Novedades del Juicio

12/11/2007

En Mar del Plata
Denuncian a Enrique Stola y Juan Pablo Gallego:
AFIRMAN QUE STOLA NO ES PSIQUIATRA


FORMULA DENUNCIA.-

Señor Fiscal:

        GUSTAVO FABIAN CARDANO, con el patrocinio de L.M.R., abogado; por mis derechos, al Sr. Fiscal digo:

        I - MOTIVO DE PRESENTACION.-

        Que vengo a formular denuncia penal por los hechos que abajo relato, contra Enrique Oscar Stola, médico -Rodríguez Peña 582, piso 2, CF-, Juan Pablo Gallego, abogado -domicilio desconocido, pues el denunciado a la Justicia por el mismo es falso-, Daniela Lascano, sicóloga -Alsina 32, Tandil- y María Luisa L. J. M. Gigli -San Luis 2370, 3º, Mar del Plata-.

        II - ANTECEDENTES.-

        Como se agregan numerosos elementos de juicio cuya corroboración informativa hará el Sr. Fiscal, en el curso de esta presentación, usaremos los números de foliatura que a dichos elementos les hemos colocado en la parte inferior de cada hoja, con marcador negro, para no dificultar la posterior foliatura de la I.P.P.

        En los autos “Expte. 114.267 G., M.L. C/ C., G. S/ H. D. C. D. R. D. V.” del Juzg. CyC 7 departamental, se presentó un dictamen siquiátrico respecto de mi hija menor M., efectuado por el médico Enrique Oscar Stola -lo presentó él mismo, que no es parte en el asunto- y se autotitula como siquiatra.

        La Excma. Cámara 1ra. de esta ciudad, mandó a desglosar el pretendido dictamen pericial, lo que resulta de dos circunstancias esenciales. En primer lugar, en nuestro procedimiento civil no pueden agregarse pretendidos dictámenes periciales que no hayan sido ordenados por los jueces y según el procedimiento establecido para proteger los derechos de las partes. En segundo término, Stola no es parte del asunto, por lo que nada puede presentar.

        Posteriormente se inició contra la Sra. Gigli una acción destinada al cambio de tenencia, y allí, su abogado Sr. Gallego, agregó el dictamen de Stola nuevamente -como prueba documental, siendo que se trata de un dictamen pericial-, chicana ésta destinada a incorporarlo indebida-mente contra la prohibición legal. Expte.115.966 “C., G. C/ G., M.L. S/ T.”.

        Todo esto no pasaría de meras infracciones profesionales si no fuera que según las investigaciones realizadas, el Sr. Stola NO ES SIQUIATRA, lo cual lo convierte en autor de los delitos de usurpación de títulos, falsedad instrumental ideológica y fraude procesal. Y ello si no se acredita que simuló ser siquiatra con la Sra. Gigli lo cual lo colocaría también como responsable de estafa por calidad simulada.

        Partícipe de tales conductas, el abogado Sr. Gallego ya que, como se acredita, trabajan ambos asociados en diversos expedientes, por lo que no puede ignorar que se está valiendo de la colaboración de un pretenso especialista y se refiere al mismo como tal.

        Al respecto, es ilustrativa la manifestación del propio Stola al diario digital “LA ONDA” de la R.O. del Uruguay, sobre su asociación profesional, folio 51-3 vto. y 54.

        Por otra parte, esta intervención en especial, está destinada a tratar de inculparme como autor de abusos respecto de mi hija, a la vez que contribuir a lesionarla síquicamente, por lo que el carácter de complicidad en la estrecha relación entre Stola y Gallego se define.

