Noticias

4/3/2006

Fuente: Acción Católica Mexicana de la Diócesis de Querétaro

COMUNICADO DE LA DEFENSA
DEL PADRE JULIO CESAR GRASSI


Respecto a las manifestaciones vertidas -tanto en la Conferencia de Prensa convocada el día 1/3/06, como días posteriores en distintos medios de comunicación- por la Sra. Estela Barnes de Carlotto y el Dr. Juan Pablo Gallego, ambos en representación del Comité de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre Derechos del Niño (Comité), debemos decir que las mismas resultan falsas.

  • Son injuriantes las expresiones formuladas en forma directa o implícita acerca de que existe un acuerdo entre el Tribunal Oral Nº 4 y la defensa de Grassi para favorecer la situación del sacerdote.
  • Nunca se cambió la fecha de audiencia preliminar fijada por el tribunal Oral Criminal Nº 4 de Morón en el mes de diciembre para el día 22/02/06, circunstancia que les consta porque el Dr. Gallego difundió falsamente en el mes de diciembre que esa fecha había sido fijada en virtud de las solicitudes realizadas por el Comité.
  • También es falso que se le esté impidiendo a los denunciantes y al Comite el derecho de ofrecer prueba en el juicio. El propio denunciante se presentó ante el Tribunal Oral en forma personal dejando un escrito de su puño y letra mediante el cual revocaba el patrocinio del Dr. Gallego, y renunciaba a su calidad de particular daminificado. En consecuencia fue el propio denunciante quien prescindió de los servicios del letrado que patrocina al Comité quien decidió por su propia voluntad no ser parte en el juicio.
  • Ante la decisión del denunciante de no ser parte, el Comité con la firma de la Sra. Carloto y el patrocinio del Dr. Gallego, intentó presentarse como particular damnificado en contra de Julio Grassi, petición que fue rechazada por el Tribunal Oral por improcedente debido a que no representan a ninguno de los supuestos damnificados, resultando terceros ajenos al proceso.
  • Es falso que maliciosamente se les haya impedido el ingreso a la audiencia puesto que no es pública y sólo esta reservada para las partes. En este caso la defensa y el Ministerio Publico Fiscal que controló la legalidad del acto y nada objetó al respecto.
  • También es falso que el denunciante y el Comité se vieran impedidos de ofrecer prueba en tanto que ambos adhirieron a la prueba ofrecida por la fiscalía, en distintas presentaciones firmadas por el Dr. Gallego.

La denuncia efectuada por el Comite contra el Tribunal Oral es falsa, constituyendo una nueva maniobra para presionar a los magistrados a fin de que resuelvan conforme sus improcedentes peticiones y manipular la opinión pública en contra del imputado distorsionando la información del caso.

Firmado: Dres. Adrián Maloneay, Luis Osler, Andrea Novello y Laura Fechino



El sacerdote Julio Grassi responde a las acusaciones

02 de marzo de 2006 (derf, CR)
Fecha Actual: 04/03/2006 12:31:34


Tras el pedido de desafuero de los jueces que llevan adelante el proceso contra el sacerdote Julio César Grassi, por parte del Comité de Defensa de los Derechos del niño que preside Estela de Carlotto, que entienden que dicho Tribunal "entorpece el desarrollo del proceso", el padre Grassi manifestó, en diálogo con Crónica, que "estos son conceptos muy dolorosos, ya que no hay ni privilegios ni entorpecimiento alguno, yo soy atendido como cualquier ser humano, sin preferencias y el desarrollo del proceso es absolutamente normal, ajustado a la ley".

El padre Grassi dijo que "esto pasa del plano netamente judicial al personal, castigan con palabras duras, condenan públicamente por adelantado, hay que esperar el juicio para saber qué pasa. Yo respeto mucho a la señora Estela Carlotto, valoro su trayectoria, pero creo que la están informando mal y eso la lleva a decir cosas equivocadas".

Grassi expresó que "Ya hubo una audiencia preliminar, el día 22 de febrero, con presentación de pruebas y se ha debatido, ahora resta aguardar el juicio, que será en la segunda mitad del año, estimo. Pero quiero aclarar que el Tribunal no es condescendiente ni mucho menos, se me trata como a uno más, como corresponde, sin preferencias. No he faltado a una sola audiencia, cumplo estrictamente con todo, ya sea con mi trabajo en los Hogares como en mi domicilio, y todo es controlado por personal de la Justicia, en la que creo profundamente".

