muy distorsionada”.

Los seguidores de Miranda han arremetido contra la cristiandad organizada porque creen que su profeta sigue el verdadero evangelio, según dicen. Sus adherentes han perturbado el desarrollo de procesiones católicas en Viernes Santo y han protestado frente a una reunión de una iglesia evangélica en el Tropical Park de Miami. En julio, destruyeron folletos publicados por los Testigos de Jehová y otros movimientos cristianos durante una marcha por el centro de Miami. Los expertos preocupados por el crecimiento del movimiento dicen que esperan que la más reciente afirmación de Miranda provoque dudas entre algunos de sus seguidores.


3. Miembros venezolanos: “no creemos en Jesús de Nazareth”.

FUENTE: Panorama Digital

Creciendo en Gracia tiene centros en Caracas y en otros 11 estados de Venezuela, según la información ofrecida hace unos días por el diario Panorama Digital. Ante la noticia de tatuarse el 666 a imitación de su líder, el miembro venezolano Jairo Hernández dijo en Maracaibo: “Damos a conocer el gobierno de Dios en la Tierra, en la figura de Jesús hombre, representado por José Miranda”. En Cabimas, Hugo Andara declaró: “Nos tatuaremos el ‘666’ el martes 6 de marzo”.

La periodista Mariana Albarrán señala en este medio que Maracaibo, Cabimas, Ciudad Ojeda y San Rafael de El Moján son focos de la doctrina del llamado Ministerio Creciendo en Gracia, secta que difunde el mensaje del puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda, quien afirma ser Jesús hombre y el Anticristo. En 18 estados de Venezuela la secta está presente e, incluso, en cuatro entidades reciben la señal de Telegracia, una estación de radiotelevisión que funciona desde el año 2004. Las conferencias de Miranda o “Jesús hombre” difunden a sus seguidores los estudios bíblicos únicamente del Nuevo Testamento y de los libros escritos por San Pablo.

El movimiento funciona en la capital zuliana en una casa ubicada en La Pomona, que está totalmente rotulada con la fotografía del gurú del movimiento y con varias citas bíblicas de Hebreos y Romanos. Una bandera blanca, celeste y amarilla, con el emblema de la organización, da la bienvenida a los creyentes del supuesto ministerio. “Aquí recibimos a todos. No hacemos ninguna prohibición a nadie. Somos el centro educativo Creciendo en Gracia y nuestro fin es sembrar el gobierno de Dios en la tierra en la figura de Jesús hombre (José Luis de Jesús Miranda)”, señaló Jairo Hernández, responsable de la congregación en Maracaibo.

Hernández es oriundo de Cali, Colombia, tiene 40 años, pero recibió la nacionalidad venezolana y lleva dentro del movimiento más de cinco años. Este hombre tiene en su pecho un tatuaje que señala: Jesús nombre nuevo y eterno. La acción forma parte de los mandatos del líder que ordena grabar en los tobillos, antebrazos, cuello o en otro sitio visible el 666. “Somos 20 personas las encargadas de difundir el mensaje evangelizador, pero nos podemos llegar a reunir más de 100. Todos los domingos nos congregamos en el terminal de pasajeros para escuchar la charla de Jesús hombre y actualizar nuestro conocimiento”.

La formación es fundamental, ya que el saludo de Miranda es colocar dos dedos en su frente, en señal de trabajar con el conocimiento de la palabra bíblica. El pecado, el diablo, el castigo y la condenación no existe para este ministerio, que proclama a viva voz que durante 2.000 años la Iglesia católica ha engañado a los hombres. “No creemos en Jesús de Nazareth. La Biblia hay que reeditarla y eliminar todo el Antiguo Testamento. Estamos sometidos a la voluntad de Jesús hombre, anticristo y la bestia, y rechazamos todas las normas del judaísmo, ya que no prohibimos nada”.

“SSS” es otro símbolo que caracteriza a Creciendo en Gracia y define la filosofía de salvo siempre salvo. El cabecilla de esta secta fijó que las actividades y operaciones son sostenidas con las colaboraciones y aportes de los miembros. “Semanalmente, los fieles entregan una asignación monetaria llamada siembra que es depositada en una cuenta bancaria. Gran parte de los recursos son enviados para el ministerio en Miami”. En la sede de la Florida, epicentro del estilo de la espiritualidad de Miranda, muchos de los seguidores han manifestado que entregan hasta el 50 % de sus ingresos.