        Esta relación se acredita no sólo con la intervención conjunta de los mismos en diversos expedientes, sino que además resulta de la Carta Documento de fs. 48, de la que resulta que, además, Gallego es el abogado de Stola, lo que delata la grosería ética de trabajar de consuno en los expedientes -como el mismo Tola dijera al periodista de “El Onda”-, especialmente del modo en que se lo hace, para lo que basta considerar lo publicado en “Pensamiento Penal” que se agrega como folio 49 en adelante, donde los denunciados Stola y Gallego trabajan juntos con objetivos particulares y ocultos, pretendiendo ser particulares damnificados en la causa seguida al padre Grassi por presuntos abusos de menores, cuando sus patrocinados les habían revocado tal función.

        Se ha violado lo dispuesto por el Colegio Médico de la Provincia de Bs. As., Decreto Ley 5413/58, fs. 49. De la investigación en los distintos colegios profesionales, surge que el Dr. Stola no está inscripto en la especialidad Psiquiatría en ningún colegio distrital de la Provincia de Bs. As. ni en la Capital Federal.

        A fs. 2. del cuadernillo adjunto, está inscripto en una especialidad de psicología clínica, que es un estudio que sólo en Capital Federal se dicta en la Universidad Kennedy (fs. 4), pero no se realiza la residencia hospitalaria y por ende no lo habilita para ejercer como siquiatra, sin perjuicio que igualmente la llamada sicología clínica, sólo autoriza la asistencia colateral y no tiene el más remoto vínculo con la siquiatría.

        Se agrega:

        Fs. 1, Denuncia al Ministerio de Salud de la Nación, informan a fs. 2 que está inscripto como médico en la especialidad de SICOLOGIA CLINICA.

        Está inscripto como médico sin especialidad en el Departamento de Junín y San Martín de la Provincia.

        En ningún lado está inscripto como psiquiatra y no ha acreditado haber hecho la carrera hospitalaria en ningún lado en la provincia ni la especialidad.

        De la denuncia hecha al Ministro de Salud de la Nación se forma expedientillo e informando la inscripción (fs.1/4). fs. 5, denuncia e iniciación de expediente Nro. 2900-49975 Ministro de Salud de la Provincia de Bs. As. en donde no surge antecedente a nombre de Enrique Oscar Stola y que nunca ejerció como médico o especialidad en hospital alguno de la provincia de Bs. As.

        fs. 10/11: Oficio y Contestación al presidente del Colegio Médico de Mar del Plata (no figura inscripto) y actuó irregularmente al ejercer actos médicos en Mar del Plata violando las normativas de la ley 5413/58 y reglamentaciones que se adjunta también.

        fs. 12/13: Oficio al Colegio Médico de Morón, no se registra anotación alguna.

        fs. 14/15: Oficio al Colegio Médico de Azul no se encuentra registrado.

        fs. 16/17: Oficio al Colegio Médico de Junín, encontrándose matriculado sin especialidad, Nro. 61237.-

        fs. 18: Copia denuncia hecha en el Colegio Médico de Junín.

        fs. 22: Copia denuncia hecha en el Colegio Médico de San Martín.

        fs. 23: copia oficio al Colegio San Martín, aún no contestado, pero sí a través de los e-mails de donde surge que se encuentra matriculado como médico en dicho Colegio (fs. 25)

        fs. 29/44: escritos judiciales donde el denunciado Stola se titula especialista en Psiquiatría y Sicología Médica, además de la Sicología Clínica que le ha reconocido su Colegio.

        fs. 45: resolución de la Cámara Civil y Com. que ratifica el desglose de los anteriores.

        fs. 48: carta documento que me giró Stola, en su novedosa -pero rememorativa del siglo XX- variante de “colacionada”, en la que si bien se refiere a otras circunstancias en particular, se cuida muy bien de no darse por enterado que he denunciado que no posee la especialidad que se atribuye –“pseudo...”, lo que constituye por lo menos un reconocimiento tácito de su infracción.

        La sicóloga Lescano que dictamina en el asunto fue nombrada por Stola, y es de Tandil.

        Los colegios de psicólogos tienen el mismo sistema del Colegio Médico y para ejercer en la Ciudad debe estar matriculado aquí. Se dejó oficio en el Colegio de Psicólogos el 24 de agosto, pero aún no se contestó.

