Opiniones

14/9/2010

¡Sepulcros blanqueados: solcito por fuera, tinieblas por dentro!


La Justicia imputó a la Jueza Rustan de Estrada de ser responsable de los malos tratos dados a los chicos del Hogar San José Obrero al desalojarlos del mismo en el marco de una intervención pedida por el "defensor" de menores Jalil, quien también fue investigado. La Fundación nunca pudo tener acceso al expediente. Carlos De Elía, Director de Noticias de Canal 13, . Este se encargaba durante el Juicio al Padre Grassi de hacer alguna movida que desprestigie al sacerdote a la vez que lo desgaste personalmente y quite concentración en el Proceso en curso.

Pero el inventor de Telenoche Investiga fue mucho más lejos. Movió todo lo que pudo las actuaciones de Rustan de Estrada para que a dos semanas del fallo al Padre Grassi se hiciera el desalojo de los chicos. No contaba De Elía con la resistencia de los chicos que no quisieron irse. No contó con la presencia masiva del barrio y la defensa de los otros Hogares de Felices los Niños. Fue un balde de agua fría a su táctica. Todo terminó mal para los chicos, los que con el tiempo fueron trasladados a otros Hogares de Felices los Niños y otras entidades. A pesar de eso, ellos siguen reuniéndose de manera espontánea y se sientes de la Fundación donde van.

La Justicia comenzó una investigación restringida únicamente a saber si Rustan de Estrada y el "Defensor" Jalil fueron directamente responsables de la paliza que la Policía dio a los chicos hasta lastimarlos. Como suele suceder en estos casos, los Jueces salieron airosos y el hilo se cortó por lo más débil. Será la fuerza de seguridad la que cargará con la responsabilidad. Ese es el fallo que salió: Sin pruebas suficientes (aunque las había) porque Rustan de Estrada se negó a entregar al Juez que la investigaba sus actuaciones (donde estaba el secreto de si había mandado reprimir o no) la Justicia terminó por desechar las actuaciones.

El fallo no hablaba de que había abusos en el Hogar, ni que había ratas, ni que los chicos estuvieran mal... pero, a pocas horas del fallo de Casación al Padre Grassi, el elemental Carlos De Elía tituló de manera confusa para tirar agua para su molino: "SE COMPROBARON LOS ABUSOS", "LOS FUNCIONARIOS FUERON SOBRESEIDOS". Y apareció en TN la renombrada Myriam Lewin en escena presentando la nota. En Telenoche hizo lo suyo María Laura Santillán. Vamos a analizar lo que dijeron y nuestra respuesta para que la gente entienda.

  1. Miriam Lewin dijo que se comprobaron los abusos entre los chicos.
    El fallo no hablaba de abusos sino de maltrato impulsado por la Jueza.
     
  2. Nada dice el informe que el año pasado el Juzgado de Menores 6 de Capital sobreseyó a los dos chicos de 14 y 15 años que Canal 13 imputó de abusar a sus compañeros. Los abusos por lo tanto, nunca existieron.
     
  3. Canal 13 da a entender que la Justicia ponderó el actuar de la Jueza cuando en realidad sólo dijo que no cometió delito de maltrato en el intento de desalojo los días 15 y 16 de mayo de 2009.
     
  4. Canal 13 habló de ratas en el edificio. No aclara que se vieron roedores fuera del mismo y uno de ellos fue capturado al querer ingresar. Jamás anidaron dentro del edificio. Cómo miraron la paja en el ojo ajeno: Canal 13 sí tiene ratones doble pechuga en el sector de utilería. Basta pararse a la nochecita frente al playón de Canal 13 y se verá las juguetonas ratas entre los autos de los pulcros cazafantasmas.
     
  5. Canal 13 habla de de instalaciones en malas condiciones de uso cuando los hogares del Estado se caen a pedazos. El Hogar de Chacarita está en excelentes condiciones y hasta es un lujo. Camas y muebles de algarrobo, cerámica de primera calidad, baños amplios y limpios y ropa de la mejor. Todo dado desde la humildad y el sacrificio de los donantes.
     
  6. La ironía acerca de tener en el lugar un Centro de Donaciones es otra mirada aviesa que muestra no entender la necesidad de fondos para sostener semejante Obra.
     
  7. Y para consagrar una mentira repetida e inventada por ellos vuelven sobre lo mismo: el ahorcado. ¡Jamás hubo un niño que se quisiera ahorcar!

    Fuera del Hogar, en la Escuela del Obispado, un chico le dijo a la maestra que si no lo llevaba a su casa se iba al Cielo simulando con una piolita el gesto típico, sin colgarse de ningún lado. Claro, este fue el caballito de batalla del macabro acto circense de TN. Este pequeño fue señalado como víctima de un delito sexual cuando él jamás lo denunció. Y es más, ante la duda, los peritos de la justicia determinaron que no había sido víctima de ningún abuso.
    En realidad el que lo abusó fue Canal 13.
     

Ante tamaña perversidad informativa huelgan las explicaciones. Abusa el Multimedios Clarín de tener un micrófono y le hacen el caldo gordo a los que buscan intereses ajenos al bien de los chicos. Sería bueno saber que opinan los chicos del Hogar San José Obrero de ellos. Sus llantos quedarán en la conciencia de Carlos De Elía y Miriam Lewin para siempre aunque no los quieran escuchar. Jesús les diría: ¡Sepulcros blanqueados: solcito por fuera, tinieblas por dentro!