“Los que nosotros sembramos (dinero) lo recogeremos después”, señaló el líder local. Mientras que la secta se consolida en Estados Unidos, Puerto Rico, Colombia y Costa Rica, en Maracaibo los seguidores anuncian que realizarán seminarios en prestigiosos hoteles y que emprenderán la construcción de un edificio detrás del Hospital General del Sur y se tatuarán el 666 en una parte visible de su cuerpo.


4. Autoridades, católicos y evangélicos de Venezuela, preocupados por la secta.

FUENTE: Panorama Digital

La Iglesia católica de Venezuela ha reaccionado ante esta ofensiva mediática del grupo Creciendo en Gracia. William Delgado, obispo de la Diócesis de Cabimas, exhortó a la colectividad de la Costa Oriental del Lago para que se mantenga alerta ante la presencia de la secta Creciendo en Gracia en Cabimas, Ciudad Ojeda y otras dos ciudades zulianas. “En este país hay libertad de culto y nosotros respetamos todas las creencias, pero me parece que esta secta, por lo que leí en la prensa, no tiene mayor fundamento. Sin embargo, hay que conocer su evolución histórica, cuál es su origen”.

Sobre la convocatoria para realizar una jornada colectiva de tatuajes en Cabimas el 6 de marzo, cuando esperaban congregar a 500 personas, opinó que no tiene ningún sentido, tal como podemos leer en el diario Panorama Digital, en un artículo de Oraida Basalo. El prelado añadió: “Me parece un fanatismo eso de tatuarse el número 666. ¿Eso qué quiere decir? Es bueno que las familias se mantengan muy prudentes porque algunos pueden estar tomando cualquier iniciativa y sentirse atraídos por estos grupos”. Lamentó que los integrantes de Creciendo en Gracia afirmen que no creen en Jesucristo, “porque su vida y su obra están sustentadas por más de 2.000 años de historia”.

Por otro lado, la Arquidiócesis de Maracaibo designó al presbítero Miguel Ospino para seguir el caso de Creciendo en Gracia. Ospino declaró en el mismo diario, desde Barquisimeto, que existen sectas que no tienen origen histórico y por ello crean su propia doctrina. “La secta que funciona en Maracaibo va contra todos los lineamientos de la palabra de Dios. El pecado existe y el diablo es un ser espiritual; no se puede negar su condición”. El presbítero recordó que Miranda debe saber que Pablo difundió las enseñanzas de Jesús y siempre le brindó el respeto que merece como el verdadero Dios. “Esta gente contradice las verdades de fe; sólo puede conducir a la destrucción e incluso a la locura”.

Según la información facilitada por el mismo periódico venezolano, Larry Martínez, capellán y representante de la Iglesia Jesucristo Rey Señor, manifestó públicamente su rechazo a la Ministerio Creciendo en Gracia. “El es un hereje. Ya llevo varios meses investigando a esta secta y puedo dar fe de que su líder no reúne las condiciones para ser Cristo porque contradice los mandatos de las Escritura. Lo que dice son puras barbaridades”, señaló Martínez. Agregó que debe ser motivo de preocupación tanto para las iglesias cristianas evangélicas como parla católica este tipo de manifestaciones en el mundo, según el artículo firmado por Maidolis Ramones.

Además, la directora ejecutiva del Consejo Municipal de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente (Cmdna) en la localidad venezolana de Cabimas, Lesbia Nava, informó que planean una consulta con los líderes religiosos de la organización Creciendo en gracia de la zona, a fin de conocer a fondo sus creencias y alcances proyectados hacia el sector más vulnerable de la población: los pequeños.

Según la información publicada por Marielys Zambrano en el mismo diario, esta funcionaria señaló que “Una vez que revisemos el caso nos reuniremos todos los consejeros la semana próxima. En una asamblea donde se debatan las aristas, fijaremos una posición que luego haremos pública para el conocimiento de padres y representantes”. Nava afirma que hasta ahora, desde este Cmdna, nunca han emitido un comunicado de alerta sobre organizaciones religiosas cabimenses, de manera que la postura que asuman será posterior a la entrevista que mantengan con los líderes de la secta y acudan a algunas de sus reuniones.

“Hace tiempo nos hablaron de una granja en las adyacencias de Simón Bolívar donde adoctrinaban niños sobre una religión extraña. Nunca dimos con el paradero. En Venezuela hay libertad de culto, pero, también nuestras leyes fomentan que los niños sean criados con valores, en familia y armonía con su prójimo”. Un habitante de Cabimas, Jesús Fernández, alertó que la sede donde se reúnen es muy concurrida por los estudiantes de la escuela técnica.


