Novedades del Juicio

13/1/2009

Fuente: J U I C I O   D I A   6 1

Sinopsis del sexagésimo primer día


El martes 13 de enero se realizó el Debate Oral y declaró un testigo. Se trata de la Jueza Clementina Cristina Landolfi, titular del Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 3 de Morón. La misma había instruído la Causa comenzada por el Dr. Humberto Meade por denuncias anónimas contra la Fundación Felices los Niños y su Fundador, el Padre Julio César Grassi desde Noviembre del año 2000. La Dra. Landolfi hereda esta causa en abril de 2001 al asumir el por entonces Juzgado de Menores Nº 3, no teniendo ningún elemento negativo contra los chicos de parte del Padre Grassi ni de la Fundación.

Durante la audiencia la Magistrada detalló las acciones realizadas para verificar el estado de salud físico, mental y psicológico de los niños, niñas y adolescentes de Felices los Niños.


Encuentros cercanos:

Para sorpresa de todos relató que uno de los actuales denunciantes contra el Padre Grassi le había pedido insistentemente una audiencia junto a otros compañeros, la que fue concedida una vez que se resolvió un pedido de recusación contra ella. Es así que recibe a este joven junto a cinco compañeros quienes le manifiestan verbalmente y por escrito que el Padre Julio Grassi está siendo calumniado o difamado y que ellos sufrían muchísimo este escarnio. A la vez, los muchachos le referían que la Fundación estaba recibiendo menos donaciones, lo que representaba un contrasentido por parte de quienes decían defenderlos. La Jueza manifestó que quien hablaba más en esa audiencia y lideraba al grupo era justamente quien tres años después termina denunciándolo.


Impericia:

Reafirmó que nunca fue peritado el joven Fernando de quien Telenoche Investiga había "confirmado supuestamente" que había sido examinado por la Lic. Diberto, psicóloga del tribunal de Menores 3, y resultado "tener una relación de pareja homosexual consolidada desde los 11 años con el sacerdote", todo desmentido inmediatamente por la profesional como por el mismo Juez de Garantías Humberto Meade quien dijo que pasó ese dato a Canal 13 porque creía que esa pericia se había realizado.

Pocos días después del controvertido programa de investigación creado por Carlos De Elía se realizó un almuerzo para celebrar los 20 años de la creación del Tribunal de Menores 3 del Departamento Judicial de Morón y fueron invitados todos los que por esos estrados habían pasado. Entre ellos estaban figuras indiscutidas de la Justicia moronense como el Dr. Héctor Raffo y el conocido como "Chango" Brizuela, entre otros. Pero también arribaron figuras discutidas como la Jueza de Menores de San Isidro Mirtha Ravera Godoy (ex Secretaria en Menores 3 de Morón) y el Dr. Humberto Meade. Al ser recibidos ambos con miradas no gratas, el Dr. Meade, llegado el postre, con la cucharita con la que acababa de saborear una deliciosa casata, hizo sonar una copa y poniéndose de pie pidió disculpas por el desaguisado cometido en Telenoche Investiga manifestando a los presentes que se equivocó porque él, en aquel entonces tenía a cargo su Juzgado de Garantías Nº 4 y además otros dos, por lo que tenía que andar de aquí para allá firmando cosas que a veces ni leía. Todos quedaron helados, haciendo juego con el postre, atónitos de escuchar semejante barbaridad ya que lo que nadie podía entender "qué tenía que ver la justificación con el resultado", ya que eso no conllevaba a tener que inventar una pericia cuando nadie la hizo. Al día siguiente de la exhibición de la "pericia trucha" presentada por María Laura Santillán y locutada por Juan José Mauricio Micelli en Telenoche Investiga, la mismísima Licenciada Ana María Diberto, indignada, entregaba un escrito en Tribunales diciendo: "que de la atenta lectura de la causa en cuestión surge que no ha habido intervención alguna como psicóloga en los términos del artículo 23 de la Ley 10.067, no habiendo producido en consecuencia ningún informe pericial en esta causa".


Intento fallido:

La Dra. Landolfi también abordó el espinoso tema de un niño que había estado en Felices los Niños de Chacarita y luego en Hurlingham. El error cometido por Landolfi fue rebautizar al Hogar de Chacarita como DON ORIONE cuando en realidad se llama SAN JOSE OBRERO.

