Noticias

23/4/2007

Fuente: infobae.com

Bergoglio dijo que "la Iglesia fue, es y será perseguida"

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, agregó que "la persecución es a veces frontal y directa; otras veces hay que saberla reconocer en medio de las envolturas 'culturosas' con que se presenta en cada época”

Durante la 93ª Asamblea Plenaria del Episcopado, que hasta el sábado deliberará en la casa de ejercicios El Cenáculo - La Montonera, de Pilar, llamó a los obispos a pedirle a San Esteban que "nos conceda la gracia de no avergonzarnos de la Cruz de Cristo, de no ceder a la tentación de que, por miedo, conveniencia o comodidad, negociemos la estrategia del Reino que entraña pobreza, humillaciones y humildad".

"¡Pobre la Iglesia tibia que rehuye y evita la cruz! No será fecunda, se 'sociabilizará educadamente' en su esterilidad con ribetes de cultura aceptable. Éste es, en definitiva, el precio que se paga, y lo paga el pueblo de Dios, por avergonzarse del Evangelio, por ceder al miedo de dar testimonio", recordó en la homilía de la misa de apertura, indica la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Tras asegurar que "la Iglesia fue, es y será perseguida", sostuvo que "la Iglesia será perseguida en la medida en que mantenga su fidelidad al Evangelio. El testimonio de esta fidelidad molesta al mundo, lo enfurece y le rechinan los dientes, mata y destruye, como sucedió con Esteban".

"La persecución es un acontecimiento eclesial de fidelidad; a veces es frontal y directa; otras veces hay que saberla reconocer en medio de las envolturas 'culturosas' con que se presenta en cada época, escondida en la mundana 'racionalidad' de un cierto autodefinido 'sentido común' de normalidad y civilidad. Las formas son muchas y variadas pero aquello que siempre provoca la persecución es la locura del Evangelio, el escándalo de la Cruz de Cristo, el fermento de la Bienaventuranzas", precisó.

El cardenal Bergoglio señaló que "como en el caso de Jesús, de Esteban y de esa gran 'nube de testigos', los métodos fueron y son los mismos: la desinformación, la difamación, la calumnia... para convencer, poner en marcha y -como toda obra del Demonio- hacer que la persecución crezca, se contagie y se justifique (parezca razonable y no precisamente persecución)".

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008