5. Creciendo en Gracia se defiende.

FUENTE: Panorama Digital

Frente a la polémica creada en Venezuela por las últimas actuaciones de Creciendo en Gracia, representantes de la secta se han dirigido a los medios de comunicación defendiéndose: “Nosotros no somos satánicos. Conformamos un Centro Educativo Internacional, llamado Creciendo en Gracia, que ayuda a superarse a las personas, pero nunca practicamos un ritual satánico ni nada que tenga que ver con sacrificio pues no creemos en Satanás”, explicó el pastor Hugo Andara, el encargado de la organización en el municipio Cabimas.

Según la información firmada por Neiro Palmar y publicada en Panorama Digital, el ministro de este grupo manifestó que “no practicamos ningún ritual, ni oraciones, ni peticiones, no hacemos milagros, ni oraciones por sanación”, pues simplemente “ayudamos a entender el evangelio a la gente”. Andara acudió al periódico, en compañía de la pastora Yaneth Gutiérrez y la colaboradora Paola Villalobos, para aclarar que son una organización mercantil debidamente registrada. Creciendo en Gracia está registrada en el Ministerio del Interior y Justicia bajo el expediente número 34, tomo 3, protocolo 1, perteneciente al tercer semestre del año 2005.

“Nunca hemos obligado a alguien a realizarse tatuajes para la salvación, pues nosotros nacimos salvos porque somos hijos de Dios, aunque hay un llamado a tatuarse en nuestra página web, sólo fue una estrategia para que la gente se acercara y conociera nuestro trabajo”, precisó Yaneth Gutiérrez. Indicó que el 666 no es un símbolo diabólico pues “los tres seis representan tres S (Salvo Siempre Salvo) y está explícito en la Biblia, específicamente, en el Apocalipsis 13:18. Simplemente, nos regimos por una estructura, debido a que somos una organización mundial, lo único que hacemos es cantar alabanzas a Dios, leer la biblia y recaudar fondos de manera voluntaria”.

Por otra parte, Luis Planas, pastor de un centro educativo en Caracas, perteneciente a la secta, puntualizó que ellos no creen en los mandamientos, sostienen que el pecado no existe y que no practican ningún rito litúrgico, entre ellos los sacramentos.


6. Detienen a líder venezolano del grupo por actos inmorales e incitación a la violencia.

FUENTE: Panorama Digital – Orbita – El Universal

Panorama Digital también informaba sobre la reclamación que hizo la justicia venezolana del líder local de Creciendo en Gracia en Maracaibo, Jairo Hernández, por la acusación de los delitos de actos inmorales e incitación a la violencia. “Estoy firme en mis creencias, ya que por medio de esta seré transformado de lo mortal a lo inmortal. Me tatuaré el 666 y lo celebraré”, expresó Hernández desde Polimaracaibo, donde se encontraba entonces bajo arresto preventivo, después que el organismo de seguridad efectuara un allanamiento, en la casa del presunto pastor, el pasado 27 de febrero.

Ingrid Dugarte, directora de Polimaracaibo, dijo a Panorama Digital que las investigaciones continuarían, según la información firmada por Mariana Albarrán. En el arresto de Hernández se encontró un lote de películas pornográficas, imágenes de religiosas rotas y un listado de personas que buscaban tramitar su visa para salir del país. La acción fue emprendida gracias a la orden del fiscal cuarto y el juez duodécimo. En el Código Penal en el artículo 285, se describe que: quien instigare a la desobediencia de las leyes o al odio entre sus habitantes o hiciera apología de hechos que la ley prevé como delitos, de modo que ponga en peligro la tranquilidad pública, será castigado con prisión de tres años a seis años.

Ingrid Dugarte determinó que es importante prevenir cualquier acción de estas sectas con matiz satánico y que en algunos casos incurren en la prostitución infantil y otras actividades ilícitas. “Queremos evitar que se le inculquen ideas adversas a nuestros jóvenes”, afirmó. También indicó que "nosotros no nos oponemos a la libertad de culto, pero cuando se usa la información para otro fin, la Policía deben actuar". Dugarte informó que tienen conocimiento de que existen más de 20 personas que están ligadas a la secta. Añadió la funcionaria que "la comunidad exigió que la Policía se hiciera presente en el inmueble, en función de presuntos cultos, actos y enseñanzas. Allí, conseguimos videos y películas pornográficas que se van a chequear y serán pasados directamente a la Fiscalía, quien llevará el caso en adelante".

José Nevado, directivo del Consejo Municipal de Derechos del Niño y del Adolescente de Maracaibo, estarán pendientes de las posibles consecuencias o efectos en nuestra población. También indicó que el niño que se encontraba en la casa presentaba problemas de hidratación y sería trasladado a un centro asistencial, según recoge la agencia Orbita. “Es importante que los padres estén pendientes de la educación de sus hijos y de las personas que buscan modificar los valores familiares y religiosos”, añadió.