        Gallego y Stola, acostumbran a insultar a jueces y funcionarios diciendo que las resoluciones son perversas, que se ha abusado de la menor en la Asesoría, como lo dicen en el expediente: “G., M.L. C/ C., G. S/ H. D. R. D. V.”, Expte. 114267, de trámite ante el Juzgado en lo Civil y Comercial Nro. 7 del Departamento Judicial de Mar del Plata.- Agregan supuestas pericias, cuando en los juicios civiles sólo se puede hacer a través de los peritos designados judicialmente o por la oficina pericial, le devuelven las pericias apelan y la cámara confirma (pasó igual en el juicio de nuestro colega G.F.P. y en el juicio del Padre Grassi.)

        Precisamente al respecto se presenta como casi imprescindible la testimonial del Dr. G.F.P., quien puede deponer respecto a la conducta acostumbrada por el médico Stola y el abogado Gallego, coincidente con nuestro asunto, lo que corrobora la verosimilitud de esta denuncia por habitualidad, lo que además se apoya por la prueba traída.

        En la PERICIA SIQUIATRICA Y SICOLOGICA DE MI HIJA M. que ahora en la causa de tenencia, adjunta incorrecta-mente como “documento”, participan de los delitos denunciados no sólo el abogado Gallego, sino también la colaboradora de Stola, la sicóloga Sr. Lascano, y valiéndose del servicio de todos ellos con el fin de desbaratar las posibilidades de que pueda yo tener un vínculo con mi hija, la madre de la misma Sra. Gigli.

        El Dr. Stola efectúa una pericia a la menor en Mar del Plata, siendo un médico que no se encuentra inscripto en esta Ciudad, como surge del oficio adjunto, en que se pidió informe al Colegio Médico de Mar del Plata de que se adjunta contestación, en donde el Sr. Stola no está inscripto como médico en este distrito. Consultado el Colegio Médico, el Dr. Stola, para el ejercicio de la profesión de médico y especialidad invocada debe estar inscripto en esta Ciudad, que tenga matrícula en otro distrito.-

        Es decir, el acto médico no sólo sería irregular por no estar inscripto en el Colegio Médico del IX distrito que es Mar del Plata, sino además estamos ante la irregularidad y manipulación de pericias psiquiátricas y sicológicas de la menor sin haberse ordenado judicialmente de modo que garanticen imparcialidad.

        Ya no se trata de una mera infracción administrativa, sino que tales infracciones señalan una modalidad delictiva compleja e irrespetuosa de todo tipo de leyes, que constituye un claro agravante de la conducta de los denunciados.

        Estos mismos estudios fueron presentados con anterioridad en el Expte. 114.267 “G. M.L. C/ C. G. S/ H. D. C. D. R. D. V.” QUE OFREZCO AQUI COMO PRUEBA INSTRUMENTAL.

        Los abogados, conjuntamente con el Dr. Stola, además presentan EN LOS AUTOS ALUDIDOS, un informe PSIQUIATRICO DE MI PERSONA, CALUMNIOSO, SIN CONOCERME, FALTANDO A LAS MAS ELEMENTALES REGLAS DE ETICA Y PRINCIPIOS ELEMENTALES del derecho humano, LO QUE CONCRETAN DETRAS DEL FALSO TITULO EN QUE PRETENDEN AMPARAR TALES MANIFESTACIONES. Ello sin contar con el deleznable objetivo que toda esta iter criminis persigue: impedirme ver a mi hija, valiéndose para ello de graves y falsas imputaciones a una persona que ni siquiera han visto de lejos.

        Mencionar aquí el juramento hipocrático, parece de locos...

        Faltan además a los principios más elementales de ética de la profesión de médico y del arte de curar, al efectuar un estudio en un expediente judicial, sin tenerme a la vista, y lo más grave aún, sin haber aceptado ser analizado y ni haber sido ordenado a efectuar el estudio judicialmente. Es decir de una manera prepotente, presenta un informe respecto a mí y a mi hija, violando las más elementales normas de defensa en juicio e imparcialidad.

