Noticias

20/4/2009

Fuente: Revista Gente y la Actualidad Nº 2282- 14 de abril de 2009

"Soy inocente y sé que volveré a estar con mis cientos de hijos"

En poco más de un mes el juicio por diecisiete supuestos hechos de abuso sexual que enfrenta el sacerdote llegará a su fin. El fiscal pidió una condena de treinta años y su prisión inmediata para evitar la fuga. "La crucifixión de Jesús no tiene comparación, pero me siento apedreado, prejuzgado" se defiende el sacerdote.

Por Julián Socchi
Fotos: Fabián Uset y Télam


La reja se corre y un perro empieza a ladrar a lo lejos. Lo sujeta una cadena que se prende desde su collar. Otro ovejero alemán remolonea entre las piernas de Julio César Grassi (53), quie le acaricia el pelaje del cuello. "Este es tranquilo, pasen sin miedo. Aquel está atado porque una vez mordió a un cura. Podría haber mordido a un abogado... Ultimamente hay muchos por acá...", bromea, sin abandonar el gesto adusto que lo acompaña. Es que los abogados se han convertido en una constante desde que su vida dio un vuelco, seis años y medio atrás.

Esto ocurrió el miércoles 23 de octubre de 2002, cuando Grassi abandonó para siempre las páginas solidarias de los medios y se instaló en una sección mucho más dura: Policiales. Ese día también perdió su imagen impoluta. Aquella noche, un programa de investigación presentó un informe donde se lo acusaba de abusar de varios menores internos de la Fundación Felices los Niños. Un día antes de la emisión de Telenoche Investiga, el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, impulsó una causa contra el cura, pero el juicio se demoró casi seis años. Hoy, siete meses después de su inicio, todo está llegando a su fin. Los fiscales Alejandro Varela y Carolina Rodríguez pidieron 30 años de cárcel por 17 hechos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y amenzazas en perjuicio de tres chicos -Gabriel, Ezequiel y Luis, los nombres con los que se conoce a estos testigos protegidos- que estaban a su cargo en la fundación que él mismo creó. ¿Qué dicen los abogados del sacerdote? "Se manipula la información y quieren instalar que ese insólito pedido de pena de la Fiscalía es sinónimo de culpabilidad del padre Grassi. Uno de los pretendidos damnificados fue denunciado por falso testimonio por el propio fiscal. Esa, quizá, fue la única muestra de una cierta objetividad procesal", cuenta el defensor del religioso, Daniel Cavo. El grupo de letrados del cura cree que el alegato final será la gran carta para su libertad. "Uno de los testigos que dice haber sido abusado declara un día y una hora en los que estaba saliendo por un programa de televisión. ¡Está todo muy forzado!", se envalentona el padre, en la quinta de Hurlingham, justo frente a la sede de la Fundación Felices los Niños.

-El fiscal considera que los hechos de abuso están comprobados. ¿No cree que un chico abusado padecería ciertos desórdenes que podrían hacerle olvidar la fecha en que fue victimizado?

-Entonces hagamos una inseguridad jurídica donde a cualquiera se lo puede acusar de cualquier cosa. Ellos querían un juicio y aquí lo tienen, pero como no pueden demostrar las acusaciones, apelan a lo psicológico. Una prueba no es algo subjetivo, tiene que ser concreta. Y no le digamos chico a un joven de veintipico de años, son personas grandes que están denunciando.

-Gabriel, uno de los testigos protegidos, describió algunas particularidades de su cuerpo...

-Eso es totalmente mentira. El describió lo que se puede describir de una persona que comparte unas vacaciones con uno. Pero, de la cintura para abajo, se equivocó muchísimo. Los peritos médicos tiraron esa pericia para atrás. Puede haber descripto el vello en el torso, algún lunar, pero a nivel íntimo no puede describirme, porque no compartió una situación íntima conmigo. Lo dijo el perito del juicio, no mi perito.

-Antes del inicio del proceso usted dijo que sabía de dónde venía esto. ¿Usted abonó una teoría del complot?

-Yo no digo complot. Esa es una palabra que instalaron algunos medios. ¿Venganza? Sí, porque la venganza anda caminando por la calle, por todos lados. El misterio del mal llega a límites inesperados. Estoy seguro de que alguien impulsó el tema y supo que esto iba a dañarme.

-¿Quién?

-No puedo decirlo yo, pero está escrito en la página 551 del libro Galimberti, de Marcelo Larraquy y Roberto Caballero, que fue publicado dos años antes del programa de Telenoche Investiga. (En esa página, el libro acusa al ex montonero y a su socio en Hard Communication, Jorge Rodríguez, de montar una campaña en contra del sacerdote como una supuesta venganza por haberle exigido públicamente 600 mil pesos por la falta del pago de un porcentaje de lo recaudado por los llamados a un concurso en el programa de Susana Giménez).

-¿Cuál sería el objetivo de una campaña en su contra?

-Influir sobre las decisiones del Poder Judicial. Cuando un medio tan importante como Canal 13 lanza una investigación con testimonios inducidos, sin duda, presiona e influye.

-¿Cómo cree que repercute en la gente?