José González, subdirector de Polimaracaibo, señaló que las investigaciones continuarán para tratar de contactar a las personas que militan dentro de la agrupación pseudorreligiosa. Rosa León, propietaria de lugar de culto, dijo que el inmueble se encontraba en pésimas condiciones y por ello la cedió para que alguien la cuidara. “Hablé con Jairo y le pedí que quitara los avisos. Soy cristiana evangélica y no aprobé nunca sus ideas”, expresó.

Por su parte, el comisario José Primera, director de la brigada de Control Urbano de Maracaibo, indicó que se está investigando la legalidad de Hernández dentro del país, ya que su origen es colombiano. “El hombre no posee un permiso del Ministerio del Poder Popular del Interior y Justicia para su estancia en el territorio venezolano y la cédula que presentó parece estar forjada o ser montada”.

Antes de que Hernández fuera retenido por Polimaracaibo se marcó en su frente el 666, como muestra de su creencia en el anticristo. “Éste es el signo de la bestia y de la salvación, todos los debemos tener para poder salvarnos y cumplir con Jesús hombre o el apóstol Miranda. No crean en la Iglesia”, gritaba. Panorama Digital habló con Jairo Hernández, líder local de Creciendo en gracia, mientras se encontraba retenido en las instalaciones de Polimaracaibo. “Estoy firme en mis creencias, ya que por medio de éstas seré transformado de lo mortal a lo inmortal. Me tatuaré el 666 y lo celebraré”. Hernández argumentó que el diablo no existe y José Luis de Jesús Miranda es Dios y el anticristo. “Al salir del arresto buscaré apoyo en mi congregación y también solicitaré orientación legal”.

El imputado resaltó que siente que sus derechos han sido violentados y que los vídeos pornográficos son de su propiedad y a nadie interesa el uso. En la vivienda también se encontraban la esposa de Hernández y un bebé de cuatro meses. “Invadieron mi vida privada y el dinero que recibo mensualmente de los creyentes es depositado en la cuenta del ministerio”. El responsable del centro educativo dijo que esperaba las órdenes de sus superiores y de sus compañeros, pese a que todavía no lo han llamado o contactado.

"Me llevaron detenido por decir que no existe el diablo, por decir que no existe el pecado, por decir la verdad y taparle la boca a los mentirosos católicos", dijo el líder local de la secta. En la vivienda, hallaron santos rotos, víveres y medallas con mensajes alusivos al Anticristo. "Educamos con el evangelio de la incircuncisión, que lo trajo Dios a través del apóstol Pablo, quien explica que el diablo no existe, que él ya fue destruido. Yo uso el 666, o el nombre del Anticristo, título que le dan a Dios, para que la gente nos pregunte y entonces nosotros explicarles, eso se llama reinar en vida", aseguró Hernández, según recoge la información la periodista Mónica Castro en el diario El Universal.

Agregó que en Maracaibo existen más de cien personas vinculadas con la organización Creciendo en Gracia (cuya sede central está en Miami), "pero actualmente hay 20 fieles activos. Todos los días iba gente a mi casa para recibir información a través de DVD y verbalmente. También iban algunos menores, hijos de cada familia, a quien llamamos la superraza. En Zulia en total, funcionan cuatro centros en Ciudad Ojeda, Cabimas, El Moján y Maracaibo", acotó. Según Hernández, "la gente por agradecimiento colabora, conforme la persona haya prosperado semanalmente".

Aseguró que la sede principal de esta organización en Venezuela está ubicada en la ciudad de Caracas, "pero pronto vendrá nuestro líder (José Luis de Jesús Miranda, gurú del movimiento que habita en Miami), aunque eso depende la actitud de los empresarios locales".

Auspicio Viloria, quien dice ser el primer pastor del Ministerio Creciendo en Gracia en Maracaibo, se acercó a Panorama Digital para aclarar que el ministerio no posee ningún pacto con el diablo, ya que no cree en su existencia. Viloria narró que se retiró hace dos años del grupo porque se desvió de sus ideales, como la evangelización. “Jairo se está equivocando con Miranda, ya que manipula a la gente para que dé grandes sumas de dinero para el ministerio, llenándoles el cerebro con mensajes espirituales que convencen”.

