Noticias

7/10/1999

Fuente: Clarín

Dos socios modelo fin de siglo

Jorge Born y Rodolfo Galimberti -presidente y vice de Hard Communication- llegaron en un Peugeot 405. Acompañados por ocho custodios, los socios miraron con desdén a los periodistas. Y, sin hacer declaraciones, entraron al juzgado con paso firme, seguro, ganador.Hace 25 años, un joven y soberbio Galimberti- jefe de la columna Norte de la organización guerrillera peronista Montoneros- ideó la operación mellizos, que secuestró a Jorge y Juan Born. En el operativo, hubo dos muertos. Montoneros pidió US$ 60 millones por el rescate de los millonarios hermanos.Durante el cautiverio de 9 meses, Galimba amenazó de muerte varias veces a Jorge, y según contó un viejo montonero se mofaba de él todas las veces que podía. Militarista empedernido, Galimberti gustaba hacer ostentación de sus armas. En su adolescencia fue jefe de las Juventudes Argentinas por la Emancipación Nacional (JAEN), un grupo peronista influenciado por la izquierda nacional.El empresario, sin embargo, llegó a simpatizar con él: admiró su disciplina y su don para mandar. Con el tiempo, Montoneros puso precio a la cabeza de Galimberti. Lo acusó de quedarse con un vuelto. Con el tiempo, también, Galimba o El Loco quiso olvidar su pasado y convertirse en un empresario de éxito, como Jorge Born. Se hicieron amigos y socios. Galimberti ya no combate al capital. Y Born está seguro de tener un aliado fiel en ese cincuentón que aún cree ser un comandante.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008