Noticias

3/2/2007

Fuente: Segundo de Arte

Entrevista al Padre Julio César Grassi

Por Sergio Chiostri

1. ¿Cuál es su estado de ánimo?
El ánimo se refiere al estado del alma y al alma la ubicamos en el interior del hombre. Te puedo asegurar que estoy bien porque no han podido con mi interioridad. La vida interior es tu motor, tus percepciones, tu amor y tu fe... Es todo aquello que cada día te lleva a motivarte para seguir. Desde chico luché por descubrir mi vocación y hasta hice cursos de orientación vocacional porque le di importancia a mi Proyecto de vida también en el marco de lo que Dios quería para mi. Cuando descubrí mi vocación de ser sacerdote para los chicos más pobres y abandonados, al estilo de Don Bosco, sentí mucha paz y mucho entusiasmo que con el tiempo se tradujo en felicidad. Tanto ataque injusto, tanta mentira humillante, no han podido con esos sentimientos. No te niego que sufro y mucho, pero en el dolor me siento entero. Esto hace despertar en mi corazón la esperanza, y eso te hace ver el futuro como bueno.


2. ¿Hace cuánto tiempo fue que el ciclo "Telenoche Investiga" emitió el programa en el que se le acusaba públicamente de hechos relacionados al Abuso Deshonesto y Corrupción de Menores?
El programa fue emitido en dos partes: la primera fue el 23 de octubre del 2002 y la segunda el 30 de octubre del mismo año. Como bien decís “se me acusaba públicamente”. Ellos no solamente publicaron las denuncias sino que armaron la Causa Judicial, cosa mucho más grave. No creo que hayan sido todos pero sí aquellos a los que se les encomendó la “Investigación periodística”.


3. Mucha gente asocia este hecho con su relación con el menemismo, o con aquella famosa pelea con Susana Giménez y Hard Comunication. ¿Qué puede decir acerca de esto? ¿Puede ser factible que todo haya sido una venganza? ¿O cómo fue que se inició toda esta situación?
Es una hipótesis pero no tengo pruebas para afirmarlo. Me dejaron pensando las palabras agresivas de Jorge Rodríguez (ex novio de Susana Giménez) durante el juicio que le hicieron por el tema del conflicto del Concurso benéfico del año 1997. Ese juicio fue un mes antes de la denuncia en mi contra. Al terminar él habló mal de mí y advirtió que la justicia de esta tierra me iba a enjuiciar como hombre y la justicia de Dios como sacerdote. Creo que jamás hablé mal de él ni lo traté mal, pero así fue. Cuando vino el programa de Canal 13 él contestó a la prensa con evasivas y Susana hasta puso dudas acerca del uso de su gran ayuda. Más adelante Rodríguez en una nota en el diario La Nación me agredió y comparó donde estábamos parados cada uno en la actualidad. Sólo puedo agregarte que viví un momento muy especial cuando en febrero del 2006 tuve que declarar como testigo en una Causa Civil que le hacía por daños y perjuicios Jorge Rodríguez a Canal 13 y todo el Grupo Clarín. Ambos enemigos. Me senté a declarar delante de seis abogados que me preguntaban acerca de los reportajes y quién empezó a publicar cosas contra Hard Communication. Dije la verdad y que creo que no le sirvió a ninguno de los contrincantes ya que en las Campañas de prensa no es fácil identificar a los principales ideólogos.

Respecto al tema político: Yo le he pedido ayuda para los niños necesitados a todos los Gobiernos. ¿Iba a esperar que cambie una autoridad para darle de comer a los chicos? Puede ser que cierta gente con la mirada corta me relacione con un grupo político. Eso es falso. Mi política es la del Padrenuestro.