A este niño por razones de seguridad, ante muchas fugas y "malas juntas", luego se lo había trasladado a un Hogar en Bahía Blanca. En tiempos que se había hecho ya el segundo programa de Telenoche Investiga se escapa de ese Instituto... ¿y a que no sabe el lector a qué Tribunales de la Provincia de Buenos Aires fue a parar?... Sí, acertó: A SAN ISIDRO. Vamos con la segunda pregunta: ¿A que no saben a qué Juzgado de Menores le tocó ir?: Sí, a ese: al de la Dra. Mirtha Ravera Godoy. ¡Miren que hay Juzgados donde pudo haber caído!... ¡pero la magia de La Tele todo lo puede! Es así que el chico quedó bajo la guarda de una Productora de Telenoche Investiga (otra vez sopa)...

Es por esto que, habiendo llegado a oídos de Landolfi esta maniobra, requirió rápidamente datos del paradero a la familia del niño. Los familiares le dijeron que estaba con el Dr. Enrique Stola (también sopa de postre). La Jueza citó al psiquiatra quien en su despacho le dijo que sí, que tenía al menor pero que éste aún no estaba preparado para declarar (o sea que LO ESTABAN PREPARANDO PARA DECLARAR). La Magistrada le hizo saber que retener un menor es un delito por lo que Stola trajo a regañadientes al niño y éste declaró que en la Fundación Felices los Niños pasó los mejores años de su vida y que nunca fue abusado ni escuchó ni vio que otro niño lo fuera. Acto seguido la Jueza hizo que el cuerpo de psicólogos y psiquiatras del Tribunal examinaran al pequeño, el que no presentó ningún signo de abuso sexual.

El intento de quienes armaron el programa de Telenoche Investiga fue "querer hacer decir al menor que el sacerdote lo había abusado sexualmente" y no lo lograron. Intentaron hacer que este niño fuera el acompañante no identificado por otro menor que en el segundo programa del Investiga había acusado al Padre Grassi, pero el intento terminó siendo fallido.


Cosas de "La Lewin":

En la audiencia del martes 13 se ventiló también que Myriam Lewin llamó un día alterada a la Jueza Landolfi quien puso el alta voz del teléfono para hacer un acta con el Secretario de lo escuchado.

La devaluda periodista le imputaba a la Magistrada que el Padre Grassi fue a imponerle las manos en su asunción como Jueza. En el recinto la Jueza aclaró que ella no había invitado a Grassi ni a la ceremonia ni al almuerzo. Pero allí estaba Julio Grassi junto al Dr. Meade (quien estaba ya instruyendo la Causa contra el sacerdote y la Fundación) y su secretaria Mirtha Ravera Godoy. Mientras Landolfi juraba ante el Juez Ferrari el Padre Grassi se ponía de puntas de pie en el fondo de la Sala pues había llegado tarde. Luego Meade lo invita a ir al almuerzo. Cuando la flamante Jueza de Menores ve entrar al Padre Julio César Grassi llevando como acólitos a Meade y Ravera Godoy se sintió incómoda porque no lo había invitado a comer. Ella saludó y no le dejó de salir que "no lo esperaba". Igual el sacerdote poco afín a las fiestas dio la bendición de los alimentos y se retiró.

Para Myriam Lewin eso era imponer las manos. Para conocimiento de la Lewin, Jesús dio postestad a los apóstoles para que impongan las manos a los enfermos, y lo que el Padre hizo en el Restaurant el Buen Retiro no fue una Extremaunción al Poder Judicial de Morón presente en pleno y prestos a comer el primer plato de ensalada rusa con jamón crudo y queso, sino una bendición de alimentos.

Lewin le recrimninó en esa conversación o monólogo telefónico que el sacerdote le había dado la bendición al fallecido papá de Landolfi el año anterior por lo que la Jueza aclaró que fue otra persona allegada quien llamó al sacerdote a que pidiera a Dios su Descanso Eterno.


Los Niños estaban bien

Luego, al ser preguntada por su actuación en la Causa de Investigación de la Fundación sólo fue cuestionada por formalidades que no hacen al fondo de su buen desempeño procesal. Terminó diciendo que a través de las investigaciones y relevamientos en su Juzgado vieron y examinaron a más de 250 niños de la Fundación Felices los Niños en Hurlingham y ninguno manifestó haber sido abusado o maltratado ni por Grassi ni por nadie del Hogar. Además aseveró que los niños, niñas y adolescentes en la Obra estaban muy bien asistidos y felices de verdad.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008