Opiniones

24/5/2008

Myriam Lewin salió a la pesca.
LA FISCAL DEL GRUPO CLARIN

 

Myriam Lewin salió a la pesca de testigos para el Juicio contra el Padre Grassi. Un tal Rodrigo está invitando a los testigos de la causa (y a otros que no están y que a ella le interesa que estén) a tomar un cafecito con Lewin. El consejo es que no lo acepten (¡No se 0lviden de Yiya Murano!). El veneno que puede poner Lewin en el café son extorsiones y presiones para que esa persona, sintiéndose protegida por Clarín y Canal 13 diga «algo interesante contra el Padre Grassi».

Lo grave es que lo hace para preparar el Juicio Oral. ¿Lo sabrán esto los Fiscales y los Jueces? ¿Estará autorizada la Lewin a seguir armando la causa... en sede judicial?

Parece ser que la desprestigiada periodista sigue interviniendo ahora en la Instrucción suplementaria convenciendo y citando testigos para el Juicio. Por lo visto quien se atrevió a tomar declaración junto al Fiscal Flores y pedir que se rompan declaraciones que favorecían al padre Grassi ahora comenzó a llamar desesperadamente a los testigos para pedirles por favor que declaren (diciéndoles también el contenido de lo que deben declarar).

Dejando de lado su función de movilera y columnista de Telenoche, Lewin desempolvó la agenda del 2002 y reinició la campaña sucia contra el sacerdote fundador de Felices los Niños. Esto ya está convirtiéndose en un nuevo escándalo judicial en Morón.

El Noticiero dirigido por Carlos D'Elía está escribiendo su penúltima novela con la justicia y la desgracia de los niños que sufren hasta hoy el mentiroso programa del 2002.

Myriam Lewin e Irene Bais fueron las periodistas encargadas de investigar e inventar las declaraciones que se filmaron en el paupérrimo informe de Telenoche Investiga del 23 y 30 de Octubre del 2002. Desde aquel entonces Lewin se atrevió a dictar declaraciones a jóvenes, a ofrecer plata para que declaren lo que ella les dictaba, a cambiar la jurisdicción de la denuncia para que le toque una Jueza de menores que había apalabrado antes (Ravera Godoy), a reiniciar una declaración que la Panadera había hecho y que favorecía al Padre Grassi, a increpar a otra Jueza de Menores (Landolfi) porque "no acataba sus órdenes". Este espanto procesal mediático será recordado históricamente con un título como: Había una vez un Canal de TV que se sintió Tribunal, una Periodista que se sintió Fiscal y un Multimedios que se sintió con la potestad de condenar. La justicia lentamente irá recuperando su autoestima y un día dirá ¡BASTA!... ESE DÍA LO ESPERAMOS CON ANSIEDAD.

MIENTRAS TANTO TENEMOS QUE SOPORTAR A LA INSUFRIBLE FISCAL MYRIAM LEWIN.

Noemí Colcerazza

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008