Opiniones

26/6/2007

Murió el Dr. Mario Socolinsky
víctima del Periodismo Infame

Myriam Lewin le envió una "médica falsa" como columnista para escracharlo y comenzó su ocaso


Chiche Gelblung calificó así al programa "cama" armado por Myriam Lewin el 24 de marzo de 2003 en Punto Doc.

Dr. Mario Socolinsky
Dr. Mario Socolinsky
Miles de niños ayudados por su medicina preventiva hoy lo lloran.
¿Cómo fue la cama periodística?
Este es el informe contando el episodio de aquellos tiempos en el Diario La Capital:


Un informe de "Punto doc" puso en jaque al canal estatal


El programa "La salud de nuestros hijos", del doctor Mario Socolinsky, que se emitía por Canal 7, de lunes a viernes, de 10 a 11, fue levantado ayer de la programación de la emisora estatal. El motivo de tamaña decisión fue un informe de "Punto doc", emitido anteanoche por América, en el que se denunció la presencia de médicos falsos en el envío.
El programa hacía mas de 30 años que estaba en el aire y muchas madres se basaban en los consejos de Socolinsky para curarle un resfrío a su bebé o atender patologías mucho más complicadas.
Pero el informe de "Punto doc" fue lapidario. Una persona de la producción del envío de Cuatro Cabezas se hizo pasar por una doctora, con el objetivo de participar del envío. El productor más importante de "La salud de nuestros hijos", Facundo Marín Rivero, fue grabado por una cámara oculta cuando pidió "mil pesos por salida" a la supuesta médica, cuyo nombre ficticio es Sandra Guzmán.
Marín Rivero incluso aconsejó a la falsa médica sobre el modo de hacer rendir el dinero pagado para salir al aire, sugiriéndole ejemplos de otros especialistas (o supuestos especialistas), que habían montado clínicas en el interior del país a partir de aparecer en el programa y que "juntan la guita en pala".
La meditrucha salió al aire como una columnista gastroenteróloga -sin que previamente se le haya constatado su título habilitante- e inventó en cámara "el virus del stress", dijo que "las consultas gástricas aumentaron un 120 por ciento en tiempos del corralito", y hasta recomendó una pócima medicinal en base a lechuga y repollo.

Canal 7 lanzó ayer un comunicado oficial en el que destacó que "ante un informe periodístico que tomó estado público involucrando a la producción del programa «La salud de nuestros hijos» en actos irregulares, las autoridades del Sistema Nacional de Medios Públicos Sociedad del Estado y Canal 7 decidieron suspender sus emisiones hasta tanto concluya la investigación" que puso en marcha el canal, informó Marcelo Simón, interventor del Sistema de Medios Públicos.



Nuestro comentario:

Myriam Lewin hizo el informe contra Socolinsky
Myriam Lewin hizo el informe
contra Socolinsky
¿Con qué derecho Myriam Lewin envía a la producción de Socolinsky una "falsa médica" que aconseja en cámaras a los televidentes acerca de una enfermedad psiquiátrica a la que le pone como causal un virus?

¿Acaso la defensa que hace la misma Lewin diciendo que la receta que dio la "médica trucha" era inofensiva justifica poner en peligro a la población? Además: ¿puede asegurar totalmente que sea inofensiva? ¿No pudo haber una persona crédula que ante esa participación haya puesto en peligro la vida de otro ser humano o de un niño estresado?

¿Con qué derecho se provoca la materialización de un ilícito como en el caso de Ferriols?

¿Con qué derecho se pone al Dr. Socolinsky una "supuesta médica" al estilo de los programas de Tinelli con poses absurdas y engañando ante todo al televidente?...

Mario Socolinsky fue un hombre entero, que jamás hubiera permitido un falso médico en sus programas.

Nació en en Villa Crespo, en el seno de una familia humilde y, como dijo en una oportunidad a Télam, se enorgullecía de haber realizado todos sus estudios -"desde primero inferior" hasta que se recibió de médico pediatra-, en la educación estatal.