El comisario José González, subdirector de Polimaracaibo, informó que a Hernández se le otorgó finalmente una medida cautelar y que está obligado a presentarse ante los juzgados cada 15 días. “También será sometido a una evaluación psicológica para verificar su salud mental. El examen se realizará en el Hospital Psiquiátrico de Maracaibo”. La medida fue dictaminada después que el fiscal cuarto autorizara, el allanamiento a una de las sedes del movimiento, antes citado. Hernández, de 40 años y de origen colombiano, fue el único detenido en Maracaibo de la secta Creciendo en Gracia. Se le sigue un proceso judicial por incitación a la violencia y actos contra la moralidad.


7. El “Jesucristo hombre” pretende cerrar todas las iglesias.

FUENTE: El Digital de Monterrey

Reproducimos a continuación algunos extractos de un interesante artículo publicado en El Digital de Monterrey, diario mexicano que ha seleccionado en un artículo anónimo algunos aspectos interesantes de Creciendo en Gracia.

Sin lugar a dudas vivimos tiempos extraños; dos mil años han pasado desde que Dios mandó a su único hijo para salvarnos, hoy a falta de un enviado celestial contamos al menos una decena de autoproclamados Mesías. Sin embargo de entre el puñado de inadaptados, sobresale un puertorriqueño de 60 años, que viaja en autos de lujo y tiene una larga historia de drogas y problemas con la ley.

José Luis De Jesús Miranda cuenta que en 1976 dos seres celestiales lo llevaron a un corredor de mármol en donde una aparición se fusionó con su cuerpo y comenzó a hablar en su interior. De Jesús cree que él y el Señor Jesucristo se convirtieron en uno en ese mismo instante. Sus doctrinas son por demás extravagantes. Le dice a sus seguidores que pueden vivir de la forma como les plazca porque el pecado no existe y que el diablo está muerto. También enseña la preexistencia, la creencia de que los seres humanos antes de formarse en el vientre de la madre, fueron creados en espíritu, desde antes de la fundación del mundo.

Asegura que las iglesias cristianas son dirigidas por “ministros de Satanás” y anima a los miembros de su organización para que lleven a cabo protestas en los servicios y eventos cristianos de diferentes iglesias. Alienta asimismo a los miembros de Creciendo en Gracia a que les digan a voz en cuello a las personas que «¡El diablo fue destruido!», y que porten pancartas proclamando esto mismo. Según Mariah Blake, la reportera del periódico Miami New Times, tales protestas han copado la atención de los titulares de las noticias en Miami y a todo lo ancho de América Latina. En Colombia, por ejemplo, los seguidores de José Luis De Jesús recientemente llevaron a cabo protestas simultáneas en 22 ciudades.

De Jesús no oculta sus intenciones. Y le dijo a la reportera del periódico de Miami: «Mi propósito es cerrar todas las iglesias para que así pueda comenzar la iglesia verdadera. Usted bien puede decir que estoy llevando a cabo la reforma más grande que haya ocurrido jamás». Sí, es obvio que podemos decir eso: ¡Que ya anda suelto otro mentiroso, estafador y discípulo de Satán, buscando a los incautos para arrastrarlos a su secta y esclavizarlos!

Es más que evidente que se trata de un ladrón sin escrúpulos. Vive en una mansión, conduce un automóvil BMW, anda adornado con costosos diamantes y gasta 300 mil dólares anuales en guardaespaldas. Mientras tanto, mucho de su personal dona su tiempo y entrega un 80% de su ingreso a la iglesia. Por lo visto Satanás tiene una fórmula más elaborada para conseguir dinero. Esto mismo ocurre con innumerables mensajeros del “evangelio de la codicia”.


8. Convocan a jornada nacional para tatuarse el 666 en Colombia.

FUENTE: Vanguardia Liberal

Según el diario colombiano Vanguardia Liberal, el ‘Anticristo’ rondará el próximo 13 de marzo las calles de la localidad de Bucaramanga. Ese día, el 666 quedará estampado en los cuerpos de los casi 600 feligreses que en la capital santandereana están congregados a la secta Creciendo en Gracia, dirigida por el puertorriqueño José Luis De Jesús Miranda, quien se hace llamar Jesucristo Hombre o el mismo Anticristo. Ese día también, en al menos 60 ciudades del país se cumplirá la singular jornada que pretende masificar el pensamiento del hombre que asegura haber sido escogido por Jesucristo para venir a salvar al mundo.

