Opiniones

3/5/2008

Escandalete del Dr. Juan Pablo Gallego en Tribunales:
"Grito, Lío, cosha golda"

El martes 29 de abril, día del animal, el Dr. Juan Pablo Gallego protagonizó un escandalete en la Mesa de Entradas del Tribunal Oral Nº 1 de Morón. Sucedió que el Dr. Ricardo Malvicini, defensor del Padre Grassi, quería leer el expediente de la Causa pero como también quería hacer lo mismo el Dr. Gallego, Malvicini le cedió el lugar para que lo leyera tranquilo. Hasta ahí todo era cordialidad entre profesionales.

Gallego comenzó a hojear la Causa cuando de repente clavó la mirada en Malvicini, cambió su rostro de amable a inquisidor y comenzó a gritarle desaforadamente al defensor:

- Decile al cura que deje de amenazarme... que deje de mandarme citaciones... ¡Decile a ese mafioso que deje de poner mi foto en la página Causa Grassi porque lo voy a meter 15 años preso!

El Dr. Malvicini quedó petrificado frente a esta inesperada arremetida del mediático letrado y solo atinó a responder: - ¿Sos Juez para decidir poner preso al padre?

Gallego continuó con sus diatribas dibujando su discurso con ademanes "cuasi escolares" y volviendo a afirmar: - Que deje de mandarme abogados y cartas documentos para doblegarme... porque voy a llegar a las últimas consecuencias - rematando con su pastosa voz.

El Dr. Ricardo Malvicini lo cortó en seco diciéndole: - Hacé lo que tengas que hacer pero de aquí en más se terminó el trato cordial con vos que para lo único que sirve es para que te desubiques, así que no vengas más a saludar haciéndote el correcto porque hoy mostraste tu verdadera cara.

Se produjo un silencio. Gallego estaba colorado por el papelón que había protagonizado delante de toda la gente y mientras miraba la causa buscó una manera de remediarlo. Pasado un rato se dirigió con una sonrisa conciliadora al abogado del sacerdote fundador de Felices los Niños y le dijo: - Disculpá. No quiero mezclar las cosas. Ustedes son de verdad Defensores técnicos pero los anteriores abogados de Grassi eran unos mafiosos.

Malvicini no pudo digerir aún el escandalete anterior con que Gallego lo humilló delante de todos los presentes y queriendo dar fin a la escena le dijo: - No te acepto las disculpas y te pido que de aquí en más nos veamos en Tribunales, cada uno en su rol y te aseguro que a todas tus arremetidas mediáticas, en sede judicial las voy a partir en cuatro.

Gallego estiró su cabeza, acomodó su corbata y después de hacer un paneo hacia sus alrededores se fue con largos pasos para salir del horno que había encendido en la Mesa de Entradas y que sobre todo, lo quemó a él. Como dijera el legendario Oaky : "Grito, lío, cosha golda"... protagonizado con innecesario histrionismo por Juan Pablo Gallego para hacerse ver... y temer, aunque no da miedo, da pena.

Noemí Colcerazza

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008