Noticias

3/11/2008

Fuente: Instituto Cosora "Color Esperanza" - Radio BOC - FM 93.3

CASO PADRE GRASSI
La otra cara de la moneda

El pasado sábado 13 de septiembre, en medio del juicio oral, el Padre Julio Grassi, se comunicó con el programa radial del Instituto Cosora: “Color Esperanza” que se emite por Radio BOC, FM 93.3, todos los sábados de 10 a 13 hs., para que le realicen una entrevista.

Por MARCELA A. BERGARA. Directora de Cosora
 

El diálogo se efectuó pasadas las 12 del mediodía, a efectos de ciertas irregularidades en la línea telefónica, que se quedaba sin tono a cada momento, después de haber anunciado al principio de la audición la entrevista.

El sacerdote se mostró dispuesto a contestar las preguntas sin problemas, es más, cuando se le preguntó fuera de aire, si quería conocerlas con anterioridad, cosa que es muy común, ya que está en las reglas de juego del periodismo, contestó negativamente, y con toda serenidad.

Después de saludarlo al aire, le comentamos que veíamos que muchos de los grandes medios sólo atacaban, no dejaban que se defienda y se basaban en rumores. Y que nuestra intención era hacer un periodismo objetivo, dando lugar a escuchar la otra cara del conflicto, a lo que respondió:

- El rumor es una información sin prueba y la noticia es una información con prueba. En todo este tiempo hemos sido todos víctimas de rumores y de falta de información que se convierte como en una guerra. La guerra está justamente con una campaña sucia de rumores...- comparó con las noticias que recibíamos de Malvinas- ... Y lamentablemente la verdad la saben pocos, y lo que hay que tratar es transmitirla con humildad. No siempre los medios saben transmitir la verdad con humildad. Por eso quedo a disposición de las preguntas que me puedan hacer, y por otra parte también sabiendo que tengo restricción por parte de la justicia, yo estoy en pleno juicio oral y no puedo tener la libertad de expresión que puede tener una persona común, por ciertas cuestiones que los jueces no me permiten, pero en la medida en que yo pueda responder, lo voy a hacer.


- Padre, ¿Cómo está la causa en este momento?

- La causa, bueno, no se la puede evaluar porque estamos en plena exposición de tanto la defensa como las acusaciones. Desde mi punto de vista muy bien, muy bien.

En cuanto a las expectativas son muy buenas, se está trasluciendo como fue organizado todo este programa televisivo de “Telenoche investiga”, como de periodistas pasaron a ser fiscales, como inventaron pruebas, como indujeron testimonios, como amenazaron a personas para que declaren determinadas cosas y bueno, todo eso el tribunal lo está escuchando, lo está evaluando y, no siempre lo que se dice a nivel medios, sobre todo Multimedios Clarín, que está interesado que el resultado sea negativo, sin importar las consecuencias, ni absolutamente nada de la verdad, hace que la sensación fuera otra, pero es sólo una sensación, adentro pasa otra cosa.


-¿Con qué propósito, con qué objetivo considera que lo acusan, de decir que usted cometió estos delitos?

- Y... parte del tema me lo reservo para la causa judicial. Como dije antes no puedo decirlo públicamente, pero es evidente que no hay un solo motivo cuando ocurren estas cosas.

Primero una determinada persona empuja que ocurra algo negativo en la vida de otra, sabiendo que va a ser después atacado por fieras. Si a uno lo meten en la jaula de los leones, sabe que va a ser mordido por los leones, pero está el asunto ¡quien te mete!..., y que un sacerdote acusado de estas cuestiones está en la jaula de los leones, o sea, que estas acusaciones que son tan fáciles de hacer, tan difíciles de probar y tan difíciles de defenderse, te llevan a que sea una mancha que se mantenga sobre una persona, y que difícilmente la puedan limpiar públicamente. Fijense que no cualquier persona que tiene una causa de este tipo sale a hablar cara abierta con periodistas, con gente, como lo estoy haciendo yo. Lo hago ante todo porque tengo la conciencia tranquila.

