Novedades del Juicio

12/2/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   7 4

Sinopsis del septuagésimo cuarto día


El Jueves 12 de febrero de 2009 declararon dos testigos en el Juicio al Padre Grassi. El primero de ellos, José, es un ex chico de la calle que en la actualidad trabaja como iluminador en Telefé. En segundo término ofreció su testimonio Cecilia, Catequista de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Ituzaingó y Recepcionista de la sede de Hurlingham de Felices los Niños.


Un largo camino a casa

El testimonio más largo fue el de José, un ejemplo de vida que pocos supieron leer en la Sala de Audiencias. Se trata de un muchacho de 24 años que vivía en la calle y junto a un compañero y dos compañeras se fue a vivir, por propia voluntad, a la Fundación Felices los Niños. A José le cuesta el estudio pero es bueno dibujando y tiene inteligencia manual para todo lo que sea trabajos de electricidad. Quedaron en el cuerpo y la psiquis del joven testigo las huellas de los terribles dolores de su pasado forzado en la calle.

Al ingresar a la Fundación vivió una especie de "síndrome de abstinencia de calle" por lo que un par de veces se escapó porque simplemente quiso volver a tomarle el gusto a la vagancia. La primera vez volvió solo. La segunda vez lo encontró el mismo Padre Grassi en Puente 12 y lo abrazó como el Papá al Hijo Pródigo y lo invitó a volver a la Casa de la Fundación, a la que tenía que sentir como su segundo hogar. José se crió y creció dentro de Felices los Niños y sintió al sacerdote fundador como su papá. El papá anterior lo dejó en la calle golpeado y sin futuro, éste lo rescató y lo elevó a lo máximo que él podía lograr. Hoy José declaró con dolor por haber repetido tres veces el primer año del Polimodal. “El Padre Julio me dio la posibilidad de estudiar en un Colegio Industrial y le fallé porque repetí”, dijo con pena. “El siempre buscó lo mejor para nosotros”, remarcó.


Testigo por dos

Manifestó ser él y otro compañero quienes encontraron la carta dejada por el primer denunciante de Telenoche Investiga. Esto coincide con la denuncia hecha por el Coordinador de la Casa que en 1996 ya había expuesto ante la autoridad policial que estos chicos habían hallado dicha misiva. José recordó que los niños que tomaron la Primera Comunión tenían también como compañero al que se fugara justo un día antes de recibir la Eucaristía y en el día de su Reconciliación en la Parroquia que lideraba el Padre Grassi.

También dijo conocer al tercer denunciante, el que según él era “cargoso” y tenía actitudes personales reprochables para con ciertos compañeros.

Las preguntas de la Fiscalía trataron, en parte, desmerecer el testimonio remarcando cómo es que recordaba una parte de la historia de su pasado en la Fundación y no otra parte. Tal vez el Fiscal no tenga en cuenta que José recordó en el marco de un acontecimiento marcadamente importante para su vida como lo es una Primera Comunión cuya fecha es siempre el 8 de Diciembre.


Frustrado Profesor Jirafales

Más allá de la estrategia acusatoria Fiscal, la que fue llevada con equivocación pero con respeto, la nota la dio el Dr. Juan Pablo Gallego, quien además de llegar una hora y media tarde al Juicio direccionó sus preguntas a herir, sobrar y humillar al joven testigo, siempre en nombre de CASACIDN, el Comité de Defensa de Derechos del Niño de Estela Carlotto. Con mirada de pregunta inteligente le largó su “preguntonta” (como diría su odiado Portal):

-“¿Sabe o le consta la orientación sexual de Grassi?”

José lo miró sin entender la pregunta y luego de varias explicaciones más que confusas del “mediático letrado” contestó:

-“El Padre es hombre. Habla como hombre. Actúa como hombre. Es uno más, como yo y como usted”

Gallego, no contento le repreguntó:

-“¿Usted qué tipo de relaciones sexuales tiene en su vida?”

Ahí sí que el pibe no le captó qué quería preguntarle y se molestó que se metiera con su intimidad…

-“Conteste señor”, dijo como frustrado Profesor Jirafales en un aula donde nadie le entiende nada.

-“Yo tengo sexo con una mujer” dijo con cierto rubor de empezar a hablar de estos temas delante del sacerdote y las damas presentes”.

Gallego, cruel, quiso ir más allá y le pidió más información:

-“¿Me puede decir cómo se llama esa mujer y qué hace con ella?”

O Gallego quería ratonearse con historias “hot” en pleno Juicio o ya se cree un personaje impune de la tortura moral.

El Tribunal terminó llamando la atención al abogado puesto por Carlotto y no le permitió seguir con esa pregunta por considerarla “una invasión a la intimidad”.

Pero eso no fue todo. Ya nervioso por la frenada de los Jueces, Gallego quiso volver a la pregunta sobre la virilidad o no del Padre Grassi. Y ante la mirada piadosa de los presentes exclamó, resbalándosele la lengua:

-“¿La orientación ts ts ts ts sexual de Grassi, cómo era?”

-Ya le dije: es un hombre, habla como hombre… reiteró ofuscado José.

A lo que Gallego agregó: (por “cultura general” o porque no lo sabía)

– “¿Y cómo hablan los hombres?”

