Opiniones

10/11/2002

Fuente: UMBRALES (Montevideo, Uruguay)

"NO TENERLE MIEDO A LA VERDAD"

En un comunicado del pasado 6 de noviembre, la Conferencia Episcopal se refirió a los casos del obispo Edgardo Storni y del sacerdote Julio César Grassi, inspirador de la Fundación "Felices los Niños" que impulsa la recuperación de 6.200 chicos de la calle. Este sacerdote fue detenido bajo acusación de corrupción de menores. Los obispos denuncian que a raíz de estos casos se dio una "campaña" en contra de la Iglesia, presumen que con el objetivo de que "pierda la confiabilidad que le reconoce la sociedad".

"La Iglesia no le tiene miedo a la verdad ni pretende ocultarla -afirman los obispos- pero esto no es excusa para que se emitan juicios condenatorios antes que, probado el caso, se expida el poder que corresponde". Esta es la palabra oficial del Episcopado que ya había sido precedida por las palabras del obispo de Morón, Justo Laguna, que invitaba a los periodistas a "no comportarse como fiscales ni jueces, ya que no lo son".

Todo esto se debe al hecho de que en el caso Grassi las denuncias han salido de medios televisivos y han sido el pasto cotidiano de programas radiales, revistas, etc. durante demasiado tiempo. Y muchas veces con irresponsabilidad y saña, manejando la difamación constante y cuestionando el celibato (no hay relación entre el celibato y el abuso de los menores). Mas allá de estas faltas graves a la ética periodística, muchos creen oportuno por parte de la Iglesia una intervención más amplia y positiva sobre estos temas y no una simple autodefensa. La Iglesia, como lo ha dicho el Vaticano, debe buscar la transparencia y no tapar nada, defendiendo la justicia y reparando a las víctimas.

Por otra parte, si bien es cierto que se dan estos escándalos en la Iglesia Católica también es cierto que se han hecho graves acusaciones que la justicia ha declarado totalmente falsas, por ejemplo en Estados Unidos contra el card. Bernardin de Chicago y ahora contra el arzobispo de Sidney (Australia), George Pell.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008