        Y siendo que en el primer expediente, S.S. dispuso con fecha 19 de marzo de 2007 en circunstancia que son agregados los informes sicológicos y siquiatricos que adjuntan ahora nuevamente: “En cuanto a los informes psicológicos y psiquiátricos acompañados con el escrito en proveimiento, se ordena su inmediato desglose (entregándose los mismos, bajo constancia a su presentante en Mesa de Entradas), desde que los mismos no han sido solicitados por el suscripto, ni han sido emitidos por los profesionales designados de la lista Oficial y que ya intervienen en la causa. Además, se hace saber a la presentante que en el régimen de nuestro C.P.C. Provincial, no existe la figura del consultor técnico del CPCN, por lo que su incorporación resulta manifiestamente improcedente. En lo sucesivo, al igual de lo que ya se ha indicado a la parte contraria, deberá abstenerse de dicha conducta.”

        Que no obstante advertir S.S. que se abstengan de esta conducta, vuelven a presentar estos informes en forma maliciosa, burlándose de las resoluciones del Juez y de la Cámara Departamental, que no sólo los devolvió, sino que falló en contra en el recurso de queja planteado, cuya copia simple se adjunta a la presente y por unanimidad confirma la resolución de primera instancia (Expte. 138827 caratulado “G., M.L. c/ C. s/ H. d. C./R. d. Q.”).

        Nuevamente vuelven a adjuntar estos informes maliciosos y falsos, en el juicio de tenencia, pero en atención a la resuelto en el otro expediente, se valen de la maniobra de hacerlo como pretendida “prueba documental” -que no lo es- lo cual evidencia la pertinacia en lograr el resultado de su obrar delictivo por el que presentan -y SE presenta- a Stola como siquiatra, aunque ello requiera burlarse groseramente del sistema judicial y de la ley. El médico Stola, dispuesto según dijo desembozadamente al periodismo, a esconder a un menor de la Justicia, no para mientes en el hecho de mucho menor entidad de burlarse torpemente del sistema judicial y de sus funcionarios, con tal de lograr lo que persigue. Dios nos proteja de ests nuevos “comu-liberales” tan amigos de su libertad como irrespetuosos de la ajena...

        La maniobra de dar domicilios inexistentes para que no se los pueda notificar que utilizaron en este asunto, no debe pues sorprendernos. IPP 228.114 de la Fiscalía 6, cuyas constancias ofrezco como prueba.

        Que la Sra. Gigli, que contratara los servicios del equipo Stola-Gallego, se opuso a que se le hicieran pericias siquiátricas a la menor (a la vez que no denunció jamás el pretendido abuso, haciéndose cargo de la responsabilidad penal del caso) no puso a la niña a disposición del siquiatra que se encuentra designado en el expediente de homologación. Pero no tuvo empacho en exponer a la menor a diferentes sicólogos y al Dr. Stola, como asimismo provocar estrépito foral por el presunto abuso, en un expediente civil que cualquiera puede leer. Pero no tuvo inconveniente en hacerse cómplice de Stola y Gallego para lograr mi exclusión del ámbito vital de la niña, cuando se opuso en la causa penal que tramita por obstaculización de vínculo y lesión síquica por las que se encuentra incriminada, sosteniendo que ellos sería revictimizar a la menor. Sorprendente.

        Para ser psiquiatra es necesario tener la residencia en hospital público nacional, provincial, hacer 3 años con carga horaria completa de 8 hs. a 18 hs. más una guardia de 24 hs. más la jefatura de la residencia que es un año más (4 años con la misma carga horaria).

        Para hacer la residencia se tiene que concursar y aprobar el examen de la especialidad.

