Novedades del Juicio

11/3/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   8 6

Sinopsis del octogésimo sexto día


El miércoles 11 de marzo declaró un testigo en el Juicio Oral y el Tribunal al mediodía resolvió qué pruebas puede presentar el Padre Grassi en su indagatoria.


La muela de Juicio, en Juicio

El Testigo convocado fue el Dr. Julio César Garzón, cirujano que a fines de Noviembre 2001 operó de la mandíbula al Padre Julio César Grassi. Un odontólogo le había extraído al sacerdote una “muela de juicio” y esto le provocó una fisura que luego derivó en una fractura. Como es sabido, siempre después de sacar una muela se debe “comer blando” por unos días. Por lo duro que fue sacar esa muela (dos horas de lucha para el dentista) se le dieron 12 jornadas, las que el sacerdote cumplió “religiosamente”. Al día trece (no precisamente el número de la suerte para Grassi) puso en el microondas una milanesa de soja y cuando la sacó estaba dura como una suela. La comió igual y en un momento sintió un “crack” en su mandíbula por lo que fue llevado rápidamente al Hospital para ser atendido. El Dr. Garzón fue quien sacó radiografías y revisó al Padre Grassi en el Hospital Piñero de la Ciudad de Buenos Aires, determinando su inmediata intervención quirúrgica, pero al no haber anestesistas disponibles lo terminó operando en la Clínica Santa Isabel de esa misma Ciudad. Esta operación se realizó con anestesia total, llevó 48 hs. de internación y 7 días de reposo. Durante 40 días el Padre Grassi tuvo puestos aparatos en la boca que le inmovilizaban para permitir la solidificación del tejido óseo dañado y luego reparado. Por sesenta días sólo podía ingerir líquidos o licuados. Asimismo, producto de la operación, se le produjo una parestesia del labio inferior (por daño en el tejido nervioso) que le impedía hablar normalmente. El testimonio del cirujano Garzón fue solicitado porque el denunciante Al dijo en su acusación que en el mes de Diciembre de 2001 había ido a la Radio con el Padre Grassi para luego adicionar a esa referencia una falsa acusación: ambas son mentira. Quedó demostrado que el sacerdote en ese mes de Diciembre no podía hablar normalmente.

El Dr. Julio César Garzón determinó los tiempos de reposo y recuperación, y trajo fotos de la intervención quirúrgica.


Prueba aprobada

Luego el Tribunal pasó a un cuarto intermedio, para luego determinar qué pruebas aceptaría de las aportadas por el Padre Grassi.

A mediodía se conoció que aceptó todos los videos, las fotos y pedidos de pruebas referidos a los tres denunciantes de la Causa y desestimó toda prueba ajena que pretendía desacreditar dichos de testigos en temas no ligados directamente a las acusaciones que pesan sobre el Padre Julio Grassi.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008