Opiniones

14/9/2006

Fuente: Dr. Muro

Luz, cámara, vergüenza

Cuando se habló de que la causa contra el Padre Grassi estaba armada era justamente esto que estamos viendo con perplejidad en estos días con la filmación clandestina de D'Elía a Portal y al Contador Naredo de Felices los Niños. Una causa judicial siempre nace de una denuncia y la investiga la justicia con equilibrio e imparcialidad. Cuando hay agentes ajenos a una investigación que ARMAN PRUEBAS se habla de "otra cosa" y no de justicia. Esa "otra cosa" es la que el Sr. Luis D'Elía hizo para perjudicar al padre Julio Grassi. No teniendo nada que ver con la causa quiso anotarse un poroto con la Sra. Carlotto y le preparó dos cámaras ocultas para ver si de allí podría sacar algo que perjudique al Padre Grassi. Trató por todos los medios "hacer decir al Sr. Raúl Portal y al Contador Naredo algo comprometedor contra los Jueces o el sacerdote Fundador de Felices los Niños" y no logró nada. Lo que cabe pensar es: ¿y si alguno de ellos decía una frase que pueda ser considerada ambigua, la hubieran usado en la causa? Si esto hubiera pasado (aunque NO PASÓ) el armado hubiera tenido éxito.

Por otra parte sin quererlo demostró que quienes quieren condenar socialmente al Padre Grassi "ya no saben que hacer" y recurren a cacerías lejos de la Causa Judicial, ya que en ella no pueden porque las acusaciones falsas hacen agua por todas partes.

Esto también demuestra que es ARMAR UNA CAUSA y como desde el día cero de este proceso, que lleva casi cuatro años, se tejieron e inventaron las pruebas y testimonios.

La cámara oculta de Luis D'Elía se encendió con la luz de una publicación que demostró su ética y a todos nos dio vergüenza ajena.

Dr. Ricardo Muro

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008