Noticias

21/4/2009

Fuente: TELAM

Tras el pedido de la querella, Grassi dijo que no dejó de ser "el papá de los chicos de la fundación"


El cura aseguró que se sometió al juicio “como un ciudadano más” y que nunca se escudó en la Iglesia para que le tengan piedad. Y reiteró que los peritos comprobaron que "no soy homosexual, no soy pedófilo ni tengo ningún otro tipo de parafilia". Fue poco después de que la querella pidiera 37 años de prisión por abuso y corrupción de menores.

Julio César Grassi, acusado de abuso sexual y corrupción de menores dijo hoy que nunca se amparó en la Iglesia para que le tengan piedad y rechazó las acusaciones de pedófilo, que ayer argumentó la querella para pedir un pena 37 años contra el cura.

"Me sometí a juicio como un ciudadano más. Nunca me escudé en la Iglesia ni en la fundación (Felices los Niños) para lograr que me tengan piedad pero tampoco dejo de ser sacerdote y papá de los chicos de la fundación dentro del juicio", dijo el cura en declaraciones telefónicas a Télam.

A pocas horas de escuchar el pedido de 37 años de prisión por parte de Juan Pablo Gallego, abogado del Comité Argentino de Derechos del Niño (CASACIDN), el cura dijo que los peritos oficiales de la Causa Calafate concluyeron que "no soy homosexual, no soy pedófilo ni tengo ningún otro tipo de parafilia".

"Es agraviante y sin base científica esa acusación", dijo Grassi, y aseguró que la conclusión de los peritos oficiales del Calafate (Bonotto, Mendicoa y Mendoza) fue coincidente con la del perito de parte, presentado por sus abogados.

Grassi negó además que el abogado de CASACIDN haya hablado con el cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio, y el obispo de Morón, Luis Guillermo Eichhorn.

"Se muestra como un católico comprometido con la Iglesia y que tiene una relación fluida con mis superiores. De todos ellos, sólo habló con Monseñor Laguna y el obispo ya aclaró personalmente y en público, que jamás le dijo a Gallego que su vida corriera algún riesgo por culpa mía o que deseara una condena para mí".

Grassi apuntó contra el abogado que ayer cerró los alegatos de la querella y lo acusó de "atacar directa o indirectamente a la Iglesia, aunque ahora busque aflojar su relación con ella".

"Recién ahora Gallego toma esta posición. Antes hablaba de celibato como elemento para explicar situaciones de abuso, al compararlo con un dique que permanentemente podía desbordar", señaló.

Ayer, después de su alegato, Gallego dijo que "la acusación nada tiene que ver con el celibato ya que los peritos demostraron que Grassi tiene una personalidad que preexiste a esta profesión, la que usó para ocultar su pedofilia".

Grassi defendió además su vida de sacerdote y aseguró que su vida es austera, ante los señalamientos de Gallego referidos a la quinta donde trabaja actualmente. "La pobreza salesiana no es no tener nada, sino tener al servicio de los desamparados y uno ser totalmente desprendido", dijo el sacerdote.

El cura aseguró que "si el terreno de la quinta donde tiene su oficina frente a la fundación hubiera sido chico, él se hubiera instalado allí igual, pero explicó que "no consiguieron otra cosa".

"No uso la quinta como tal, es una gran oficina y las habitaciones, depósitos", explicó. El sacerdote dijo que él es quien "recauda más para la obra y que debe estar cerca de la fundación para seguir trabajando en ella".

"No fui yo quien destruyó la fundación. Tras la crisis institucional producto de esta causa que se inició en 2002, la fundación se sostiene con más voluntarios que antes. Ahora, hay mucha gente que se acercó a ayudar. Pero tengo que soportar que Gallego los desprecie porque dice que no están capacitados".

El juicio contra el cura seguirá el 29 de abril con el alegato de la defensa, que se prolongará durante cinco días.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008