Noticias

24/10/2010

Diario Crónica:
CASO GRASSI: "ANDAN RONDANDO OTRAS DIEZ FATIMA"

Edición impresa. Raúl Portal asegura que hay testigos que revelan que los testimonios contra el padre Grassi fueron pagos por periodistas.

descripcion
Portal defiende a Grassi porque ''es mi amigo y es inocente'' (Rubén Maletto / Crónica).


Edición impresa. Raúl Portal asegura que hay testigos que revelan que los testimonios contra el padre Grassi fueron pagos por periodistas.


“Andan rondando por ahí otras diez ‘Fátima’: testigos, gente que presenció o que vio, tal o cual grabación que demuestra la mentira en contra del padre Grassi. Ya me llamaron dos de estos testigos. Fátima abrió la puerta”, asegura Raúl Portal, actual presidente de la Fundación Felices los Niños y acérrimo defensor del cura Julio César Grassi, en relación a las declaraciones del transexual que contó cómo “Gabriel”, uno de los denunciantes, habría reconocido que acusó al sacerdote a cambio de dinero.

El padre Grassi estuvo acusado por un total de 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores. De ellos, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón (TOC 1) dio por acreditados sólo dos y condenó al sacerdote a 15 años de prisión efectiva, aunque lo dejó en libertad a la espera de sentencia firme. Lo mismo hizo Casación. Ahora, quien debe expedirse es la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires, sentencia que se conocerá en no menos de un año.

En su declaración ante la Justicia, publicada en exclusiva por este medio, Fátima aseguró que Gabriel sostuvo en su centro de estética que le dieron dinero para ensuciar al cura. Y que quienes lo hicieron fueron periodistas. Pero, ¿por qué habla recién ahora?.

“Fátima aparece porque ella es muy creyente y le remordía la conciencia. Tenía la necesidad de contar lo que ella había vivido. Fátima asegura que Gabriel, que es artesano, le regaló un cenicero y está dispuesta a carearse con él, a mirarlo a la cara y decirle toda la verdad”, indica a este medio el abogado Eduardo Brude, quien, si bien no la representa, le aconsejó que hiciera la denuncia ante la Justicia. Y así lo hizo.

“Fátima hizo la denuncia en Capital porque tenía miedo de hacerlo en Morón donde sabía que el sacerdote tiene mucha gente en su contra. Esa causa, la 33.590 de 2010, fue radicada en la Cámara Criminal Correccional Juzgado 14, quienes la derivaron, finalmente, a Morón”, explica el letrado.

Se trata de una denuncia que por el momento está en cero. Un material que no pudo ser tenido en cuenta por el Tribunal Oral Criminal 1 que tuvo a su cargo la causa de Grassi. En paralelo, avanza la causa original en su camino a la Corte Suprema. “Esta causa va a servir para que la opinión pública entienda que esto fue todo armado. Para la Corte, en realidad, esto podría llegar a tener influencia como un hecho nuevo que antes no fue considerado porque el Tribunal lo desconocía”, continúa Brude.

La denuncia de Fátima, que fue ampliada y ratificada por su pareja en aquel momento, “Cristian”, no es menor. Siempre de acuerdo con sus dichos, “Gabriel se había ido a vivir con un pedófilo (Pereyra). El chico era drogadicto. Cristian lo conoce en ese momento y lo invita al departamento de Fátima. Drogado, el joven contó por qué y cómo hizo lo que hizo. Es más: les contó que incluso llegó a pedirle dinero al cura para desdecirse, para contar la verdad y desaparecer. Pero Grassi no aceptó porque, entre otras cosas, temía que detrás de todo hubiera una cámara oculta de parte de los mismos que lo denunciaron”, describe Brude.

“Yo hablo con piedad de Gabriel pero no deja de haberle hecho un daño enorme no sólo al padre, sino a miles de chicos. Esta difamación le costó a la Fundación 1.500 chicos”, se lamenta Portal. El conductor asegura que, incluso, un colega suyo llegó a confesarle que le ofrecieron dinero por difamar al padre Grassi aunque no lo aceptó.

Además, y a pesar de lo ocurrido, Portal entiende que el Grupo Clarín en la causa fue tan víctima como el sacerdote y la propia Estela Carlotto -quien figura como querellante en la causa- porque “les vendieron pescado podrido, los engañaron y los usaron”. Y concluye: “Yo defiendo a Grassi porque es mi amigo y porque es inocente”.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008