4. ¿Cree en la justicia?
Creo en la Justicia pero no creo en cierto Poder Judicial obsecuente con la prensa, con las presiones de políticos deseosos de quedar bien con Dios y con el Diablo. No creo en los jueces corruptos ni en los jueces que deben favores y los pagan con condenas a inocentes. No creo en los Fiscales que en lugar de investigar usan el código de procedimiento penal para enredar en la “Telearaña” a inocentes para darle de comer al rating. No creo en los Fiscales que rompen declaraciones y arman pruebas falsas.

Pero, sinceramente creo en la Justicia bien aplicada, neutral, imparcial y seria.


5. Con respecto a la situación actual de la Fundación, sabemos que hay problemas económicos que hacen que muchas veces sea una tarea imposible cubrir todos los gastos que son necesarios pero que sin embargo se logran cubrir...
Si, porque hemos establecido la prioridad y es que los chicos estén bien a pesar de la crisis. Las cinco estrellas que jamás han bajado en la Fundación son las del inmenso amor que les tenemos a ustedes, lo que nos lleva a estar dispuestos a dar la vida cada día. Con alma y vida seguimos trabajando con fortaleza e iniciativa. Estamos en deuda con proveedores, pero no con ustedes, chicos.


6. ¿Cómo se arregla hoy en día económicamente la Fundación?
Trabajando y no bajando los brazos. No permitir que el derrotismo se apodere de quienes tienen que asistir a los chicos. Es importante no perder la motivación que lleva a seguir los pasos de nuestra vocación de servicio hacia los más necesitados. Si cuidamos y educamos bien a los niños y a los jóvenes los recursos no faltarán. Lo primero es el buen servicio y la Providencia después no falla.


7. ¿Recibe el apoyo del Estado? Y si es así, ¿cubre todo lo que hoy en día necesita la Fundación?
El año pasado el Estado Nacional nos dio menos de un tercio de lo presupuestado por el Poder Legislativo para la Fundación Felices los Niños a través del Consejo del Niño, Niña y Adolescente. Esto nunca había pasado y eso desestabilizó mucho a los empleados. Desde la visión de un funcionario del Ministerio que toma una decisión así, no se ve el profundo daño que se hace actuando de esa manera. Fue muy positivo que la Dirección General de Educación de Buenos Aires nos subvencionara totalmente la Escuela Especial “Angel de la Guarda”. Hay aportes que continuaron, como las subvenciones a las Escuelas EPB, ESB, Jardín de Infantes y media jornada del Polimodal... pero podrían apoyar mucho más a este Proyecto que siempre fue destinado a los más débiles.


8. Usted seguramente se vio afectado en lo moral, porque perjudicaron su imagen ante la sociedad, esto, desde su punto de vista: ¿Perjudica también la imagen de la Fundación?
Sí, me vi perjudicado en mi imagen pero percibo que mucha gente no creyó en estas mentiras aunque le den manija en ciertos medios, otra porción de gente está en duda y está a la expectativa de la resolución de la justicia, y otra porción está en contra porque sencillamente tampoco me quería antes o porque ven los medios de manera acrítica. Lamentablemente al generar la duda hay gente que pierde la motivación de ayudar. Al haber una feroz campaña mediática hay empresarios que tienen miedo de estar al lado de la Fundación o a mi lado y que por carácter transitivo también se la agarren con ellos, como le ha pasado a quienes “algunos dicen” que pagan mis abogados. Pero los que están cerca de la Fundación y la ven se admiran que frente a tantos misiles la Obra sigue. Somos como un país que es bombardeado y ya conoce los códigos de los ataques. Nos defendemos y cuando el fuego acaba “seguimos trabajando y luchando”. La imagen no es todo: como te dije antes, lo que vale “es ser”, y lo valioso de Felices los Niños es que no perdió su ser: darles un Mundo Mejor a los chicos de la calle.

Sería lamentable que haya políticos que por temor al escrache de Clarín dejen de ayudar a la Fundación. Si no me quieren a mi, que quieran a los chicos: ellos no tienen nada que ver con esta guerra “incivilizada”.