La segunda cuestión es que lo hago también para que el día de mañana no se lo hagan a otro tan fácilmente, ésto es muy sucio. Y después se van juntando gente, que de repente en una obra tan grande, generó ciertos resquemores en algunos sectores por cuestiones ideológicas y a mí me colocaron en un lugar ideológico cuando mi única ideología es el Padre Nuestro, mi única ideología es la fe, que no es ideología, o sea, la ideología pone a una persona en un determinado lugar y a veces también cerrado a otras ideas y sin diálogo con las culturas.


-En muchos de los escritos que publicó Clarín, aparece que usted habla de complot ¿Por qué cree que fue un complot y quienes estarían participando del mismo?


En esos momentos se corta la comunicación una y otra vez, al entablarla nuevamente, hacemos el comentario que el diablo estaba metiendo la cola, a lo que el Padre respondió:

- Son cosas del hombre, no metamos tanto al diablo.

Les quería responder que sí, hablando del diablo, yo le llamo “El Gran Diablo Argentino de Clarín”, porque el diablo es el padre de la mentira, y yo creo que Clarín es el padre de la mentira de la información Argentina. Y con su impunidad, muchas veces trata de imponer algunos logotipos y carteles a las personas. Lo que sucede con Clarín es que ha metido una idea que yo no metí, que es el complot. Ese complot parece… suena que hubo cinco grandes organizaciones que se pusieron de acuerdo para destruirme y el asunto no es así. Es como cuando una persona es llevada a un hospital, hay virus intrahospitalarios que se puede llegar a contagiar; de la misma manera cuando una persona cae en la mala, después se suman enemigos circunstanciales o personas que estaban con determinadas oposiciones, es como que se van sumando, y como decía Maquiavello, el problema no es tener enemigos sino cuando se juntan. Y yo creo que con mi actividad he generado algunas enemistades; con mi firmeza en algunos, ¿no?, también tuve enemistades; con este tipo de trabajo que llevó que la Fundación sea una Fundación grande y que yo estaba teniendo proyección internacional... y que fue fundada por un curita que no tenía absolutamente nada de relaciones y de contactos, y que los fui generando y generando de a poco. Pisé en muchos casos, y a la vez ciertos frentes internos, que cuando saben que una persona está trabajando en el llano, porque yo siempre trabajé en el llano, y a la vez tiene proyección hacia afuera: “No, éste no es tan como se muestra afuera”. Y se fueron juntando cosas así que yo espero hacerme entender porque más no puedo decir, pero no hablo de un complot, sino de haber empujado a una persona a una situación así.


-¿Por qué cree que estos chicos lo han acusado?

- Yo no le echo la culpa a los chicos y no puedo hablar de ellos. La culpa la echo a los grandes.


-¿Qué hay de verdad o mentira acerca de los rumores, que utilizó dinero de la Fundación para costear su juicio?

- Lo que quizás pueda llegar a decir esta gente, que gracias al mal accionar que tuvieron ellos, yo tengo que andar pidiendo colaboración a amigos para poder costear los abogados, pero en absoluto, no es de la Fundación. Me parece que es todo lo contrario, aun dinero que me han dado para mí, para los gastos de este juicio, los estoy poniendo en la Fundación y los hago esperar a los abogados; pero sí, lamentablemente lo que me han sacado a mí. A mí me sacaron millones, porque ustedes imagínense, si en un año, en el año 2002, hice catorce obras, catorce proyectos educativos ¿Cuánto vale eso en dinero? Vale muchísimo. Con la parálisis que me generaron con todo este juicio ¿Cuántas posibilidades de recaudar, de juntar dinero para los chicos me han quitado? Entonces ellos hacen un discurso fácil como diciendo el Padre parte de sus esfuerzos los está invirtiendo en conseguir dinero para sus abogados.

La verdad que lo que cobran los abogados es ínfimo al dinero que ellos le hicieron perder a la Fundación, al haberme distraído con esta causa inventada y al haberme llevado a preocuparme tanto de mí mismo, que en definitiva me preocupo de mi en víspera de los otros. Pero me ha llevado a preocuparme demasiado en defenderme y me han quitado mucha fuerza y mucha proyección para obra de bien, entonces el mal está del otro lado, lo cuentan de otra manera.


-¿La fundación sigue recibiendo ayuda de empresas?

