Opiniones

2/10/2008

ES TAN MALO MENTIR COMO DEJAR MENTIR


En virtud del principio Constitucional de inocencia, que significa que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, es que la carátula del juicio que se le sigue al Padre Grassi dice “Presunto Abuso”.


Sin embargo, algunos medios se empeñan en referirse al Padre Grassi como “... acusado de abusos” y no de “...presuntos abusos” como debería ser. De igual modo, deberían referirse a las “...presuntas víctimas” y no a “...las víctimas” ya que todo esto equivale a dictar sentencia antes del desarrollo del juicio.

Increíblemente, estos medios van logrando cada día su cometido de instalar la idea de CULPABLE en el subconsciente colectivo y, lo que es peor aún, de comprometer a la justicia en su veredicto con la presión social que genera lograr INSTALAR la mentira como una legítima jugadora que logra CONFUNDIR y hasta convencer finalmente a muchos de que ha ocurrido un hecho que en realidad nunca tuvo lugar.

La consecuencia de esto: Un inocente podría ir a la cárcel y 5.500 niños quedarían (ahora si) como nuevas víctimas que jamás recuperarían su fe en la Iglesia ni en las instituciones todas pero tampoco en la sociedad en general. Porque ellos fueron rescatados de la nada para mostrarles todo y entonces les estaríamos diciendo que ese “todo” también es “nada”. Estaban mal, muy mal, pero estarían mucho peor.

En forma descarada e inusitada han trascendido los datos filiatorios de los menores involucrados en la causa como presuntas víctimas violando abiertamente la decisión recaída en el amparo judicial oportunamente interpuesto por la Fundación Felices Los Niños en el sentido de no divulgar sus datos personales. Sin embargo, no solamente han trascendido sino que hoy los 5.500 niños y niñas de la Fundación, como cualquier otro niño, se sientan frente a una TV, escuchan una radio o leen un periódico y toman conocimiento de conceptos difamadores de “su Padre Julio Grassi” produciéndoles daños emocionales y sicológicos, lo que no es justo en seres que ya han sufrido bastante desde que llegaron a este mundo. Sencillamente, no es necesario, no lo merecen, no tienen porque formar parte del rating ni del odio de algunos componentes de la sociedad.

La Justicia sola no puede
Sin perjuicio de la solicitud efectuada por el Presidente del Juzgado Nº1 de Morón en el sentido de no divulgar ni mediatizar el Juicio, algunos medios no cesan de brindar noticias ambiguas o falsas y es público y notorio como muchos columnistas de diarios y revistas, locutores radiales y televisivos y hasta panelistas (opinólogos) y pseudocómicos se dedican en forma ligera e irresponsable (en el mejor de los casos) o maliciosa y mal intencionada, en otros, a malversar, manipular y hasta inventar opiniones dando siempre por sentado que el Padre Grassi ha cometido los abusos, AUNQUE LA JUSTICIA AÚN NO SE HA PRONUNCIADO.

Y así, de esta forma y tantas otras que todos conocemos, se violan los Derechos Humanos (que en algunos casos parecen no existir) de personas que esperan poder demostrar su inocencia y llegan a sentirse impotentes frente a la máquina de destruir montada por quien está, al menos por un rato de la historia, con la pluma en la mano.

Hoy, como a tantos otros, le sucede al Padre Grassi
Mañana le puede pasar a cualquiera de nosotros.

Comprometámonos con la verdad denunciando este tipo de actitudes irresponsables y falsas frente a las autoridades que correspondan o llamando a los medios irresponsables en el momento que ocurren a los teléfonos o direcciones de correo electrónico que los mismos publican para contacto durante la emisión de sus programas.

Hagamos respetar nuestros derechos no aceptando información manifiestamente maliciosa que además, en este caso, compromete la educación y formación de miles de niños inocentes.

Evitemos la continua degradación y destrucción de las instituciones instalando preconceptos sobre quienes participan en la formación de nuestras futuras generaciones.

Por favor, haga circular este texto a su lista de amistades y contactos y recuerde que puede ayudar al Padre Grassi votando en la encuesta de ImpulsoraWeb y también dejarle su mensaje en el “blog del Padre Grassi”

Secretaría de Derechos Humanos

Centro de Recepción de Denuncias y Orientación Ciudadana
Horario de Atención: Lunes a Viernes de 10 a 16 hs.
Dirección: 25 de Mayo 544 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfono: 011-5167-6500
Correo electrónico: denuncias@derhuman.jus.gov.ar

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008