Noticias

20/6/2006

Fuente: La Prensa

El sacerdote sostuvo que se siente contenido por la Iglesia Católica
Jamás abusé de un menor, afirmó el padre Grassi

Aseguró que la pericia -que lo presenta como un delincuente sexual- es falsa porque los peritos consideran anormal el celibato. El silencio eclesiástico, explica, es para que no digan que hay presión de la Iglesia sobre la Justicia.

El sacerdote Julio César Grassi afirmó que ‘‘jamás’’ abusó de un menor de edad y rechazó la pericia psicológica -que lo describía con el perfil de un delincuente sexual- al sostener que la información es ‘‘falsa’’ porque los peritos consideran ‘‘anormal el celibato’’.

“Yo el tema del celibato lo tengo muy claro, soy libremente célibe, y me extraña que los peritos no lo acepten”, y agregó que “aparece en estos días un papel, que dicen que es una pericia, pero es un papel trucho que me hace aparecer como delincuente sexual”. Tras lo cual enfatizó: “Si el celibato aparece como algo anormal, estoy en desventaja frente a esos peritos”.

CONTENCION
Grassi, en declaraciones televisivas, además, aseguró que ‘‘me tiraron lo peor que le pueden tirar a un sacerdote, a un hombre ante todo, que es una falsa acusación por abuso deshonesto’’.

Consultado si había tenido ‘‘un momento de debilidad que lo llevó a abusar deshonestamente de los chicos’’. El sacerdote respondió: ‘‘Jamás’’ y agregó que a la acusación (judicial), ‘‘se le suma una campaña mediática, organizada o no, pero constante’’ en su contra.

En cuanto al silencio de las autoridades eclesiásticas, que hasta el momento evitaron manifestarse al respecto, dijo que ‘‘es la prudencia necesaria para esperar una definición de la justicia, para que no digan que la Iglesia está presionando a la justicia’’. ‘‘Me siento contenido por la iglesia a la que pertenezco porque soy un sacerdote que tiene todas las licencias y que si bien estoy dedicando buena parte del tiempo a la preparación del juicio oral, también estoy ejerciendo como sacerdote y trabajo para la fundación todos los días’’, afirmó.

CARLOTTO
La semana pasada, a poco de comenzar el juicio oral cuya fecha de inicio está prevista para el próximo 3 de julio, la fiscalía acusó de parcialidad al Tribunal de Morón y se hicieron públicas graves denuncias por irregularidades en la causa y amenazas a testigos clave que incriminarían al sacerdote.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció ante la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense que se desecharon pruebas para favorecer al cura y pidió al cardenal Jorge Bergoglio, confesor del acusado, que ‘‘tome medidas contra este perverso’’.

‘‘El tema de la señora Carlotto es de tipo personal -respondió Grassi en el programa-. Yo tengo una actitud piadosa para con ella pero no estoy de acuerdo con la presión que está haciendo sobre la justicia, sobre todo cuando la justicia tiene que actuar con libertad’’.

Copyright La Prensa 1996-2006

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008