“La hemos denominado la jornada nacional del tatuaje 666 y durante la misma, los miembros del ministerio Creciendo en Gracia, en forma voluntaria van a tatuarse ese símbolo de Dios o las siglas SSS, que significa salvo, siempre salvo”, sostuvo Ernesto Briceño, líder de esa organización en Bucaramanga. Para Briceño -quien se declaró fiel y ferviente seguidor y creyente de la palabra de su máximo líder- “… el acontecimiento significa un respaldo a Jesucristo Hombre, pues el Señor ya regresó en su última manifestación como el apóstol José Luis (De Jesús Miranda) y está aclarando lo oculto de las tinieblas.

En otras palabras, De Jesús Miranda convertido en anticristo, como lo pregonan sus fieles en la capital santandereana y en los lugares del mundo donde existen, profetiza las mismas enseñanzas que impartía en los tiempos bíblicos el apóstol Pablo. Sin embargo, en historias de Mesías el mundo ha conocido también muchos y mucho. Por ejemplo, en Bucaramanga, para portavoces de organizaciones cristianas como el del Movimiento Misionero Mundial, Rodrigo Muñoz Zafra, “… el cuento de Creciendo en Gracia sólo se lo creen quienes siguen las falsas promesas de su máximo líder (José Luis De Jesús Miranda).

Este pastor cristiano comparó a Creciendo en Gracia como una doctrina diabólica y satánica. “Es falso lo que pretende pregonar esa secta; para mí es una farsa y un engaño que se está haciendo a la gente incauta que lo sigue. Ya lo dice la Biblia… en los últimos tiempos aparecerán muchos falsos profetas que se harán pasar por el salvador, este señor puertorriqueño es uno de ellos”, sostuvo Muñoz Zafra. Frente a esta aseveración, Briceño señala que el llamado “apóstol De Jesús Miranda no sólo es Jesucristo hombre, sino el anticristo de la religión, porque le enseña a la iglesia a quitar los ojos de Jesús de Nazaret para ponerlos en el resucitado”.

Pero hay más sobre este misterioso personaje de Creciendo en Gracia. Sus opositores aseguran que exige abultadas donaciones, incluso del 50% de los ingresos de sus seguidores y le gusta que le regalen finos detalles como relojes, joyas y obras de arte. Sobre esta aseveración, los voceros de la secta en Colombia aseguran que no es cierto que alcancen porcentajes de hasta un 50 por ciento de sus ingresos. Todos los aportes son voluntarios, subrayan.

Frente a las acusaciones de tergiversar la Sagrada Escritura, Briceño ha señalado que “es respetable la posición, lamentablemente sujeta a la doctrina que han aprendido. Generalmente todas estas personas que hacen esas afirmaciones no tienen forma de probarlo, no tienen ninguna evidencia bíblica. Y es lamentable que digan que él (José Luis De Jesús Miranda) nos manipula y nos engaña, cuando no es cierto”. Según este líder local, De Jesús Miranda “no obliga a nadie a tatuarse el 666, en ninguna de las 63 iglesias de Colombia. Quienes sí han estado equivocados por más de dos mil años son quienes piensan así de nosotros y a esos es que Jesucristo Hombre viene a denunciar”.

Según el máximo líder en la capital santandereana del movimiento Creciendo en Gracia, Ernesto Briceño, la feligresía en estos momentos podría alcanzar las 2.000 personas. Se reúnen en el Hotel El Pilar los miércoles y los domingos, pues los cultos se realizan a la vez que los de las distintas congregaciones y conectados a la central en Miami, Estados Unidos. Quien quiera pertenecer a Creciendo en Gracia no debe cumplir con ningún requisito especial. “Simplemente amar la verdad. No hay requisito, no hay membresía, porque Dios no exige nada de eso. Nosotros no conocemos a nadie según la carne. Una persona puede ser alcohólica, homosexual, tener la debilidad que sea, eso no lo juzgamos nosotros. Lo que hacemos es enseñarle el evangelio y que aprenda a gobernar su debilidad y mejorar día a día”, dice Briceño.

Por su parte, Jorge Eliécer García, sacerdote católico de Colombia, ha escrito el siguiente comentario, que reproducimos íntegro a continuación: “Ese movimiento Creciendo en Gracia tiene una identificación que pone en tela de juicio todo lo que uno pueda oír de ellos. Yo no sé si estoy equivocado, pero todo el que ingresa a este movimiento debe dejarse marcar por el 666.

Eso ya es de entrada un elemento que pone en tela de juicio la misión que ese señor (José Luis De Jesús, líder de Creciendo en Gracia) quiere realizar. Porque fuere lo que fuere, con la connotación que el número tiene dentro de la demonología, etc, si usted entra en algún lugar y tiene que dejarse marcar para poder pertenecer a ellos, significa que ya le están robando a la persona su identidad y al derecho a la intimidad, porque empieza a ser pública.