Y aclaró que "aquí no hay ningún poder político ni económico como se dice, sólo la iglesia católica que respalda una misión. Tampoco once abogados que me defiende, son dos estudios en los que sí hay muchos abogados, pero no están atendiéndome a mí, tienen otros trabajos. Tampoco es cierto que mi perito sea el del caso Conzi, sino que se dispuso al doctor Fernando Cabello, hijo de un prestigioso profesional que ha escrito manuales que hoy son utilizados para estudio. Todas las cosas dichas son erróneas y duele porque entiendo que apuntan directo a mi persona. Puedo asegurar que cumplo con mi trabajo y con los horarios dispuestos y de ello hay un control sumamente exhaustivo, tanto de mis actividades como de los lugares donde estoy".

Para finalizar, el sacerdote expresó que "estoy seguro que voy a salir absuelto, soy inocente y puedo asegurar que todo esto está armado, me dañan a mí y lo que más me preocupa es que están lastimando a quien represento, ante todo la iglesia y luego a la Fundación y a la gente que de allí depende. Pero creo en la Justicia y sé que de todo esto voy a salir. Si en la primera etapa hubiese tenido yo la posibilidad de presentar mis pruebas, no hubiésemos llegado jamás a esta instancia. Ahora hay que aguardar el juicio y no hablar antes, equivocadamente".

Estela de Carlotto, titular del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN), denunció "un comportamiento arbitrario de los jueces" del caso y señaló "la asimetría que existe entre los débiles y personas menores de edad, con el poder político y económico que están detrás de este caso".



CARLOTTO

PARTE DE ESTE DIABÓLICO COMPLOT
CON SAÑA Y ALEVOSÍA


Piden el desafuero de los jueces del caso del padre Grassi

El Comité de Defensa de los Derechos del niño, que preside Estela de Carlotto, pidio hoy a la Cámara Penal de Morón el desafuero de los jueces del Tribunal Oral cuatro, por "entorpecer el normal desarrollo del proceso" que le sigue al sacerdote Julio Grassi, acusado de abuso sexual contra menores de edad.

Carlotto, que representa al Comité en el expediente, denunció entre esas irregularidades que los magistrados cambiaron la fecha de la audiencia preliminar al juicio oral sin haberlos notificado, por lo que ningún representante del organismo ni testigo pudo asistir.

En consecuencia, solicitaron que se declare nula esa audiencia, hasta que la Cámara Penal resuelva el desafuero solictado.

La titular del Comite Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN) destacó que al tema del cambio de la fecha de la audiencia se suma el "haber impedido que los damnificados ofrezcan pruebas".

También precisó que el Tribunal "no controló que el padre Grassi cumpla con los horarios establecidos para ingresar a la Fundación Felices Los Niños y no impidió que tome contacto con menores" de edad.

El abogado del Comite, Juan Pablo Gallego, puntualizó que el Tribunal, "con sus dilaciones y ausencia de controles, impidió que el proceso avanzara en forma normal", y exhibió el acta en el que figuraba la fecha de la audiencia preliminar.

Carlotto denunció "un comportamiento arbitrario de los jueces" y señaló "la asimetría que existe entre los débiles y personas menores de edad, con el poder político y económico que están detras de este caso".

"El padre Grassi tiene once abogados que lo defienden y yo me pregunto quién los paga", remarcó Carlotto, y sostuvo que "casualmente son abogados que han defendido al asesino de (José Luis) Cabezas y a (Marcos) Telleldín".

La mujer señaló que "el perito del padre Grassi es el mismo que propuso Hugo Conzi" y agregó: "Este es un caso que no tiene que quedar impune, tiene que haber un castigo ejemplar porque no es la primera vez que hay casos de abuso sexual donde las víctimas son menores y quedan desprotegidas".

El padre Julio Cesar Grassi está acusado de abuso sexual contra menores de edad que concurrían a la Fundación Felices los Niños, que el presidía, y aunque es un delito no excarcelable fue beneficiado con una libertad atenudada hasta que comience el juicio oral.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008