- Sí, la Fundación sigue recibiendo ayuda, pero hay organismos que han puesto la pausa hasta tanto aclare. Los chicos siguen comiendo, se siguen educando, hacemos todo lo mejor que podemos y creo que es un milagro que estemos como estamos, porque con semejante lluvia de meteoritos sobre la Fundación y sobre mí, si hubiera sido en otra circunstancia, imposible sostener lo que sostenemos. No solamente es Hurlingham, sino Chacarita, José León Suárez, San Martín, Isidro Casanova, Derqui... Estamos hablando de Spegazzini, de otro hogar que tiene mujeres prostituídas en Flores, de Clorinda en Formosa, de Coronel Dugrati en el Chaco, de Chimbas en San Juan, de Suncho Corral en Santiago del Estero, de Calafate y de tantos otros lugares a los que estamos asistiendo prácticamente recibiendo muy poca plata; entonces imagínense el gran milagro de sostener todo esto.


-¿Y de políticos o del gobierno si alguna vez las hubo?

- Del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires debo reconocer que nos han mantenido la ayuda que hasta ahora nos venían dando de la subvención de la escuela primaria, la subvención de los profesores, de los maestros, del jardín, la subvención de la mitad del polimodal, o sea la mitad de los sueldos, el 50%... Cuando hay escuelas privadas que cobran cuotas y reciben el 80% o el 100% de subvención. Nosotros en una escuela de doble jornada, que damos todo, nos están dando solamente el 50% de subvención en el polimodal.

La escuela especial que sí tiene el 100% de subvención de hace dos años.


- Ni siquiera cobran una cuota de cooperadora.

- Los chicos son recibidos y sobre todo generando un marco para que los más necesitados puedan usar la Fundación, porque si nosotros comenzamos a cobrar un peso hoy, el año que viene son cincuenta pesos y después 100 y termina siendo un colegio privado común. Yo provengo de la congregación Salesiana y Don Bosco comenzó trabajando por los más pobres, y nosotros tenemos que seguir haciendo lo que él hacía, y lo primero para poder atender a los más humildes es: “no cobrar cuota”.


-¿En qué situación se encuentra la Fundación en este momento?

- En una situación de esperanza y de lucha, o sea, la Fundación está acompañándome en esta situación dolorosa, y lo mejor que puede hacer es seguir estudiando y trabajando como todos los días. Y si bien los chicos se expresan a través de carteles, mandándome cartas, con una cadena de oración, la Fundación sigue dando clases, sigue dando de comer, como si nada hubiera pasado, hasta el día que comenzó todo ésto, ese día trágico, cuando me etuvieron hubo clases, no se suspendieron, se trabajó. Hay una de las cosas que yo puse en el testamento que está guardado en el Obispado, una de las cosas que pido, que cuando yo me muera, que no se suspendan las clases, les pedí por favor éso, o sea, que es un signo que a mí no me gusta que se suspendan las clases nunca. La Fundación tiene que seguir adelante siempre, forjando a los chicos un sentimiento que es: “que ninguna adversidad tiene que poner pausa a tu vida”.


-Es más, la Fundación no hace paro docente y sólo acata los feriados nacionales.

- Por ejemplo los religiosos, que todas las escuelas tienen, nosotros siendo escuela católica, por ejemplo el 15 de agosto, es el día de la Asunción de la Virgen, nosotros no es que no lo acatamos, se viven como feriado dando clases, se reza a la virgen estudiando.


-¿Tuvo apoyo de la Diócesis de Morón en esta causa?

- Yo tengo pleno apoyo de Monseñor Eichhorn, el Obispo de Morón, el tiene confianza hacia mi persona, me cree y por supuesto cree que esta causa está armada.


-¿Y de la Iglesia Católica a nivel Nacional o del Vaticano?

- Ahí tenemos que ver a cada Obispo, yo le puedo nombrar el Obispo Baldomero Martini, de San Justo; el Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Bergoglio; el Obispo de Santa Cruz Juan Carlos Romanil y cuantos obispos que me conocen y que saben quien soy, o sea esa gente, que me conoce de verdad, a nivel interior, me sigue apoyando ¿de qué manera?, desde “te creo”. Es como cuando un hijo tiene un problema y hay un montón de gente que no le cree, llega, lo ve al padre, y el padre o la madre le dicen “te creo, confío en vos”. Y yo lo que siento es que estos obispos y mucha gente del pueblo de Dios me dice “Confío en vos”.


