Novedades del Juicio

20/11/2008

Fuente: J U I C I O   D I A   4 4

Sinopsis del cuadragésimo cuarto día


En la jornada del 20 de noviembre declararon cuatro testigos.

En primer lugar testimonió una ex maestra de la EGB de la Fundación, despechada porque había sido despedida ya que abusó de una licencia por enfermedad y al ser descubierta por el médico laboral de la Fundación fue despedida. Según reconoció, esto la llevó a amenazar personalmente al Padre Grassi con denunciarlo a los medios, lo que luego cumplió según sus dichos yendo a Telenoche Investiga. Aportó todo su resentimiento a los estrados y dejó en claro que su presencia en Canal 13 sólo se debió al odio provocado por la crisis económica después de su desvinculación de Felices los Niños. Esta señora había sido ayudada por el Padre Julio Grassi agregándole horas extras que le hacían duplicar su sueldo y teniendo un tercer cargo como celadora del micro, lo que le aumentaba considerablemente el salario. Su despido no fue decidido por el Padre Grassi pero ella decidió vengarse de él.

Pasó luego a declarar una Asistente Social ex empleada del Gabinete del Polimodal Madre Teresa de Calcuta, la que habló de dos jóvenes, uno denunciante y el otro no. Lo lamentable es que no reconoció la firma de su primer declaración en Fiscalía por lo que no se pudo confrontar lo que dijo durante la instrucción de la Causa, en la que mintió todo lo que pudo. Se dejó interrumpida la declaración para más adelante hasta tanto se traiga el legajo reservado en el que se demostrará que esa primer declaración le pertenece y se podrán marcar las diferencias con la segunda y tercer manifestación hecha por la testigo. Fue revelador que esta persona dejó en claro que el día en que ella fue a declarar en la Fiscalía (30 de Octubre de 2002) se encontraba Myriam Lewin justo cuando se emitía el segundo programa contra el Padre Grassi y se leían al aire párrafos de declaraciones que ni el padre ni su Defensa conocían. Este dato no es menor ya que Lewin había negado haber participado de las actuaciones judiciales cuando todos sabemos que las siguió de cerca y osadamente hizo que un Fiscal rompiera una declaración.

En tercer lugar se presentó una psicopedagoga (compañera de la anterior) que contradijo a la Asistente Social que declaró antes diciendo que uno de los jóvenes que supuestamente iba diariamente a tomar mates con ellas, en realidad nunca iba, y que el otro a quien la Asistente Social decía conocer mucho el Gabinete en pleno sólo les decía "Hola - Chau". Son todos testimonios que dejaron en claro en uno de los niveles el origen y armado de la Causa.

LA TESTIGO ESPONTANEA: Pero si algo faltaba en el Juicio era la demostración "en vivo y en directo de la construcción de la Causa". Supuestamente de manera espontánea se presentó en la mesa de entradas del Tribunal Oral 1 una testigo que dijo llamarse Analía Beatriz Brack. Expresó que quería hablar con el Dr. Juan Pablo Gallego porque tenía datos de utilidad para la causa. Gallego la atendió como "que no la conocía" y le pasó el tema al Fiscal ya que él no la podía hacer declarar porque aún no es el turno de los Particulares Damnificados. Luego de entrevistarla, el Fiscal propuso que declarara inmediatamente para que no perdiera espontaneidad el relato. La Defensa no aceptó que se sume esa declaración por no tener que ver con el objeto procesal y el Tribunal lo permitió por respeto a la amplitud probatoria hasta ahora sostenida.

Pasó la testigo y al ser preguntada que es lo que quería aportar comenzó su relato. Dijo que ella había ayudado a ingresar a un niño en el año 1994 a la Fundación.


Hagamos aquí un poco de historia para ubicar a los lectores: Este niño, ahora hombre y padre de familia, había sido puesto inconsultamente como víctima por el programa Telenoche Investiga dándole el pseudónimo de Fernando, y aunque el rostro estuvo pixelado en TV se le notaba clarísimo, y más claro fue que mostraron en cámara una supuesta declaración de él con firma y todo. El deseo de Canal 13 es que este muchacho fuera víctima y le hicieron la vida imposible para que acuse al Padre Grassi, aunque sin éxito alguno. Le inventaron una pericia psicológica (publicada en el programa de Telenoche Investiga) que nunca se hizo para que aparezca abusado por el Padre Grassi, lo nombraban como abusado, privilegiado y hasta llegaron a conseguir un amigo de la niñera de los hijos de Carlos De Elía y María Laura Santillán (Guillermo Verdún) para decir que por la mirilla de la puerta vio al Padre Grassi masajear los hombros de este joven. Cuando el Padre Grassi los ridiculizó diciendo que la mirilla es para mirar de adentro para afuera y no de afuera para adentro cambiaron el argumento al testigo diciendo que miró por el agujero de la cerradura y lamentablemente para ellos no le daba ni siquiera el ángulo visual para ver cuanto dijo ver falsamente. En el 2006 el Dr. Gallego salió a decir a viva voz por los medios que este joven era víctima del Padre Grassi y el muchacho no sólo lo negó sino que demandó al abogado de Carlotto, a Canal 13 y a Editorial Perfil quienes se sumaron a la Campaña. No contentos con esto, en dos números de Revista Noticias pusieron la foto de cuerpo entero del joven titulando "la víctima de Grassi". Sumada a esta Campaña sucia para convencer o torturar al muchacho, como Gallego no logró quebrarlo en el Juicio Oral le hizo una denuncia de falso testimonio.

