Novedades del Juicio

10/2/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   7 2

Sinopsis del septuagésimo segundo día


El martes 10 de febrero de 2009 declaró un egresado de la Escuela Presbítero Manuel Alberti y el Polimodal Madre Teresa de Calcuta de Fundación Felices los Niños.


Del Infierno al Cielo

Se trata de Christian, un joven que pertenece a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Villa Udaondo donde el Padre Grassi era párroco desde 1994 a 2002. Su familia había sufrido el incendio de su casa y en la tragedia había fallecido su papá. El sacerdote, estando en el Templo Parroquial, un Domingo, fue avisado de este drama por una feligresa lo que llevó a que el sacerdote actuara rápidamente y ante todo hiciera ingresar la hermanita de dos años de Christian al Jardín. Como no había Salita de 2 años, la Directora le dijo al Padre Grassi que no podía ingresar. El religioso contestó con rapidez: “Hoy la inauguramos”, e inmediatamente se acondicionó la sala de baile de los chiquitos convirtiéndola en Salita de dos, donde rápidamente completaron el grupo otros niñitos y niñitas de los barrios más carenciados de la zona. La Fundación Felices los Niños siempre trató de mantener el vínculo con la familia por lo que evitó ingresar como internos a estos niños y niñas asistiéndolos como externos en la medida de lo posible. Al año siguiente ingresaron todos los hermanos a la EGB.


Escuela de líderes

En el Polimodal, Christian fue compañero del tercer denunciante de la Causa, presionado por gente de Canal 13 ligada a Carlos De Elía. Comentó que el “ahora denunciante” era un muchacho bueno, no era faltador, nunca fue retirado de clase por el Padre Grassi como falsamente se dijo en algún testimonio. Había ayudado a conformar un Grupo de Compromiso y Solidaridad llamado Betania. Agregó que “el denunciante no hacía deportes” pero sí le gustaba el teatro y le gustaba “crear personajes”. Respecto a los vínculos con los demás alumnos refirió que el “denunciante” se juntaba sobre todo con las chicas.


Memoria reservada

Reafirmando lo que otros testigos dijeron, manifestó que cuando el Padre Grassi fue detenido en la DDI de Merlo el “ahora denunciante” movía a los demás compañeros y compañeras a hacer cadenas de oración y carteles pidiendo por la liberación del sacerdote fundador de Felices los Niños. Y si de felicidad se trata, dijo que todos fueron felices al enterarse que el Padre Julio volvía a la Fundación el día de su liberación. Apenas se enteraron por un preceptor todos salieron corriendo del aula a esperarlo a la entrada de la Fundación en Hurlingham. El que más contento estaba era el “actual denunciante”, quien lideraba los cánticos mientras esperaban al Padre Grassi, lo mismo que a su llegada, montado arriba de la Camioneta de Lucía Portal, la que trajo al religioso desde los Tribunales de Morón. Para finalizar Christian contó que el 27 de septiembre de 2008 hizo bautizar a su hijo por el Padre Julio Grassi porque “gracias a él pudo estudiar y hoy ser un hombre de bien, con un trabajo estable en una empresa multinacional y con futuro”.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008