-¿Qué opina del celibato?

- Que es una opción y que hay que vivirla con libertad y que hay que tener la posibilidad interior de poder sublimar todas esas fuerzas de la sexualidad encausándolas a nivel de la caridad, del apostolado, de la oración. Y si alguien está capacitado para vivirlo lo tiene que vivir, y si no, tiene que optar por otra cosa, otro compromiso laical. Pero es una opción y uno tiene que ser capaz de vivirla.


-¿Por qué cree que la Iglesia lo puso como norma cuando en la Biblia, Palabra de Dios ni lo nombra, es más, habla de sacerdotes que tenían sus esposas. Ejemplo: Zacarías esposo de Santa Isabel, padres de Juan el Bautista. Lucas 1 (5-23). Cuando se habla de los obispos, que deben ser casados con una sola mujer. 1-Timoteo 3 (1-7), Tito 1 (6)

- Sin ir más lejos la Iglesia Oriental Católica Apostólica Romana, los sacerdotes se pueden casar, o sea en el oriente católico los sacerdotes primero se tienen que casar, tienen que tener un tiempo de matrimonio y después se ordenan sacerdotes.

Eso es una cuestión disciplinaria de la Iglesia a partir del siglo IV, que nuestra Iglesia Católica Apostólica Romana Occidental lo vivimos como una norma, que aquéllos que queremos vivirla somos sacerdotes y los que no, no pueden acceder sino al diaconado que es un paso anterior a ser sacerdote. Los diáconos pueden casar, bendecir, pueden leer el Evangelio en la misa, o hasta pueden predicar también, realizar celebraciones, tienen mucha apertura y hasta ahora, hay parroquias que están llevadas adelante por diáconos, la Iglesia no está tan cerrada como la gente cree.

Faltaría repensarlo, La Iglesia ha hecho muchas evaluaciones al respecto y hasta el momento ha dicho que permanece con el celibato.

De ésto no es una cuestión opinable que yo pueda salir a decir estoy de acuerdo o no estoy de acuerdo. Para mí es importante respetar el compromiso que yo hice, y que aunque la Iglesia permitiera que los sacerdotes se casen yo seguiría siendo célibe.


-¿En caso de salir absuelto, cómo continuaría con su obra?

- Voy a ser absuelto, yo creo que por lo que estoy viendo en el juicio es imposible una condena, tendría que ser una cuestión muy grosera hablar de una condena, estoy seguro de mi inocencia, “soy inocente”. Con respecto al después, cuando sea absuelto, la idea es poder consolidar muchísimo más económicamente la obra, porque lo que vamos a tener que hacer ahora, reconstituirla, tratar de levantar todo aquéllo que se deterioró, plantear de manera distinta la situación de atención de los chicos en grupos, tratar de consolidar las obras en los barrios que están un poco deterioradas, que les falta mantenimiento. Tiene que haber toda una etapa de reconstrucción y de búsqueda de fondos para poder hacerlo. Va a venir una etapa de muchos mangazos, de muchos pedidos, de mucho decirle a la gente crean en la obra, que prescindan mucho de mi imagen. El tema de mi imagen lo doy como un capítulo cerrado, ya no me voy a preocupar nunca más de mi imagen, voy a tratar de preocuparme en que aquéllos que lastimaron a la Fundación y me lastimaron, bueno, después que le devuelvan a la Fundación lo que le sacaron. De esa manera poder dar la Fundación un mejor servicio a los chicos.

Tengo ganar de hacer, atrás del polimodal hay una estructura que antes se llamaba Sagrado Corazón de Jesús, yo quería hacer ahí una escuela de gastronomía destinada a los chicos más necesitados, una escuela que llegue hasta nivel terciario. Porque veo que la gastronomía es uno de los ítems que más trabajo da a los pibes.

Después tengo ganas de hacer una escuela tipo Cosal de comunicación, que es algo que me debo, que me estaba organizando cuando pasó todo ésto, me gustaría hacer una escuela de locutores, de periodistas dentro de la misma Fundación y que por supuesto va a llevar el nombre del periodista que más quiero y más extraño que es Julio Ramos.