        La concurrencia, no se da examen de ingreso, se hace una evaluación en el servicio, no recibe un sueldo mensual como en la residencia y dura 5 años. Una vez realizada la concurrencia, aprobado el examen y firmado por el jefe de servicio donde se hizo la concurrencia y por el jefe del hospital y el director del Hospital, con eso se presenta en el Colegio Médico que tenga la especialidad que se hizo para rendir el examen para darle el título de especialista.

ANTECEDENTES POR MALA PRAXIS DE STOLA.

        Stola Enrique Oscar S/ Mala Praxis: Damnificada S.C.C. - Causa 4664, Juzgado 6 de 1ra. Instancia en lo Correccional, Lavalle 1638 Primer Piso, Capital Federal - 15/02/06.

                Sírvase el Sr. Fiscal iniciar el sumario.

                                Es la Ley.




Respuestas del Min. de Salud de la Provincia de Buenos Aires y de los Colegios de Médicos a las consultas sobre matriculación del Dr. Enrique Oscar Stola:


Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires

Corresponde al Expediente N° 2900-49975/07
La Plata, 20 de Julio, de 2007.

Señor G.F.C.

Me dirijo a usted a raíz de la nota que cursara a ese Ministerio y que diera origen al expediente de referencia y por la cual denunciaba al Doctor Enrique Oscar Stola, Médico especialista en Psicología Clínica, Psiqiatría y Psicología Médica, en su carácter de Consultor Técnico de la Señora M.L.G. en el Expediente 114.267 "G., M.L. C/ C., G. S/ H. D. C. (R. D. V.)".
Al respecto y por expresa indicación del Subsecretario de Coordinación y Atención de la Salud, remito para su conocimiento informes elevados por las dependencias competentes de esta jurisdicción, donde constan que no se registran andecedentes a nombre del Doctor Stola.
Atntamente,

Dr. JUAN PABLO BRACCO
A/C del Despacho
Res. N° 3422
Dicción de Servicios Técnicos
Administrativos


Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito III

Morón, agosto 14 de 2007.-

Dra.
T.S.M.
Mar del Plata

Nota N° 755

De nuestra consideración:

Nos dirigimos a Ud. en respuesta a su nota recibida con fecha 07 del cte, donde nos solicita información sobre el profesional médico ENRIQUE OSCAR STOLA.

Al respecto le informamos que no se encuentra registrado en este Distrito III el profesional médico ENRIQUE OSCAR STOLA.

Saludamos a Ud. atte.-

Dr. MAURICIO ESKINAZI
PRESIDENTE
Colegio de Médicos de la
Pcia. de Bs. As. Distrito III


Facsímil de la respuesta del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito III.


Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito IV

SI ESTA REGISTRADO, ES MEDICO PERO NO EJERCE MAS EN EL DISTRITO.
ATTE
COLEGIO DE MEDICOS DIST IV


Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito VI

Junín, Agosto 10 de 2007.-

Dra. T. S. M.
Mar del Plata

De nuestra consideración:

Tenemos el agrado de dirigirnos a ud. en respuesta a su oficio de fecha 30 de Julio último, cuya copia anexamos al presente, a los efectos de informarle que en este Colegio de Médicos - Distrito VI - se encuentra matriculado bajo el N° 61.237 el dr. Enrique O. Stola, sin que exista registrado ningún movimiento de especialidades.-
Sin perjuicio de lo expresado adjuntamos la certifcación respectiva y copia de la carátula de su legajo personal.-
Saludamos a ud. muy atentamente.-

Dr. Jorge O. LUSARDI
PRESIDENTE


Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito IX

DOCTORA
T.S.M.
MAR DEL PLATA

De nuestra consideración:

Correspondiendo a su oficio librado en los autos caratulados "G., M.L. C/ C. S/ H. D. R. D. V. Y C. G. C/ G. M.L. S/ T.", hacemos saber a Ud. que ENRIQUE OSCAR STOLA no rgistra inscripción en este Colegio de Médicos del IX° Distrito.-
Atte.-

Dr. RAUL. H. SACCHETTI
Prosecretario

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008