Por problemas bronquiales, Socolinsky no salía a jugar a la calle y sus padres intentaron "socializarlo" en una escuela primaria, donde a los cuatro años fue oyente en primer grado inferior e ingresó a primero con cinco.

Esa precocidad le hizo rendir el examen de ingreso a la Facultad de Medicina a los quince años, época en que daba conciertos de piano y tenía alumnos.

Sin profesionales en su familia, dio el examen de ingreso a Medicina, en el que "de 500 quedamos cuarenta y dos; entré a los quince y me recibí a los veitinuno", según recordó el médico en aquella entrevista con esta agencia.

En 1966 comenzó su participación en un microprograma de Canal 9, "Mujeres siglo XX", conducido por Maricarmen y Elsa San Martín.

Su carrera profesional continuó en "Panorama hogareño", junto a Nelly Raymond, "Mujeres en acción", donde debutó como conductor, "Buenos días, mucho gusto", "Buenas tardes, mucho gusto", "Todos nosotros", con Laura Escalada, y "Matinée", con Andrés Percivale, Valentina, Rosemarie y Juan Alberto Mateyko, entre otros.

"Los informes especiales del doctor Socolinsky", donde se trataban problemas infantiles de toda índole, le significó altos puntajes de rating y los premios Santa Clara de Asís y Cruz de Plata Esquiú.

El 4 de julio de 1977, en una época muy difícil, lo llamó el interventor de Canal 9 para el programa, "La salud de nuestros hijos", al mediodía, donde Socolinsky quería "captar a los papás".

Luego pasó a ATC, donde consiguió seis Martín Fierro, hasta que Punto Doc lo puso en la picota, por lo que el ciclo fue levantado.

Myriam Lewin ve con sorpresa que haya dinero de por medio en testimonios televisivos y en los casos de la infamia contra Piero y el Padre Grassi ¿acaso no hubo dinero de por medio en los testimonios para el armado de las respectivas infamias?

El médico de niños Mario Socolinsky se fue a Jujuy, desterrado por la condena mediática de una "investigación tan trucha como la médica que inventaron". Socolinsky no fue un médico inventado: fue un médico real y operante que no traicionó nunca a los niños y... supo perdonar lo imperdonable: ¡haberlo matado en vida!... y sin embargo hasta el final, en canal 26 y luego en Jujuy seguía invitando a sus ciclos con una inolvidable sonrisa que despertaba confianza al niño más rebelde a un consultorio.

Gracias Dr. Mario Socolinsky también por todo lo que hiciste por los chicos de la Fundación Felices los Niños a los que VACUNASTE GRATUITAMENTE a pesar de las mentiras que Myriam Lewin y su equipo emitieron en su segundo programa infame de abril de 2003 diciendo que la vacunación se cobraba indefectiblemente en tu Fundación. No fue así: somos testigos. Pero se dieron el gusto: destruyeron tu Fundación, pero claro, no hicieron otra... es más fácil DESTRUIR QUE CONSTRUIR.

¿Qué justicia podremos esperar cuando estas personas que te llevaron al ocaso aún se felicitan a sí mismas por sus difamaciones e injurias?... Ningún Juez, ningún Fiscal investigó de oficio el ejercicio ilegal de la medicina de la doctora trucha y ninguno tuvo el coraje de gritar que JAMÁS en "La Salud de Nuestros Hijos" hubo un falso médico y menos aún se haya perjudicado a un niño. Cuando fue levantado el programa en Canal 7: ¡CUANTO DAÑO SE PROVOCO POR LA AUSENCIA DEL MEDICO, verdadero sanitarista y pediatra que llega antes que la enfermedad... y cuántos chicos han sido perjudicados! Para Myriam Lewin fue más emocionante bajarlo, destruirlo, borrar su imagen... sólo por treinta monedas de rating.

Hasta siempre Dr. Mario Socolinsky: ¡qué tu alma descanse en Paz! Y perdonalos...aunque saben lo que hacen.

Dr. Ricardo Muro

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008