Noticias

22/10/1999

Fuente: Clarín

CONCURSOS TELEFONICOS POR TELEVISION
Dejarán de investigar a Susana Giménez

El juez la desvinculó de la causa por el Su Llamado y el fiscal no apelará la medida. Su novio y otras 7 personas fueron procesadas

PABLO ABIAD

Susana Giménez no tendrá más nada que ver con la causa por una presunta estafa derivada del concurso telefónico de su programa. El fiscal del caso no apelará su sobreseimiento y, por lo tanto, la animadora dejará de ser investigada por la Justicia.El juez que tiene a su cargo el expediente, Facundo Cubas, la había desvinculado de la causa el lunes, al mismo tiempo que procesó a su novio y a otros de los organizadores del Su Llamado. Según confirmaron a Clarín fuentes judiciales, el fiscal Martín Niklison aceptó esas dos decisiones, con lo cual liberó a Susana de cualquier responsabilidad en el tema.La conductora había sido indagada a comienzos de octubre. Declaró durante tres horas y le aseguró a Cubas que nunca cobró nada por el concurso telefónico.En total, el juez había citado a indagatoria a 18 personas, que desfilaron por su despacho durante dos semanas. A todos se les imputó el delito de administración fraudulenta, con penas de un mes a seis años de prisión.Finalmente procesó a ocho de ellos, sumando a los cinco socios de la empresa que creó el concurso, Hard Communication, y a tres de los directivos de Telefé, donde se emitía el programa. Los sobreseídos fueron otros ejecutivos del canal y de Telinfor, la compañía que daba soporte técnico al juego.Los procesados son el novio de Susana, Jorge Rodríguez, el ex montonero Rodolfo Galimberti, el empresario Jorge Born, Roberto Engels y Federico Quirno, por Hard Communication. Y Constancio Vigil, Víctor González y Pablo Galli Villafañe, por Telefé.Uno de sus defensores, Alejandro Novak, anunció ayer que él sí apelará la medida del juez.El escándalo por el concurso telefónico del programa de Susana Giménez comenzó en febrero de 1998, cuando una particular denunció que en su factura aparecían llamadas al 0-939-1-2222 -el número del concurso- que ella nunca había hecho.Con los tres pesos que salía cada comunicación, el juego consistía en participar de un sorteo millonario y donar una parte de ese importe a la Fundación Felices los Niños. La investigación judicial terminó centrándose en si la fun dación cobraba o no lo que le correspondía de esas donaciones.El fiscal Niklison sostuvo desde un principio que no, porque un decreto de 1965 establece que el reparto de estas donaciones debe ser en partes iguales. Primero Cubas sobreseyó a todos los imputados, pero luego -por orden de la Cámara del Crímen- siguió avanzando con la causa.A fines de setiembre resolvió llamar a indagatorias. Y esta semana, procesó a algunos de los acusados y sobresyó a otros, entre los cuales está Susana.En su resolución, el juez también ordenó tres cosas más:

  • Que la justicia federal investigue a distintos funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social, la encargada de controlar si el reparto de estas donaciones se hace de acuerdo a la ley.
  • Que otro juez investigue si un perito contador de la Corte Suprema, Ricardo Madrid, cometió algún error en su pericia sobre las cuentas de Hard Communication.
  • Y dispuso embargos de 250 mil dólares para cada uno de los ocho ejecutivos procesados.
     

  • Link al artículo original

    Link permanente a este ítem

    E N C U E S T A
    Padre Grassi:
    ¿Inocente o culpable?




    Ver resultados
    (Luego de votar cierre la ventana)
    Comienzo encuesta: 21/12/2008