Noticias

27/6/2006

Fuente: ambitoweb - Edición 2066

Tribunal pasó juicio a Grassi para 17 de julio

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 de Morón resolvió ayer postergar hasta el 17 de julio el inicio del juicio oral y público contra el padre Julio Grassi.

El juicio contra el cura estaba previsto para el lunes próximo, pero los jueces decidieron postergarlo para que la Cámara de Apelaciones de Morón resuelva la recusación planteada por los integrantes de la Fiscalía a esos magistrados.

Los fiscales de juicio pidieron el apartamiento de los jueces Pedro Rodríguez, Rodolfo Castañares y Carlos Tortori acusándolos de « parcialidad» y de favorecer al sacerdote por no haber incluido como prueba un supuesto peritaje psicológico realizado en El Calafate, Santa Cruz, que no existe. La semana pasada el tribunal rechazó la recusación planteada por los fiscales y elevaron el expediente a la Cámara de Garantías, la cual deberá constituirse y fijar fecha de una audiencia con todas las partes, previa a resolver esa recusación. Paralelamente, ayer los abogados del sacerdote pidieron la nulidad de todo lo actuado desde el comienzo mismo del proceso contra el creador de la Fundación Felices Los Niños.

El planteo fue realizado ante el Tribunal Oral N° 4, que debe juzgar al prelado. Si el tribunal hace suyos los argumentos expuestos por los abogados de Grassi, entonces no habrá juicio y el padre Grassi quedará absuelto.

El escrito de los abogados no tiene desperdicio. Parte de la trama ya fue explicada muchas veces por Ambito Financiero, pero no está de más remarcar que el escrito de los abogados de Grassi se centra en tres personajes que resultaron claves para disfrazar de legal la injusticia cometida contra el sacerdote. Los protagonistas son el juez Humberto Meade, la jueza de San Isidro Mirta Ravera Godoy y la fiscal Rita Bustamante.

Allí se revelan con meridiana claridad las maniobras urdidas, algunas de las cuales se desconocían porque se le impidió a la defensa del sacerdote acceder a buena parte del expediente. Por caso:

  • Reserva de identidad de los testigos: ninguna de las reservas de identidad otorgadasa los testigos por la fiscal Rita Bustamante se encuentra justificada de acuerdo con el Código Procesal Penal.

  • Se le imputó a Grassi la comisión de determinados hechos en declaraciones que fueron suscriptas con seudónimos.

  • La foliatura es una obligación en todo proceso judicial, pero en el caso Grassi nunca se la respetó.

    El planteo de nulidad -de 32 páginas- comprende otras cuestiones que permiten entender este avance contra Grassi, al que nunca siquiera le dijeron cuáles eran sus derechos.

  • Link al artículo original

    Link permanente a este ítem

    E N C U E S T A
    Padre Grassi:
    ¿Inocente o culpable?




    Ver resultados
    (Luego de votar cierre la ventana)
    Comienzo encuesta: 21/12/2008