Noticias

20/9/2004

Fuente: ambitoweb - Edición 1421

Rebelión en Morón: critican que siga polémico Nieva Woodgate, el Fiscal General que dijo que el Padre Grassi "va rumbo al cadalso"

Morón está en franca ebullición. Esta semana, los vecinos de ese partido bonaerense instalarán en la fiscalía de ese distrito una «carpa contra la corrupción judicial». Le apuntan, al inefable fiscal general Federico Nieva Woodgate, sobre quien -algunos sectores-analizan promover un pedido de juicio político.

La actuación del fiscal mereció la intervención del gobierno de Felipe Solá y de la propia Suprema Corte de Justicia, quienes evalúan la conveniencia de que el funcionario permanezca en su cargo. Los cuestionamientos están siendo impulsados por familiares de víctimas de la inseguridad en la zona como los Arata, los Angiono y los Bogani. Y otros casos vinculados con crímenes políticos, como el asesinato de Adrián Argüello, que todavía no ha sido esclarecido, aunque lleva casi dos años en la fiscalía de Morón.

Hay intención que las quejas por el desempeño de Nieva Woodgate (quien prejuzgó al padre Grassi afirmando que éste iba "rumbo al cadalso)  lleguen a manos de la flamante procuradora de la Suprema Corte, María del Carmen Falbo, encargada de proponer el jury de enjuiciamiento de jueces y fiscales. El dato no es menor: Nieva Woodgate está tercero en la línea de sucesión de Falbo.

«No es un problema de seguridad. El verdadero problema es la impunidad que da la Justicia a los delincuentes», dicen quienes cuestionan la labor de la fiscalía de Morón y llevarán adelante el miércoles de 9 a 13 esta jornada de reclamo.

• Alcanzados

Aunque las críticas están centradas en el jefe de los fiscales, los reproches también alcanzan a los fiscales Andrés de los Santos, Rita Bustamante (la misma que le recomendó al padre Julio César Grassi leer «El proceso» de Kafka. Un caso único en la Justicia en el que un funcionarios se permite decirle a un sacerdote se resigne a ser condenado sin saber por qué como en el trágico personaje) y la jueza Cecilia Drago, quien dejó en libertad al peligroso delincuente Gustavo Gabriel Chacoma, integrante de la temible banda «Los Juancitos».

El gobierno -con mayor precisión el Ministerio de Justicia que conduce Eduardo Di Rocco-ha recibido ciertos informes que compromete la permanencia de Nieva Woodgate y su trío de seguidores. Veamos:

• De los Santos: la causa de Argüello estuvo un año y medio en la UFI N°1. El fiscal fue relevado del caso hace tres meses por pedido de la familia. No hizo las pericias que correspondían, no citó a declarar a testigos que podían hacer aportes sobre el tema y perdió pruebas. Nieva Woodgate lo sacó de la causa, admitiendo que era por ineficiencia e inoperancia.

De los Santos también es un inefable. Cuentan en tribunales que días atrás le dijo al padre de Argüello: «Con este frío hoy también está acá, yo pensé que estaba tomando mate en su casa».

El hombre, que está en silla de ruedas, protesta todos los días en la fiscalía, reclamando por el esclarecimiento del crimen de su hijo.

Ahora, De los Santos se dedica a investigar a la jueza de Menores, Cristina Landolfi, por atreverse a ordenar la detención del peligroso Chacoma. Un delincuente con tanta impunidad que se animó a amenazar a la jueza.

Como Landolfi no se somete a la fusta de Nieva Woodgate, entonces le inventan causas. Hace una semanas De los Santos interrogó ilegalmente a personal policial asignado al tribunal de Landolfi. Incluso les ordenó a los policías que bajaran un libro de «Acceso de menores», que es un documento del tribunal y una responsabilidad exclusiva del juez. Landolfi se enteró de la maniobra y denunció penalmente al subcomisario Humberto Maidam, responsable de la subcomisaría de Tribunales. Alertado de la escandalosa situación, el jefe de la Departamental dispuso el relevo de todo el personal de esa dependencia.

• Presiones

No sería la única actividad de De los Santos, que fue denunciado por presionar al personal como ocurrió con Mariano Maccia y María José Lozano, oficial 1° y oficial 5°, respectivamente, quienes con la bendición de Nievas Woodgate fueron enviados a la Curaduría General de Alienados por no someterse a la voluntad del fiscal general y sus súbditos. Esta caso está hoy en poder de la procuradora Falbo.

• Cecilia Drago: la jueza no va a trabajar desde que este diario reveló que dejó libre a Chacoma. El delincuente fue reconocido por una de las hijas de Bogani como la persona que la «levantó» en la gomería antes del asesinato en su padre. Nieva Woodgate y los fiscales les dijeron a los Bogani que Chacoma estaba preso, se enteraron por este diario que esa versión no era verdad. Ahora desde el gobierno investigan los móviles que llevó a la jueza a ordenar esa liberación.

• Rita Bustamante: investiga ahora el crimen de Argüello. Cree que los familiares del joven sufren el «síndrome de la conspiración» porque denuncian amenazas de muerte. La fiscal está prácticamente a cargo de la fiscalía de Morón, porque Nieva Woodgate ha deslizado que tiene problemas cardíacos.

Todos estos hombres de la Justicia de Morón fueron también los que planearon la maniobra contra Grassi, junto a productores, matrimonios y periodistas de « Canal 13» y «Clarín». Todos fueron designados en la época del caudillaje local del legislador justicialista Horacio Román.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008