Noticias

4/3/2006

Fuente: Clarín

LA ACUSACION ES POR ABUSO DESHONESTO, CORRUPCION DE MENORES Y AMENAZAS
La Justicia resolvió iniciar el juicio contra el padre Grassi el 3 de julio

Se realizará ante el Tribunal Oral Nº 4 de Morón. Su duración se calcula en 15 días

Carlos Prieto.
cprieto@clarin.com

El padre Julio César Grassi, acusado de abusar sexualmente de dos menores, ya tiene fecha para su juicio oral: el debate comenzará el 3 julio, según informaron los integrantes del Tribunal Oral Nº4 de Morón, a cargo del proceso.

La fecha de comienzo de las audiencias se conoció a través de un texto en el que los integrantes del Tribunal —los jueces Pedro Rodríguez, Carlos Roberto Torti y Rodolfo Castañares— salieron a contestar las acusaciones de una supuesta parcialidad a favor de Grassi que les hicieron Estela de Carlotto, titular del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño, y el abogado de la misma entidad, Juan Pablo Gallego.

Grassi será juzgado por seis cargos de abuso deshonesto, corrupción de menores y amenazas. El Tribunal Oral Nº 4 prevé que el juicio durará 15 días y que las sesiones no se interrumpirán durante la feria de invierno.

La denuncia judicial contra Grassi, titular de la Fundación Felices los Niños, fue presentada a fines de 2000, y se conoció públicamente dos años más tarde, cuando la difundió el programa Telenoche Investiga. Dos menores conocidos bajo las falsas identidades de Gabriel y Ezequiel declararon que habían sido abusados por el sacerdote mientras estaban en la Fundación.

En octubre de 2002 Grassi fue detenido y estuvo casi un mes preso por esas acusaciones. Pero luego la jueza de Garantías Mónica López Osornio le otorgó una "libertad restringida". Entre otras medidas, dispuso que el sacerdote no podía dormir en la Fundación, y tampoco estar con menores sin la presencia de al menos otra persona adulta.

López Osornio elevó la causa a juicio en agosto de 2003 y, dos meses después, la Cámara de Apelaciones confirmó la resolución. Pero cuando se hizo la audiencia preliminar para fijar la fecha del juicio, la defensa de Grassi presentó un escrito en el que exigió el "juicio por jurados", una institución prevista en la Constitución Nacional pero nunca reglamentada por ley.

En la práctica, la presentación de Grassi significaba recusar a todos los jueces bonaerenses. La exigencia fue rechazada, pero la defensa apeló hasta llegar a la Corte Suprema de la Nación, que en agosto desestimó el planteo.

Así, el 22 de febrero se realizó la audiencia preliminar. Pero dos días después Juan Pablo Gallego, abogado del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño, presentó una denuncia ante la Fiscalía General de Morón en la que acusó a los jueces Rodríguez, Torti y Castañares de realizar una "maniobra" para "frustrar la participación de los representantes de los menores".

La denuncia se conoció el miércoles, en una conferencia de prensa encabezada por Carlotto. Allí, Gallego dijo que el Tribunal Oral Nº 4 le impidió ingresar a la audiencia preliminar para representar a Gabriel. También denunció una "tolerancia excesiva ante los planteos de la defensa de Grassi" por parte de los jueces.

En su réplica, los jueces sostienen que "la presunta parcialidad del Tribunal (...) es infundada". Y agregan que esa acusación se basa en "conjeturas formuladas en base a la tergiversación de actuaciones judiciales regulares".

Los jueces afirman que "no hubo demora de tres años como dijera el abogado" y que "no bien fue comunicada la resolución por la Suprema Corte Provincial, en diciembre de 2005, se fijó la audiencia preliminar para febrero, y no bien se realizó, se fijó la fecha de comienzo del debate para el 3 de julio". "No era posible fijar otra fecha anterior cuando los Fiscales y los Defensores habían pedido cuatro meses de para hacer pruebas", agregan.

Sobre la negativa del Tribunal a aceptar a Gallego como representante de Gabriel, los jueces señalan que la condición de parte "le había sido denegada en primera y segunda instancia".

El presidente del Tribunal Nº 4, Pedro Rodríguez, se comunicó telefónicamente con Clarín y explicó que "antes de la audiencia preliminar", Gabriel "le manifestó al fiscal (Adrián Galarza) que no quería presentarse como particular damnificado, y luego desistió por escrito. Por eso no puede presentarse un abogado como su representante, y la acusación será llevada adelante por los fiscales". Sobre este punto, Carlotto había opinado: "Gabriel está mal informado".

Rodríguez agregó que "al abogado no se le permitió ingresar como público porque llegó tarde y el Tribunal tiene por costumbre no permitir que entre el público cuando la audiencia está empezada". Gallego, por su parte, sostuvo que los jueces "adelantaron a último momento" el horario.

Por otra parte, Rodríguez le dijo a Clarín que "no se le permitió ni a la señora Barnes de Carlotto ni al abogado ser parte porque no presentaron documentación que los autorizara a representar en un juicio al Comité, y porque esa presentación debe hacerse antes de la elevación de una causa a juicio oral". Y concluyó: "Respeto mucho a Estela de Carlotto y a su lucha, pero creo que en este caso está mal informada".

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008