-¿Se siente como Jesús en el juicio, cuando los instigadores alentaban al pueblo a acusarlo, utilizando mentiras, para que sea crucificado, porque les convenía sacarlo del medio?

- Yo no le llego ni a los talones a Jesús – contestó con tono humilde- Pero Él dijo a la señora que llora por Él, cuando estaba yendo con la cruz en el hombro que “...si ésto me pasa a mí que soy leña verde, cuanto más le va a pasar a sus hijos que son leña seca”. Y yo soy leña seca. Lo que noto, que no han querido matarme. Porque sí hubo una persona que se presentó a la Fundación, por eso yo estoy tan seguro que hubo una idea de sacarme del medio de mala manera, a la que me mandaron a matar en un momento. Esto pasó en el año 2001. Cuando esta persona ya estaba preparada para hacer su estudio, porque me estaba siguiendo, y después se presentó como arrepentido, y... cuando llegó vio que ingresé a la Fundación, que era el momento en que tenía que hacer la ejecución; y habían ingresado un grupo de chiquitos que habían encontrado en la calle, y vio todo ese proceso, le tiró el dinero como le tiró Judas las monedas a los fariseos y no hizo lo que le habían mandado hacer. Se lo habían dado por clave, no sé que sistema tienen estos mafiosos para hacer éso, y bueno todo quedó ahí. Esta persona se presentó, dio su testimonio, lo tenemos grabado..., lo tenemos guardado.

Yo creo que esa manera es medio burda, porque en definitiva, cuando a uno lo matan, así lo terminan martirizando, y lo terminan elevando más que antes.

El asunto es matarlo a uno moralmente, ensuciarlo, dejarlo con una atadura para que no siga haciendo el bien, y yo creo que justamente lo que le hicieron a Jesús, no fue tanto meterle clavos para que le duela, los que les hicieron ésto, fundamentalmente fue atarlo, paralizarlo, lo que a mí me quisieron hacer fue atarme, paralizarme y ensuciarme y en éso sí podemos decir que el destino de un cristiano, cuando hace mucho recibe por parte de algunas personas: “hay que pararlo, paralizarlo y ensuciarlo para evitar que siga trabajando”. Es terrible, pero estos mecanismos son así, existen y ya los viví.


-¿Podríamos decir que esta gente que lo acusa sería el Judas de hoy?

- Yo creo que son los fariseos de hoy. Como decía Jesús: “como las tumbas, blancos por fuera y putrefactos por dentro, son sepulcros blanqueados”.

Judas, algunos dicen un traidor. En el rol de traidor no pondría a nadie en este momento directamente. Yo creo que hay mucho fariseismo en nuestra sociedad, mucha gente que habla mucho y no hace nada, mucha gente que lo único que hace es destruír lo que hace el otro y que politizan todo y que cuando llegan a destruír son capaces de levantar ladrillos. Esa gente existe, esa gente habla y hace cosas como “Un Sol para los Chicos”, y... están poniendo sombras a miles de chicos. Esos son los fariseos de hoy día, los fariseos de antes salían con las filacterias y tenían las leyes escritas en las túnicas. Estos fariseos hablan por la tele y son capaces de hacer por 40 puntos de rating el desastre, como esa mega causa, capaz de arruinarle la vida a miles de chicos. Y siguen todavía manifestando sus supuestas buenas intenciones, cuando se ganaron cerca de veinte millones de pesos inicialmente con todo este escándalo. Este fariseismo, es el que hoy día tenemos y que está en la pantalla de la televisión. Tenemos que ser nosotros, los que miramos la tele, los que sepamos saber distinguir quien es el uno y quien es el otro.

Agradecimos al padre Julio Grassi la comunicación, quien quedó a disposición de Cosora para cualquier aclaración.

Terminó su diálogo agradeciendo, dando su bendición y augurando seamos siempre verdaderos periodistas, no trasmisores de rumores sino de la información, sacadas de la fuente de la verdad y no de supuestas fuentes judiciales, como a veces publican, utilizando la frase como truco para hacer creer a la gente que lo que ellos publican es la verdad.


“Dios, Padre eterno, en tus manos queda esta causa”.

“Jesús, abogado de la verdad, en vos confiamos para que se haga Justicia”.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008