En segundo lugar, los principios que promulga este señor (José Luis de Jesús) son totalmente idos de la realidad. Es decir, donde la pobreza campea, donde el delito campea, etc, no es posible venir a hablar ahorita de mesianismos de fiestas, de mesianismos de cielos, de mesianismos de ausencia de dolor, eso no cabe dentro de la realidad de una persona que quiera organizar algo que vaya a favor de la misma humanidad.


9. Apologista católico plantea sus críticas a Creciendo en Gracia.

FUENTE: Defiendetufe.org

En la web de apologética católica Defiende tu fe, publicada por el movimiento Misioneros de la Palabra de Dios, su fundador y director actual Martín Zavala ha escrito un largo artículo de discernimiento sobre la secta Creciendo en Gracia y sus últimas noticias, reproducidas a lo largo de este boletín. Para Zavala, los “adeptos y seguidores de la secta Creciendo en Gracia andan sumamente equivocados cuando relacionan el 666 algo bueno y positivo”, ya que “la Biblia es suficientemente clara en afirmar que Anticristo es el ‘estar contra Cristo’ pues niega a Jesucristo y todo aquel que lo diga ser tiene todo el derecho a hacerlo pero no tiene nada de cristiano, sino todo lo contrario”.

Según este profesor, José Luis de Jesús Miranda “les ha 'tomado el pelo' y es un error fruto de la ignorancia en el campo bíblico. En lugar de ir ‘creciendo en gracia’ mas bien esa secta debería de llamarse ‘cayendo en desgracia’, pues eso sí lo saben hacer muy bien”. Además, señala que “sin duda que ahora que los adeptos de esta secta 'cayendo en gracia' se están poniendo un tatuaje con el 666, al igual que su líder, simplemente ponen al descubierto su verdadero que es el de estar contra Jesucristo y convertirse en charlatanes y falsos profetas que se aprovechan de la ignorancia de sus seguidores”.

Seguidamente, Zavala indica los principales errores doctrinales de esta secta, que son los siguientes, con sus propias palabras. En primer lugar, dicen que "El Diablo ya no tiene ningún poder y no existe". Su dirigente, Miranda, y sus seguidores dicen que el diablo "ya no existe" o lo que es lo mismo que ya no tiene ningún poder. Leen Heb 2,14 y lo toman literalmente. Luego acusan a todas las iglesias de supuestamente ocultar esta verdad. Dicen que si el diablo ya fue vencido por completo con la muerte de Jesús en la cruz, entonces no tiene ningún poder.

Por otro lado, dicen que "Ya no existe el pecado ni hay pecadores. Que son solamente errores". Era de esperarse algo así de esta agrupación. Si el diablo no existe pues tampoco hay pecado. Vuelven a tomar la Sagrada Escritura literalmente al estilo de las sectas fundamentalistas. Leen Heb 9,26 y rápidamente concluyen que si Cristo ya pagó por los pecados entonces ya no hay pecado. Increíble, pero hay gente que conoce tan poco de la Biblia, que hasta eso le creen a este charlatán con disfraz de profeta.

Ellos mismos afirman que su fundador tuvo una "experiencia" en diciembre de 1976. Que de joven a menudo robaba para comprarse heroína pues era un drogadicto. Entonces, una fría noche de diciembre, él dice que se despertó para encontrarse flanqueado por dos fornidos hombres que le dijeron: “el rey de reyes vendrá a ungirte.”, luego dice que estaba parado en un luminoso corredor de mármol donde trompetas sonaban con gran estruendo y una figura avanzó lentamente hacia él. Entonces empezó a oír la voz de ese hombre en su cabeza.“Él dijo, ‘Abre tu Biblia’”, recuerda De Jesús. “Así que la abrí en Romanos 6. y Él dijo ‘Lee eso ... significa que tú estás muerto al pecado; el pecado no puede reinar en tu vida.” La experiencia dejó a De Jesús transformado. “Desde ese día, no puedo aprender de nadie – y digo, de nadie”, dice. Ahora él cree que esa fue la noche de la segunda venida de Cristo.

Como lo habrás notado no hay nuevo en su supuesto sueño o visión, aunque yo digo que mas bien fue una pesadilla. No hay nada nuevo pues el mismo cuento dicen los mormones y los testigos de Jehová y los sabatistas y muchas otras sectas evangélicas que se fundaron mediante una supuesta revelación. Al parecer sigue habiendo mucha gente que cree más a los sueños que a la Biblia. Así que el origen de esta secta es tan humano como cualquier otra secta, con la diferencia que ahora ya no son errores bíblicos sino horrores los que están divulgando.