En su morada. El sacerdote reza en la capilla que montó en la quinta de Hurlingham, frente a la Fundación Felices los Niños
En su morada. El sacerdote reza en la capilla que montó en la quinta de Hurlingham, frente a la Fundación Felices los Niños
-La gente es muy cambiante en su opinión. A Jesús, el Domingo de Ramos, lo recibieron diciendo "bendito tú eres en nombre del Señor", y el Viernes Santo lo crucificaron muchas de las personas que lo habían recibido con alegría. La gente cambia de opinión de acuerdo a los acontecimientos. Pero las campañas están dirigidas a los que toman decisiones. Cuando uno le pide 30 años de prisión a un juez, está presionando. Hubo una campaña desde afuera para atemorizar al Poder Judicial.

-¿Usted cree que el problema que tuvo con Hard Communication es la punta de este ovillo?

-Susana Giménez era sólo un programa de televisión. Sus opiniones podían ser escuchadas, pero no intervenía en la administración del concurso, y el beneficio era llevado por una empresa. Por eso la diferencia con Hard Communication. De última, ella solucionó el problema de su bolsillo, para que la empresa no perdiera el juicio. No creo que éste sea el único factor.

-¿En cuánto dinero derivó el arreglo con la empresa?

-Finalmente, la Fundación recibió un millón cuatrocientos mil pesos, que es más o menos lo que le correspondía. Hicimos un arreglo fuera de la Justicia.

-¿Sugiere que ese dinero podría ser un buen móvil para la venganza?

-Yo no hablo de venganza ni de Susana ni de Jorge Rodríguez, pero dentro del mal que puede haber ocasionado esta causa, hubo algunas personas que lo utilizaron para vengarse.

-Los querellantes dicen que existen pericias que indican que su personalidad coincide con las de un abusador sexual...

-¡El que dice eso es un burro! No existe el perfil de delincuente sexual.

-Según el fiscal, es lo que dijeron los peritos en el juicio...

-Los peritos no llegaron a esa conclusión, porque no existe. No podés condenar o liberar a una persona por un perfil obsesivo, compulsivo, histriónico... Son conclusiones ambiguas, que sacaron después de una pericia. Un fiscal o un abogado experto en este tipo de cuestiones pueden sacar extractos de testimonios o pruebas documentales para armar una acusación.

-¿Cree que el fiscal podría usar las pruebas a su antojo?

-Yo no juzgo al fiscal, pero veo que sus pruebas no demuestran lo que él afirma. Es su trabajo: él acusa, pero pedir treinta años me parece grosero. Y es una forma de condicionar a los jueces.

-¿Qué pensaba antes del 2002 cuando un sacerdote cometía un abuso sexual o se lo acusaba de pedofilia?

-Es un delito aberrante, pero ahora aprendí a no prejuzgar. Salvo que exista la flagrancia que sería encontrar a alguien en esa situación. Aprendí a no lapidar a nadie sin pruebas. Los delitos contra niños ya están condenados en el Evengelio por Jesús: "Pobre de aquel que escandalizare a un pequeño...". A mí me crucificaron con chismes...

-¿Se siente crucificado?

-La crucifixión de Jesús no tiene comparación. Me siento apedreado, prejuzgado. A mí no me encontraron haciendo nada. Dijeron que cometí una supuesta mala acción hace seis, siete, doce años.

-¿Qué interés podrían tener los testigos en acusarlo?

Cerca de los primeros días de junio se conocerá la sentencia del Padre Grassi. En la puerta de la Fundación recibe muchos mensajes de apoyo.
Cerca de los primeros días de junio se conocerá la sentencia del Padre Grassi. En la puerta de la Fundación recibe muchos mensajes de apoyo.
-Quizás algunas personas se sintieron mal porque fueron despedidos de la Fundación por distintos motivos. No era yo el que echaba gente, pero pude haber permitido que se cometiera alguna injusticia: en la Fundación, cuando un empleado le pega a un chico, se lo echa.

-El fiscal dice que usted podría fugarse si lo condenan.

Yo, en su momento, dije que no veo la posibilidad de ir preso, que voy a ser absuelto. Si el abogado querellante, Juan Pablo Gallego, dijo que iba a fugarme, interpretó lo que quiso.

-¿En algún momento pensó en quitarse la vida?

-No, pero dentro de uno se alimentan mecanismos depresivos. La depresión es una tristeza que va avanzando y se apodera de uno, le quita ganas. Yo traté que la tristeza no ganara espacio, y resistí. Eso es lo que más les molestó a ellos.


Grassi se despide. Este Jueves Santo también es su día: Se conmemora la fecha en que Jesús les otorgó el sacerdocio a los apóstoles. Los perros siguen revoloteando y el manto negro encadenado continúa ladrando. Hace unos días, el fiscal Nieva Woodgate lo comparó con un perro malo, como el que tiene atado: "El perro guardián del rebaño era un lobo que los guardaba para su provecho. Ese es un agravante importantísimo". ¿Qué dice Grassi? "El mismo Jesús, cuando estaba ante la injusticia de la cruz decía: 'Padre, aparta de mí este cáliz, hágase tu voluntad...', y transpiraba sangre. Dicen que puedo fugarme... Hablar banalmente del sufrimiento del otro es obsceno. Se olvidan de que yo dejé a mis cientos de hijos a los siete años, y cuando vuelva a estar con ellos tendrán 14. Porque voy a volver, lo sé...".

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008