9. ¿Por qué cree que la gente asocia todo lo que usted esta pasando judicialmente con la obra y deja de donar?
Como te expliqué es porque a quienes organizaron este Circo Romano no les importó tirar a los leones a los chicos de los Hogares y las Escuelas: Por ejemplo Canal 13 o peor, la gente de Telenoche no les llevó ni un paquete de arroz a los chicos del Hogar, cuando ellos viven holgadamente después de haber ganado millones de la desgracia ajena en aquel Octubre infame del 2002. Yo sigo trabajando y sigo estando en la Obra, de otra manera, pero sigo porque soy inocente y por lo tanto sigo generando proyectos, sigo buscando donaciones, celebrando los sacramentos a los chicos, porque si no lo hiciera les estaría dando la razón a los enemigos.


10. La diferencia que había entre los primeros años de la Fundación, cuando su imagen era parte de la sociedad, salía en revistas, iba a programas de TV, etc. La Fundación recibía numerosas donaciones. ¿Esto cambió a partir del 24 de Octubre de 2002?
Cambió pero eso no es determinante. Es importante también darles a ustedes un testimonio que ninguna dificultad por grande o inflada que aparezca, es terminal para un espíritu bueno. Si no ayudan: ellos se la pierden, si no colaboran ellos dejan de lado una oportunidad hermosa. Hay que ser perseverantes. Antes aparecíamos en las páginas solidarias y de un día para el otro nos pasaron a las páginas policiales. Ya volveremos a aparecer donde corresponde y obtendremos más colaboraciones. En tanto nosotros somos los primeros que no tenemos creer en los agravios que nos hacen no sintiéndonos mal y con ganas: volver a empezar cada día.


11. Se realizaron denuncias, que tampoco están comprobadas, que en Felices los Niños hay problemas con la comida, que se come “mal” o que el estado edilicio de las escuelas, o algunas casas dentro de la fundación es realmente preocupante.
La gente que no conoce la Fundación y lee o escucha todos estos problemas, o que hay atrasos de sueldos, seguramente creerá en eso...
¿Usted qué puede decirle a esas personas que leen o escuchan estas denuncias?

Les contestaría que si yo entro a cualquier casa de familia y empiezo a ver las cosas que no están del todo bien seguramente encontraré múltiples defectos aún en los hogares más lindos. Lo mismo pasó en la Fundación. Primero nos recortan el subsidio y después con cara de horror vienen a ver si hay “una gotera” o una cucaracha caminando por el techo. Qué incoherente, ¿no?. Aún así las inspecciones vieron con asombro que todo el día se trabaja y se hacen arreglos. Ahora mismo, mientras contesto estas preguntas una cuadrilla de más de 40 operarios están refaccionando las Escuelas y los Hogares y lo estoy haciendo sin plata, con el crédito que me da creer en la Providencia de Dios y la Virgen Auxiliadora y por supuesto pidiendo ayuda a más no poder. Y con respecto a la comida: los chicos comen muy bien: variado, nutritivo, rico y se les cocina con amor (que es el mejor condimento).


12. Finalizando con esta entrevista, Usted pide el juicio lo más inmediatamente. ¿Cuáles son los motivos por los cuáles se extendió tanto la situación judicial?
El juicio debería haberse realizado el 3 de julio del 2006, pero la Fiscalía de Morón veía arrimarse un revés en sus aspiraciones de lincharme en el banquillo de los acusados, ayudada por una Operación de Prensa organizada por los mismos que inventaron la primer infamia, mediante un reportaje de Diario Clarín al presidente del Tribunal Oral 4 lograron “hacerle pisar el palito” y por un escrito de la Fiscal Míngolo lo recusaron por “supuesto prejuzgamiento”.