En 1986 empezó a predicar su controversial mensaje. Después de haber estado en un programa radial por tres meses, De Jesús rentó un local en Hialeah, lo llenó con 300 sillas, e invitó a los radioescuchas para un seminario de fin de semana. Para su sorpresa, el mismo dice, se aparecieron 500 personas. “Así por así,”, se maravilla De Jesús. “Creciendo en Gracia había nacido”. O sea que ni el mismo se creyó que hubiera gente que aceptaría sus barbaridades doctrinales. Un año después, en 1987, se autoproclamó como “El Otro” – un semidiós que sentaría las bases para el regreso del Señor. Finalmente en el 2004 se nombró a sí mismo Jesucristo y la última autoridad sobre el evangelio. Claro. Ya se había dado cuenta que en este mundo actual, cualquier mentira bien dicha convence a los ingenuos e ignorantes ávidos de novedades.

Otro aspecto que señala Zavala es el de sus excentricidades, que antes escandalizarían por parte de un pastor, pero que ahora son aplaudidas. Dice ser Jesucristo hombre (JH), pero a diferencia del verdadero, éste se viste con finos trajes y usa anillos con diamantes incrustados, conduce un BMW serie 7, y viaja con un batallón de guardias de seguridad que usan trajes oscuros y audífonos visibles. Así que dice ser Dios encarnado y no puede cuidarse solo. Vaya con este hombre de este grupo "cayendo en gracia".

Incluso tiene el descaro de afirmar que el costo de su seguridad corre arriba de los 300.000 dólares al año. Además, sus devotos continuamente derrochan en De Jesús dinero y regalos extravagantes. Y su doctrina lo estimula. Por eso es común oír testimonios de sus seguidores que le entregan abundantes cantidades de dinero. Con que razón San Pablo dijo: " ...Para algunos la religión es puro negocio" (1 Tim 6,5). Como alguien lo dijo en nuestros tiempos: "Si quieres hacerte rico funda una secta" y Miranda... sí que lo sabe hacer.

Tiene un canal de televisión en Colombia desde el cual propaga sus herejías y locuras como cuando dijeron: “Pero pronto, todos los países en el mundo tendrán una sola cabeza, nuestro padre José Luis de Jesús Miranda”. Por supuesto, su canal se llama 'Telegracia'. Los niños de los seguidores de De Jesús estudian listas de vocabulario con términos como ministros de Satanás, y enemigos de la cruz de Cristo y practican marchas con adultos que con pancartas en mano dicen “Somos la súper raza”.

Por último, Martín Zavala afirma que la propia familia de Miranda lo abandonó y le critican sus mentiras en la actualidad. Su hijo abandono la secta cuando su padre dijo que era Jesucristo en la tierra. Muchos pastores se salieron y dentro de los amotinados estaba el hijo de De Jesús, José Luis Jr., quien había liderado una congregación en Colombia así como también desempeñaba actividades en la sede central. José Luis Jr. dice: “Una vez que mi padre empezó a presentarse a sí mismo como Dios”, explica, “ya no había espacio para interpretaciones diferentes. Él perdió toda la responsabilidad para con la congregación y su familia. Se convirtió en José Luis la estrella”. El fundador de esta secta simplemente dice que el problema real es que “no se quiso someter a mí”.

Las cuatro hijas adultas de De Jesús también se resistieron, así como su entonces esposa, Nydia. “Una vez ella dijo: ¿no te molesta engañar a tanta gente?”, así que a finales de 1999, De Jesús la dejó. En marzo del siguiente año, él dice que estaba viviendo en Colombia con una mujer llamada Josefina, quien se convertiría en su segunda esposa. Y en agosto del 2002 los acuerdos del divorcio fueron firmados. Ella tomó una casa en Puerto Rico y una pensión por divorcio de 144.000 dólares al año.

Casi tan pronto como los papeles fueron llenados, José Luis Jr. Denunció a Creciendo En Gracia. “Yo estaba histérico”, recuerda, “¿cómo puede (mi padre) decirle a la congregación que Dios ha guiado su vida entera y le ha revelado los secretos del Evangelio, pero no pudo arreglar su matrimonio?”. Júnior luego se mudó con su madre a Puerto Rico, donde ambos viven hoy día. Él rehusó hablar con su padre por dos años. La confusión ha alejado a algunos de los creyentes. Mientras que alrededor del mundo han aumentado, la congregación en Miami ha visto dividir sus números de 800 a 500 personas, de acuerdo a Iván López. “Hemos tenido mucha persecución”, dice como forma de excusa.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008