Ahora, con una nueva trama armada, la mandaron a declarar a Brack.
 

La señora en cuestión, al ser preguntada por qué vino a presentarse a los Tribunales de Morón, dijo que el día anterior vio una nota en Telenoche hablando al Dr. Juan Pablo Gallego y "se decidió a venir aquí porque creía que ese era el Estudio del Dr. Gallego", o sea que para esta mujer LOS TRIBUNALES DE MORON SON EL ESTUDIO DE JUAN PABLO GALLEGO. ¿Nos habrá tomado en serio?...

A continuación dijo que después que dejó a "Fernando" en el Hogar del Padre Grassi se fue a Rosario a estudiar y que entre el año 1994 y 1996 lo llamó varias veces y el Portero le decía que "estaba en Calafate" (tal vez la señora no sepa que los viajes misionales a El Calafate comenzaron en 1998). También dijo que le decían que no podía atenderlo porque estaba en el Club o en el Gimnasio por lo que un día decidió ir personalente, al volver de Rosario, y relató que la atendieron por una ventanita en la entrada de la Fundación. La mentira es evidente porque la entrada de la Fundación es un gran portón y puerta de ingreso y NO HAY NINGUNA VENTANITA en medio de tal amplitud. Es lo mismo que si hubiera dicho que "en la entrada de un campo al lado de la tranquera hubiera una ventanita".

Siguiendo con su relato la testigo "inesperada" manifestó que al final un día logró ver al muchacho pero que el padre Grassi no se despegó de su lado durante la hora en que estuvo visitándolo. Sumó a sus inventos que el sacerdote le hizo un "largo interrogatorio" durante su estadía. Esa visita no solamente nunca existió sino que al querer ubicar la oficina del Padre Grassi la mandó exactamente para el otro lado del predio manifestando total desconocimiento del lugar, o sea que la ubicó en la Casa de las Monjas y no del sacerdote. Trató de ayudar a otros falsos declarantes y dijo que el niño en cuestión "tenía una bicicleta personal" y que no lo vio bien. Claro que no podía dejar las cosas ahí por lo que remató sus mendacidades diciendo que se había encontrado hace tres años atrás con el joven quien le llevó a hacer conocer a su novia. Dice que los llevó a tomar un helado y que lo apartó un poco y le dijo:

- ¿Cómo estás en relación a este problema?. Quiero que sepas que digas lo que digas siempre te voy a apoyar.

Según el relato de Brack el muchacho le contestó con el helado en la mano:

- ¿Y qué puedo hacer? , mientras se llevaba una cucharadita de crema moka a la boca.

Para Analía Brack (además con supuestos dones de videncia) dijo ver en el rostro del joven:

  1. Expresión de presión,
  2. Expresión de sometimiento desde la niñez... (sólo cabe preguntarse cómo se puede ver eso en la cara de una persona).

Pero todo no termina aquí en la novela que Brack fue a contar a los estrados de Morón, porque dice que repreguntó:

- ¿Es verdad que vos fuiste abusado o no?

y la respuesta que dice haber escuchado fue:

- ¿Qué puedo hacer? Yo tengo que salir a la calle, tengo que enfrentar la calle.

Lo raro es que presuntamente le preguntó una cosa y le respondió otra, y ella le entendió lo que no dijo. Muy claro.

A continuación dice que a Fernando se le pusieron los ojos llorosos y le dio un abrazo, con helado y cucharita en mano (uno con cucurucho y ella con una casata).

Para dar un toque mayor de ridiculez al testimonio terminó diciendo que "ella no miraba televisión porque tenía lesionado el pie", agregando que se enteró del programa de Telenoche Investiga en el 2005 y que hace tres años escuchó el supuesto relato del muchacho para luego venir a declarar en los Tribunales por el "hechizo que le provocó la presencia de Juan Pablo Gallego" en Telenoche.

Lamentable testimonio tan mal armado que nos hace recordar con nostalgia el mamarracho realizado por Myriam Lewin en Telenoche Investiga.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008