Novedades del Juicio

16/4/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   1 0 2

Sinopsis del centésimo segundo día


Alegato Gallego II

El Jueves 16 de abril continuó alegando el Dr. Juan Pablo Gallego, QUIEN LLEGÓ 45 MINUTOS TARDE. El primer día de su alegato llegó con un atraso de más de una hora, con todos esperándolo.

En esta oportunidad disertó acerca del segundo denunciante al que representa fuera de CASACIDN, traicionando a Carlotto ya que por este caso cobra por otra caja y no pone a CASACIDN en la partida.

Aparte de la lealtad o no de Gallego debemos resaltar que, como en los otros casos, para pedir la condena del Padre Grassi el letrado valoró el testimonio del joven Ez y una pericia hecha en Morón.


Bochornoso

Trató de mechar su aburrida exposición con amplia bibliografía segmentada y articulada para que los libros le den la razón. Fue gracioso que haya citado libros, que debe haber leìdo para citarlos, a los que no les podía leer la tapa porque se trababa. Si el lector no lo cree, pregunte a cualquier asistente al Juicio y se va dar cuenta que causagrassi.org no es TN. ¡Qué bochorno! Se quejaba del Dr. Eduardo Espector porque citaba bibliografía que aparentemente no conocía y Gallego cita libros que no puede ni entender si van del derecho o del revés.


Mentirillas a la Gallega

El Dr. Juan Pablo Gallego se presentó en la audiencia entre otros títulos (ya descartados por no pertenecer ni al BID, ni la OEA) como profesor del  Master Universitario en Derecho de la Empresa de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid que se encuentra reglado, por su carácter oficial, por la Administración española y el título se expide en nombre del Rey de España. ¿No será mucho? Hemos constatado que Juan Pablo Gallego nunca fue ni es profesor de dicha Universidad Católica Española. A pesar de la megalomanía con que se presentó el letrado, esto se da de bruces con los requisitos que la Dra. Isabel Martínez de las Heras, Coordinadora del Master Oficial en Derecho de la Empresa nos comunicó:

“Constituye la traslación al Postgrado de la excelencia y el rigor docentes asociados a los Programas de Grado de la Facultad de Derecho de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, lo cual implica un fuerte ritmo de trabajo y un régimen de estudios a tiempo completo para los alumnos admitidos.

Los requisitos para la admisión en el Master son tres:

  • Tener un título de Licenciado o equivalente en el que se acredite haber cursado un mínimo de 180 créditos en materias jurídicas.
  • Contar con un buen expediente académico
  • Acreditar un conocimiento suficiente del idioma inglés

Hay que destacar especialmente el tercer requisito, la necesidad de acreditar un conocimiento del inglés, en particular en su aplicación a las cuestiones jurídicas. Los candidatos que incumplan únicamente este requisito podrán acceder al Master siempre que se comprometan a seguir un curso de especialización en ingles jurídico impartido por el Instituto de Idiomas Modernos de la Universidad”.

Terminada esta explicación de la Coordinadora del Master y habiendo tomado conocimiento del “inglés indio piel roja de Juan Pablo Gallego dudamos que sea profesor de tan digna Cátedra. Si las exigencias de idioma inglés son tan estrictas para los alumnos, no se puede concebir como profesor a una persona que, como en esta jornada, queriendo leer un título en inglés tuvo que parar en la mitad de la primer palabra como si se tratara de un trabalenguas. ¡Miente, miente, qué forma de mentir! Esto no está en ningún Manual del perfecto abogado: habita en el sentido común que supera los manuales.


Licuado de Insultos, agravios, chistes sin gracia y lectura de bibliografía

Gallego, fiel a su objetivo:

  • Intentó desmoralizar al Padre Grassi con insultos, pero no lo logró.
  • Agravió al prestigioso Dr. Jorge Sandro con argumentos superficiales. Quisiera Gallego tener el 10% de prestigio, ciencia y sabiduría de Sandro.
  • Sospechó de corrupto al Dr. Adrián Maloneay (ex defensor del Padre Grassi) a quien le había pedido trabajo años atrás.
  • Se refirió a Eduardo Feinmann como “un pequeño periodista”.
  • Hizo chistes con “su mal inglés” que no provocaron ninguna risa.
  • Perdía el hilo de lo que decía y se reiteraba mucho. Ante esta falencia trataba de llenar el vacío de su pobre oratoria con insultos e injurias al padre Grassi.
  • Trató de mostrarse (nueva estrategia) cercano a la Iglesia Católica y dijo sin convencimiento que la Fundación “tiene nobles fines” y que “debe seguir”.
  • Hizo una interpretación forzada de la historia de la retractación de su cliente.
  • Elevó la figura de la Jueza de Menores Dra. Cecilia Drago que vino al Juicio a mentir (el Padre Grassi tiene pruebas que eso es así).
  • Criticó otra vez a Portal, pero en la audiencia no se animó a interrogarlo.
  • Insólitamente, por su marcado narcisismo, se molestó por las críticas de Jacobo Winograd. Extraño comentario en un alegato.
  • Demostró finalmente que él se siente como el Juez del Prójimo para determinar que los que apoyan al Padre Grassi son todos bobos, delincuentes o encubridores, como dijo de la Defensa del sacerdote. Los que no lo apoyan son progresistas y transparentes. Transparencia internacional pide cosas que él no está dispuesto a cumplir.


Mostrame el título por favor

La audiencia terminó con su pedido de 18 años de pena tan mal hecho que el Tribunal lo tuvo que ir guiando porque no trató todos los ítems y se olvidó de fundamentar uno de los delitos imputados. O sea, pidió cárcel, pero no nombró el delito ni fundamentó la pena previamente. Un papelón.

To be continued on Friday.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008