Lo que el Juez Rodríguez dijo es que el Tribunal Oral 4 no aceptaba elementos de la Causa de El Calafate (en la que nadie me acusa pero un Juez temeroso la mantiene viva) ya que lo del Sur se juzga en su territorio como ya había expresado ese mismo Tribunal en la Resolución posterior a la audiencia de pruebas cinco meses atrás, o sea, para hablar en sencillo: ¿Cómo va a prejuzgar si ya lo habían dicho ANTES? ¡No entiendo!

Cuando nosotros a la misma Cámara de Apelaciones de Morón le pedimos recusar por prejuzgamiento al Fiscal General Nieva Woodgate porque dijo por la radio que “yo iba rumbo al cadalso”, nos desestimaron el pedido alegando que “habló de más pero no prejuzgó”: ¡PERO SI ME HABÍA MANDADO A LA HORCA COMO A SADDAM! Sin juicio y al estilo de las más aberrantes dictaduras me deseó la muerte, me mandó a la pena mayor sin derecho a defensa y encima “no prejuzgó” según el sentir de sus analistas judiciales. ¿Y el otro Juez que responde una simple pregunta a Clarín en la que ratifica lo resuelto “prejuzgó”?: Este es el nuevo Derecho que “la Justicia del Mundo del Revés” está escribiendo para Morón y para allegados de funcionarios judiciales de ese Departamento Judicial.

Ni hablar del panorama de la causa de El Calafate. Primero se dice en los medios que una pericia psiquiátrica dio como resultado que yo soy un delincuente. Eso es totalmente mentira porque en las pericias que fui a hacer por propia voluntad, a las preguntas que hizo el Juez no se respondió totalmente porque no las quisieron terminar a propósito para dejarme en dudas. Aún así, a pesar de haber dado vueltas tratando de compararme con Satán, tuvieron que reconocer que yo no tengo personalidad de abusador ni poseo ningún tipo de desvío sexual. Pero hay más: a esto se le suma que en esa causa NADIE ME ACUSA y que el Juez, a pesar que el supuesto damnificado dijo siete veces o más que nunca le hice daño alguno, quiere llamarme a indagatoria y quién sabe llevar la Causa hasta Juicio Oral. Sencillamente vergonzoso.


13. ¿Cuál es su mensaje para todas las personas que creen en su palabra, y a las que no creen, quizás por tanto lavado de cerebro por parte de los medios?
Que lo que me pasa a mi, de otra forma y en otras circunstancias le puede pasar a cualquiera. El animal mediático-judicial que mañana te lastime tal vez hoy lo estés alimentando hoy con tu credulidad y pensando que siempre elegirá a otro. Lo que sencillamente les diría es que soy inocente, que soy un simple sacerdote que intentó imitar al Don Bosco que siempre admiró y amó, que he dados frutos de los cuales podrán sacar las conclusiones adecuadas: no hay árbol malo que dé frutos buenos. Por último les diría que la acusación puede llevar por si misma a un procesamiento, a un Juicio pero eso no significa que la persona sea culpable como tratan de imponer los medios de Clarín para conmigo. Poner una y mil veces la imagen del Padre Grassi al término abusador lleva a una idea en la cabeza de la gente y también de los Jueces, ante los cuales uno tiene que rebobinar y tratar de convencerlos de que uno no es lo que los ruidos tremendos de la Tele y los Diarios dicen. Uno es considerado y es inocente hasta que se demuestre lo contrario. En un Juicio el acusado no tiene que demostrar su inocencia sino quien acusa tiene que demostrar lo que imputa, cosa que en mi caso hasta ahora no pudieron hacer, primero porque las acusaciones son inventadas y segundo porque no pudieron nunca demostrar lo que no existe con ninguna prueba.

Mientras tanto, los medios de Clarín le están diciendo indirectamente a los Jueces: - Ojo con lo que hacés porque si absolvés al cura te viene la que le hicimos a él.

Es lamentable pero es así. En tanto yo resisto con las armas de la paciencia, la oración y la sabiduría que un día permitió a David vencer a Goliat.

Les bendigo a todos.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008