Noticias

8/10/2008

Fuente: elcomercioonline.com.ar

Desprocesaron a Grassi en la causa de El Calafate

El cura Julio Grassi, sentado en el banquillo de los tribunales de Morón por presunta corrupción de tres menores, logró que la Justicia santacruceña revocara el procesamiento en su contra, a la espera de que se ordenen más medidas de prueba, muchas de ellas solicitadas por la defensa.


En Morón, la defensa de Grassi anunció a los jueces del Tribunal Oral Criminal 1 y a los periodistas que siguen el caso la noticia de la mejora en la situación procesal del sacerdote, y que en los próximos días la resolución firmada por la Justicia de El Calafate se incorporará al proceso.

Ahora, según se indicó, el juez de Recursos de Calafate, Rubén Lobo, decidió revocar el procesamiento que había dictado el Juez de Instrucción de esa ciudad, Carlos Narvarte, por entender que no se habían investigado todas las pruebas pedidas por las partes y debía completar la instrucción.

Una vez que el juez Narvarte complete las pericias e informes que esperan deberá dictar una nueva resolución sobre la situación procesal de Grassi.

Incluso, los abogados defensores de Grassi aseguraron que con esa resolución se cae el procesamiento y el embargo contra su cliente en la causa "de donde salieron las famosas pericias psiquiátricas", dijeron, sobre las que se montó la querella para acusar el cura de abusador.

En esa causa, Grassi fue encontrado responsable del supuesto abuso de "Luis", quien más tarde se presentó en los tribunales de Morón y dijo que, al regreso de esa travesía por El Calafate, sí habría sido sometido a distintos vejámenes por parte del cura.

En junio pasado Grassi fue procesado en la provincia de Santa Cruz por el juez Narvarte, quien encontró al cura prima facie "responsable del caso de abuso y corrupción" contra un joven que entonces era menor de edad. El muchacho, según otros asistentes a la Fundación Felices los Niños, habría sido abusado en un gimnasio del predio municipal de El Calafate en el año 2000, cuando se alojó allí el grupo de la entidad durante un viaje pastoral.

Al declarar ante la Justicia de Santa Cruz, en 2003, el joven aseguró que no había sufrido vejámenes por parte del sacerdote. Pero en julio de 2006, ante la Fiscalía de Morón, donde se sustancia la investigación principal contra Grassi, aseguró que en Calafate "no le pasó nada" pero "en la provincia de Buenos Aires sí".

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008