José lo miró para ver si era real lo que estaba escuchando y volvió a humillarse delante del defensor de los derechos del niño diciéndole otra vez:

-“Así, como yo, como usted”…

Gallego suspiró con alivio porque era lo que quería escuchar: “El habla como un hombre”.


El que se humilla será enaltecido

José declaró durante cuatro horas. Fue preguntado con crueldad y mala intención por más de un querellante sólo por el hecho de mostrar su superioridad sobre alguien que defiende al Padre Grassi. Se agrandaron y se atrevieron con un ex chico de la calle o que fuera golpeado duramente por la pobreza dejándole huellas sobre su manera de expresarse y de razonar.

Sin embargo no lo pudieron quebrar porque los humildes y los pequeños entrarán antes que los soberbios y los fariseos en el Reino de Los Cielos.


Señor ten piedad

La segunda parte del largo día de audiencias fue para Cecilia, una recepcionista que desde hace diez años trabaja en la Fundación.

Ella era la Catequista que preparó a los chicos que tomaron su Primera Comunión en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen y la que dirigió la preparación a las Reconciliaciones (Confesiones) realizadas el día 7 de diciembre de 1996. A esa jornada debió haber ido el joven que habiéndose escapado esa tarde por peleas con los compañeros, años después captado por Myriam Lewin mintió acusando al Padre Grassi de delitos aberrantes.


La llamada

Además de contar esa circunstancia relató que un día antes de la denuncia del tercer acusador recibió una llamada de éste al conmutador y le pidió hablar con el Padre Grassi. Este le dijo a Cecilia que no lo podía atender. (El sacerdote lo había reprendido dos días antes de manera severa porque había cometido una falta muy grave contra otro menor de la Fundación). Cecilia tomó de nuevo la comunicación y le dijo al joven que el Padre no lo podía atender. El muchacho, ofuscado por la negativa le advirtió: -“Decile al Padre Julio que estoy en la Fiscalía”. Cecilia pasó de nuevo el conmutador a la oficina del Padre Grassi y le dijo: “Padre, el joven dice que está en la Fiscalía.” El sacerdote con seguridad y mucha tranquilidad a la vez le dijo: -“Decile que haga los trámites que tenga que hacer, yo no lo voy a atender.” Cecilia tomó de nuevo la llamada y le pasó así el mensaje al joven. Este, más enojado le contestó: -”¡Decile que me llame urgente al celular!”. La cuestión fue que Grassi nunca lo llamó y el muchacho, ya de 23 años, al día siguiente se presentó a la Fiscalía a inventar toda cuanta maldad se le ocurrió contra el Padre Grassi. Esto fue el 6 de Julio de 2006 y la llamada el día anterior. Cuando Cecilia supo de la denuncia a través de Canal 13 y TN, lo relacionó inmediatamente con esa llamada recibida. Siempre atendía llamadas telefónicas de este joven para el Padre Grassi y se dirigía a ella de manera muy simpática diciendo: “Lady Ceci: ¿Cómo vamos?, ¿todo bien?”. Pero ese día la saludó con un tono parco y totalmente diferente al que antes era.


Pan rallado

Luego de que la recepcionista dio explicaciones de Catequesis y formas de derivar llamados le preguntaron sobre Betty la panadera favorita de Carlos De Elía, de la que dijo “siempre se quejaba… claro, era grande… pero vivía quejándose por el sueldo, por el excesivo trabajo…”


Los días sin el Padre

Le preguntaron también sobre el clima que se vivió en la Fundación cuando detuvieron al Padre Grassi durante 28 días y describió a la Fundación pausadamente y con profunda aflicción: -“Triste, feo, desolado, los chicos muy apagados” y agregó con emoción: -“La Fundación cambió. La situación económica es difícil, pero es una Fundación que sigue viva, que late, que va para adelante”.


La pregunta animal :

Juan Pablo Gallego siempre tiene un plan. Esta vez fue el más macabro. El letrado, al llegar su turno, pidió un cuarto intermedio para revisar unos papeles y en realidad salió corriendo a hablar por teléfono para recabar una “información confidencial” de la testigo que pretendía enrostrarle. Esta “inteligencia” la obtenía de algunos amigotes “pasadatos” de los que se rodea el abogado (Miguel Jorquera por ejemplo). Al volver, vino con el dato de que Cecilia cuando era pequeña había sufrido un abuso y sabiendo que ella tenía dos hijas le preguntó:

-¿”Si alguien abusara de su hija usted que haría”?... Cecilia casi al borde del llanto miró con indignación a Juan Pablo Gallego y le contestó: -“¡Yo sé lo que es eso, porque yo lo sufrí!… ¿Por qué me lo pregunta de esa manera?... ¿para humillarme sobre mi mismo dolor?”

Allí el presidente del Tribunal le ordenó a Gallego que terminara con esa pregunta que ya no daba para más.


El “Vale Todo” de Gallego

Esta reprochable actitud del “Vale Todo” de Gallego es alimentada por la mediatización de sus discursos vacíos frente a las cámaras de Canal 13, que día a día lucha pulseando contra el Padre Grassi y su Obra con las armas de la mentira, el mal gusto y las operaciones de demonización mediática contra el religioso.

La audiencia terminó cerca de las seis de la tarde con un saldo totalmente positivo para la Defensa del Padre Julio César Grassi.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008