Noticias

23/6/2006

Fuente: ambitoweb - Edición 2062

Maniobra: jueza impide declarar a acusador en el juicio a Grassi

Es el menor que dijo que «le habían hecho la cabeza» para comprometer al sacerdote. Lo justifican en que no tiene edad suficiente

Uno de los ex acusadores del Padre Julio Grassi no podrá declarar en el juicio oral y público contra el sacerdote porque una jueza de Menores no lo deja hablar. La magistrada dice que es para proteger los derechos del niño. Pero esta particularidad crea una enorme incertidumbre sobre el Tribunal Oral de Morón porque no hay jurisprudencia sobre esto.

Aunque los jueces pueden cerrar las puertas del tribunal y hacer que la audiencia de debate fuera reservada a las partes, existiría una disposición que establece que es necesaria la autorización de un juez para que un menor declare en un juicio.

En esta situación estaría el menor que figura en el expediente bajo el seudónimo de «Ezequiel». Quien puede impedir que el adolescente cuente todo sobre el caso Grassi es la jueza de Menores María Cecilia Drago.

Sin embargo, expertos en la materia sostienen que Drago debe demostrar con fundada solidez que resguarda la integridad psíquica de su protegido por el efecto que le puede producir verse cara a cara con su supuesto victimario. De modo contrario la prueba de cargo se diluye.

  • Convención del Niño

    Hay quienes sostienen que «el derecho de ser oído» de «Ezequiel» es más importante que el resguardo a la integridad psíquica. Y mencionan el artículo 12 de la Convención del Niño. Allí se estipula lo siguiente:

    • «Los estados parte garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño.»

    • «Con tal fin, se dará en particular al niño oportunidad de ser escuchado, en todo procedimiento judicial o administrativo que afecte al niño, ya sea directamente o por medio de un representante o de un órgano apropiado, en consonancia con las normas de procedimientode la ley nacional.» Los sostenedores de esta postura argumentan que es «edificante», desde el punto de vista psicológico, que un menor víctima de un caso de abuso pueda clausurar una herida viendo que se hace justicia.

    En rigor «Ezequiel» ya habló y dijo que no era víctima. Que se intente silenciarlo e impedir que su testimonio llegue a instancia del juicio oral y público cobra sentido por dos razones: puede que el chico sostenga su retractación. Es decir, que confirme lo que dijo contra el padre Grassi porque su tutor Aníbal Vega y una periodista Inés (se sospecha que sería Irene Bais) «me hicieron la cabeza para que declarara contra el padre». Esto se lo declaró y hay un expediente iniciado a raíz de esa afirmación.

    O puede contar cómo se lo preparó para que declare contra el creador de la Fundación Felices Los Niños.

    Link al artículo original

  • Link permanente a este ítem

    E N C U E S T A
    Padre Grassi:
    ¿Inocente o culpable?




    Ver resultados
    (Luego de votar cierre la ventana)
    Comienzo encuesta: 21/12/2008