Noticias

9/9/1998

Fuente: Clarín

UNA ESTRELLA EN PROBLEMAS: MAS DENUNCIAS SOBRE EL CONCURSO DE SUSANA GIMENEZ
El fiscal apunta a los premios

López Perrando dice que debieron pagarse en oro y no en dinero
  • Y culpa a la Secretaría de Desarrollo Social de permitir esa irregularidad
  • Pero desde el Gobierno aseguran que cumplieron en controlar
  • El fiscal que investiga el concurso Su llamado del programa de Susana Giménez y afirma que se trata de juego ilegal, apuntó ayer a la Secretaría de Desarrollo Social: Debería haber objetado que los premios fueran en pesos y no en oro. Martín López Perrando, el fiscal de instrucción, también aseguró que en los informes de la empresa Telinfor -la que dio al sacerdote Julio César Grassi el número de teléfono 0939-1-2222 para donaciones- figuran muchas más llamadas que las declaradas por la empresa Hard Communication. La fiscalía investiga si puede acusar a los funcionarios de Lotería y Desarrollo Social por incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento, ya que estos organismos habrían sido los que finalmente le abrieron la puerta a Hard Communication a, según las palabras del fiscal, organizar una falsa colecta. Y solicitó al juez federal Adolfo Bagnasco, que lleva la causa, el allanamiento de Telinfor, medida que todavía no tomó. Premio en oro. El primero de setiembre de 1997 Eduardo Amadeo, entonces a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, autorizó al padre Grassi a realizar una colecta mediante el servicio de audiotexto estableciendo que los premios debían ser en piezas de oro. Los lunes y jueves se podía entregar piezas de oro por valor de 50 mil pesos y el último viernes de cada mes, piezas de oro por valor de 500 mil pesos, dice el fiscal que figura en la autorización. Sin embargo, en el programa los premios que se entregaban eran en dinero: 100 mil semanales y 500 mil pesos a fin de mes. Los premios no pueden ser en pesos porque entonces la colecta se trasforma en rifa, explicó el fiscal. Voceros de Eduardo Amadeo, quien está ahora al frente de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción, dijeron: Las normas sobre rifas y colectas tienen más de 40 años. En un principio se estableció pagar en oro pero luego se pensó en potenciales ganadores que vivieran en pueblitos alejados y se arregló premiar con dinero para facilitarles el cobro. Según López Perrando, esa modificación a las normas que hizo la Secretaría carece de sustento legal. En la Secretaría consideran que cumplieron con sus funciones: Fiscalizamos que la Fundación fuera una organización no gubernamental seria, controlamos que existiera dinero para pagar los premios, garantizamos que se entreguen frente a escribano público y controlamos que pagaran el dos por ciento al Tesoro, como fija la ley, dijeron los voceros. Con respecto a la cantidad de llamadas, la empresa asegura que fueron 6.169.823. Tienen que haber sido muchas más porque el juego lleva más de un año y, según los datos que maneja la empresa Telinfor, fueron más, dijo el fiscal. El escándalo por los juegos telefónicos comenzó por la denuncia de una abogada que aseguró que le facturaron llamadas que no realizó. Y siguió, con la declaración del padre, quien dijo haber recibido sólo 400 mil dólares para su Fundación Felices los Niños, que atiende a más de mil chicos de la calle. Grassi asegura que todavía le adeudan un millón. La fiscalía cree Hard Communication usó al padre Grassi como pantalla para lucrar con los beneficios que le daba una supuesta colecta. La gente creía, cada vez que llamaba, que donaba tres pesos más IVA para la Fundación sin saber que estaba pactado que sólo le llegara el 7%.

    Link al artículo original

    Link permanente a este ítem

    E N C U E S T A
    Padre Grassi:
    ¿Inocente o culpable?




    Ver resultados
    (Luego de votar cierre la ventana)
    Comienzo encuesta: 21/12/2008