Opiniones

17/7/2007

No declaran inconstitucional el Artículo 78 del Código Procesal Penal pero dicen que en el caso del Padre Grassi no se aplica

Justicia apretada
Los Jueces María del Carmen Peña y Jorge Alberto Bourdieu
nuevamente aplican el "Código Grassi"


Por Noemí Colcerazza

Otra vez la Justicia se pone colorada para resolver contra el derecho y responder a las presiones de los que tienen el estilete de la denuncia mediática preparado frente al no acatamiento de sus pedidos extemporáneos. La Defensa del Padre Grassi quiere el Juicio Oral pero no en las condiciones de inseguridad jurídica y escándalo parcial que está tiñendo esta causa. Las pruebas y los argumentos están como para que, en situaciones normales, el Padre Julio César Grassi sea absuelto y se desenmascare a los que armaron esta causa canalla. Lamentablemente no se puede permitir que no se apliquen determinadas normas procesales que son para todos. El Dr. Juan Pablo Gallego, representando con un poder ilegal al Comité de Defensa del Niño de Estela Carlotto, reclamó ser parte en el Juicio Oral a pesar que el interesado, el denunciante le dijo que se vaya. En una presentación rechazada en todos los niveles iniciales de la Justicia terminó convenciendo a la Sala 2 de Casación para que le dé la razón después de haber tenido una secreta y sospechosa reunión con los miembros de dicha Cámara. Casación pasó por encima de todos los artículos que impedían la inclusión extemporánea de un "Particular Damnificado" y le permitió a Eduardo Valdez ser querellante, y al Dr. Gallego lo mandó a una nueva Sala de la Cámara de Apelaciones de Morón (la misma que recusó al Tribunal 4 que debía juzgar al Padre Grassi el 3 de Julio del 2006). Los Jueces recibieron el pedido de:

Declarar inconstitucional el artículo 78 del C.P.P. que establece las condiciones y tiempos para ser particular damnificado. El letrado Gallego pretendía quitarle validez al artículo del Código para luego posarse sobre la tachadura jurídica y ser querellante.

Para sorpresa del verborrágico abogado y de Carlotto, los Jueces Peña y Bourdieu le dieron más: no declararon inconstitucional el artículo pero le aceptaron ser particular damnificado fuera de la Ley, porque sí. O sea que el artículo no fue declarado inconstitucional pero AL PADRE GRASSI NO LO ALCANZA, es una causa distinta, mediática, que quema...

Un Fiscal manifestó que esta era una "Causa especial" y no es así, porque al Padre Grassi se lo trató como a uno más y peor, y el delito del que se lo acusa tiene que ser probado por quienes acusan (y no al revés) y dentro del marco de la Ley. ¿O hay que legislar de manera particular en el caso Grassi para dar el gusto a quienes por derecha no pueden enjuiciarlo?

El Dr. Gallego tiene un "poder trucho" para querellar o ser particular damnificado pero amparándose en legislación internacional pretende subsanarlo. Fue apartado de la causa por quien ahora pretende patrocinar de manera indirecta.

Lo que le ha resultado es el método de apretar a los Jueces y Fiscales con el escrache mediático. Esta no es una conclusión de quien suscribe esta nota sino una realidad que está en un reportaje realizado al Psiquiatra Enrique Stola (que dice ser terapeuta de los denunciantes) en el Diario de Internet Uruguayo Onda Digital, donde subestima la Corte, sus resoluciones y donde afirma, mientras los tilda de mediocres, que el escándalo mediático, el "denunciarlos mediáticamente" es un método de abordaje a Jueces y Fiscales. Con la ayuda del Diario Clarín sometieron a estas presiones a estos mismos Jueces de Cámara para que recusaran al Tribunal Oral 4, y lo lograron. Una lamentable seguidilla de improperios a la Justicia.

A continuación "el novedoso método de abordaje judicial Gallego - Stola"



9/3/2004

Fuente:La Onda® Digital

Dr. Enrique Stola: – Yo quiero decirte que junto con el abogado Juan Pablo Gallego que es un joven y brillante abogado de unos 38 años, hemos logrado una modalidad de intervención que es novedosa en el Poder Judicial, no sólo aquí sino internacionalmente, según lo hemos hablado con colegas. Y es que no aceptamos, absolutamente nada que vaya en contra del interés del niño. No nos importa que la Corte Suprema diga “tal cosa”, la peleamos. Si tenemos que llevar y esconder al chico, lo hacemos. Nos enteramos que hay una situación escandalosa en el Poder Judicial o nos enteramos que hay alguna maniobra para perjudicar al niño, inmediatamente presentamos la denuncia ante el Juez, ante el Defensor de Menores, ante el Fiscal de Turno, ante varias personas, de tal forma que nadie pueda “cajonear”.

Inmediatamente damos a publicidad. Hemos hecho una red de periodistas, en donde damos a publicidad lo que ocurre y les vamos pasando información. Entonces hoy, los jueces y fiscales que actúan ajustados a Derecho, no hay problema porque es justamente lo que nosotros queremos: que se actúe ajustado a Derecho. El problema es con quienes no quieren que se actúe así: actúan según los intereses de Opus Dei, actúan según los intereses de los abusadores, según los intereses económicos, según los intereses de la plata que cobraron por legalizar una adopción que no se hizo correctamente. O el tráfico de chicos, o la prostitución de chicos.

Cuando esos personajes actúan en función de esos intereses y no ajustados a Derecho, nosotros actuamos y actuamos con firmeza. Esta es una modalidad de intervención novedosa porque cuando nosotros hacemos el informe a la Corte Suprema de Justicia sobre un chico, le digo, bueno, señores esto es la situación psicológica y social del chico y del grupo familiar, luego pongo “Algunas consideraciones”, y ahí digo todo lo que pienso. Y después pongo “Indicaciones” y ahí detallo, por ejemplo: “Mi indicación es que no se debe acatar lo que dice la Corte Suprema porque esto afecta la salud del niño, 2 – si hay algún profesional que, desde el criterio de obediencia debida en el Poder Judicial acata en contra de los criterios médicos y psicológicos esta orden, va a perjudicar a los chicos y lo vamos a denunciar penalmente y lo vamos a denunciar públicamente. Los Jueces y Fiscales le tienen pánico a la publicidad, le tienen pánico a la prensa, son mediocres que se asustan y entonces a estos mediocres que no se ajustan a Derecho y que se asustan con la prensa, los tenemos que públicamente, permanentemente.

Precavernos de los mediocres y precavernos de actuar bajo “obediencia debido”. Lo ético es no acatar, fundamentar por qué no se acata, fundamentarlo jurídicamente, hasta que alguna apelación rinda resultados y rinde resultados. Porque siempre se encuentra en la Justicia gente honesta, jueces jugados que no les importa los intereses, se encuentran fiscales, se encuentran peritos, con los cuales apoyar, pero para encontrarlos muchas veces hay que establecer fuertes resistencias hasta que uno los encuentra.

Al final costó trabajo el culminar este encuentro que propició una entrevista, pero que en realidad fue la charla, café mediante, que continuó, con el tema de la Justicia y su real aplicación en el mundo y, especialmente, en nuestros países, particularmente, establecía el doctor Stola, el Uruguay, y aquellos cambios inevitables para el esclarecimiento de hechos que hacen a un pasado doloroso pero que muchos pensamos el presente debe obrar en pro de una fuerte ética que apele al respeto total e irrestricto de la Justicia, sin actitudes serviles que atenten, una vez más, contra los que menos pueden buscando que opere, otra vez, la lógica del dominio que, en nuestro caso, implica la lógica del olvido.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008