Noticias

27/9/2010

Fuente: Nuevo Diario web

Grassi: “Si hay justicia, voy a ser absuelto, y ruego a Dios que sea así”


Destacó que el país está inmerso “en un marco de inseguridad jurídica” y que espera que los jueces “vean la verdad”.
 

El sacerdote confía en que su sentencia lo dejará absuelto.
El sacerdote confía en que su sentencia lo dejará absuelto.
“Siento estar en medio de una injusticia muy grande, espero que con el tiempo se pueda subsanar, a pesar de todo el daño que se hizo tanto a mi persona como a la Fundación Felices los Niños”, manifestó con mucha tristeza el padre Julio César Grassi, quien está acusado de abuso sexual y corrupción de menores, en diálogo exclusivo con Nuevo Diario.

Para el religioso, la Justicia “está viendo cómo los intereses del Multimedio Clarín están siendo privilegiados por encima de la verdad y el bien común”, dado que fue a través de un informe televisivo que salieron a la luz estos supuestos casos de abuso cometidos en la Fundación.

Por la cantidad de pruebas rechazadas y los testimonios encontrados que se percibieron a lo largo del juicio, Grassi afirmó que “considero que la Justicia terminó haciendo una especie de conclusión cuasi química para tratar de encontrar la fórmula para condenarme o mantenerme condenado, casi al estilo Poncio Pilatos, lavándose las manos; para que otro juez pueda determinar algo que está demasiado claro, mi inocencia”.

Los sentimientos del sacerdote son encontrados, dado que afirma confiar en la Justicia, pero con situaciones como ésta “creo que estamos inmersos en un marco de inseguridad jurídica que cualquier persona por diversos motivos, cuando se encuentra en medio de estas acusaciones, puede ser fácilmente condenada” acotando que “se le roba pedazos de vida a la gente por caprichos de un par de poderosos que se ponen de acuerdo para quitarle un bien material o un bien vital”.

En relación a su libertad, hasta que se pueda determinar una sentencia, el padre César Grassi opinó que toda persona que no tenga una condena firme y manifieste una conducta adecuada, debería ser salvaguardada en su estado de inocencia.
 En este sentido afirmó que “la Justicia y el Estado deben estar satisfechos porque estoy haciendo acciones que favorecen al prójimo, mientras ellos tratan de encontrar la verdad. Y evidentemente, si están permitiéndome esta ‘ventaja’, es porque están reconociendo que estoy teniendo durante tantos años una muy buena conducta”.

En relación a sus expectativas con respecto a la sentencia que se le debe brindar, el padre Grassi explicó que “si hay Justicia, voy a ser absuelto, y ruego a Dios que sea así”, explicando que si en la causa actualmente “hay jueces que ven las pruebas y las analizan y no las tergiversan como lamentablemente se ha hecho a lo largo de esta causa, confío en que se va a aprobar mi libertad” dado que “si ven la verdad, los jueces van a decir que estoy de lado de los buenos y merezco estar en libertad”.


“Los abusos son un mal de la psiquis”

En relación a los casos de abuso sexual que se cometieron en la Iglesia y si éstos podrían “pesar” a la hora de determinar una sentencia, Grassi explicó que “la publicación de muchos casos puede llevar a un juicio fácil. Aunque no es justamente dentro de la Iglesia donde se dan mayores casos de abuso, ni siquiera dentro de la docencia, y no es tampoco en la familia; sino creo que es un problema del ser humano cuando en su mente se nublan los afectos y por extrañas motivaciones suceden estos hechos”.

Seguidamente explicó que no necesariamente los casos de abuso están relacionados a profesiones, religiones o elecciones sexuales, sino que “los abusos son un mal de la psiquis, del alma y también de la educación de una gran cantidad de gente que no se la ha atendido en su niñez, y repiten lo que ellos sufrieron. Este no es mi caso, porque fui una persona muy contenida”, explicó.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008