LAS PATAS DE CLARÍN (o de la mentira... que es lo mismo)

Escribe: Dra. Andrea Palomas


El arte en presentar el oro como barro, el bien como vicio, los golpes como caricias.

Clarín siempre ha sido exitoso a la hora de deformar los hechos en beneficio propio.

Desde que se embarcó en la cruzada contra los niños más carenciados, la virulencia de su última mentira nos sigue asombrando.

Clarín metió la pata... tal vez no Clarín: Myriam Lewin, Carlos De Elía, María Laura Santillán.

Recorriendo el camino de un dato falso, anónimo con nombre y apellido -Rodolfo Galimberti- metieron la pata. Las patas cortas de la mentira.

Acusaron de un delito inexistente a un sacerdote que gratuitamente, sin más obligación que su conciencia, se impuso la carga de salvar a los niños de la calle.

¿Qué necesidad tenía, no? En este país de corruptos alimentar chicos, darles un futuro. ¿Para qué, si ni el Estado se ocupa?

La vorágine del programa semanal los ponía ante el borde del abismo cada siete días. Cada semana un escándalo mayor, real o inventado, lo importante era darles a las fieras su alimento.

Metieron la pata...

Una por una las patas de la mentira se tropezaron con la realidad. Los chicos lo defendían al Padre Julio Cesar Grassi; lo defienden. Lo quieren porque lo conocen.

Clarín igual cerró filas detrás de sus soldados, en parte por estrategia, en parte por soberbia; creía que se comía crudo a un sacerdote y sus niños.

La virulencia de su última mentira nos sigue asombrando; como si no hubiéramos aprendido nada sobre Clarín.

Con bombos y platillos, TN ha anunciado que una investigación sobre la Juez Rustán de Estrada y el Asesor de Menores Marcelo Jalil, fue archivada.

Más que ello, el canal de noticias de Clarín la exhibe como una reivindicación de ambos funcionarios, la reivindicación de los golpes dados a los chicos que no querían dejar su Hogar.

Mezcla la noticia del Hogar cerrado en junio de 2009 (mérito de su satélite Página 12) con la sentencia de casación del Padre, que todavía no se ha dictado. Dice TN que se comprobaron abusos en un hogar de la Fundación y que, sin embargo, Grassi sigue libre.

Una emboscada a la desprevención del espectador.

Dice TN que con esta sentencia se comprobaron los abusos sobre los niños del Hogar San José Obrero, particularmente, sobre un niño de ocho años que habría querido ahorcarse.

No dice Clarín que ese niño fue devuelto a la Fundación Felices los Niños por su Juez natural y que los dictámenes psicológicos que le hicieron demuestran que nunca ha sufrido abusos sexuales. Esto no lo digo porque lo haya leído en algún pasquín trasnochado, personalmente llevé a ese niño a ver a una psicóloga que hizo un dictamen.

DM NUNCA FUE ABUSADO SEXUALMENTE, tengo una copia certificada del dictamen, por si estos pseudoperiodistas se toparan, por casualidad, frente a su moral al mirarse al espejo.

Clarín no dice que la mayor parte de esos niños desplazados han vuelto de una u otra forma a la Fundación Felices los Niños. Algunos no físicamente, pero siguen en contacto con los chicos que fueron sus hermanos del corazón durante gran parte de su vida; con sus maestros y educadores.

Una de ellas, ya de 18 años, me llama todas las noches preguntándome por su “papá”, si ya salió la sentencia, si yo se algo por ser abogada. Afortunadamente los niños de la Fundación no miran TN ni ningún medio de Clarín.

TN no publica que las denuncias de la Juez Rustán contra sus acusadores, también fueron rechazadas. Sobre esas denuncias desestimadas guarda ominoso silencio.

El Consejo de la Magistratura desechó la acusación por abuso de autoridad que Rustán de Estrada dirigió contra el Juez Ramos Padilla y contra el Juez Ormaechea. ¿No hay derecho a réplica en este país? ¿Por qué no muestra la otra cara de la moneda ni ha publicado una sola letra sobre ese asunto? Desafío a Magnetto, a Lewin, a cualquier periodista de Clarín a que me exhiba una sola letra publicada en el multimedios sobre la desestimación de las denuncias de Rustán contra los colegas que la acusaron.

En un país donde los jueces nunca se pisan el poncho, que dos jueces la hayan investigado por malos tratos a niños de corta edad debiera ser suficiente credencial de abusiva.

El archivo de las actuaciones contra Rustán no fue más que eso, el archivo de una investigación que comenzó el Juez Juan Ramos Padilla, titular del Juzgado de Instrucción Nº 24 nadie la reivindicó jamás ni lo hará. Nadie que tenga un mínimo de decencia.

La desvergüenza de Clarín no debiera sorprendernos y, sin embargo, lo hace. “Miente, miente...que algo quedará” decía el Ministro de Propaganda de Hitler.

¿Se habrá preguntado Clarín qué fue lo que quedó de Goebbels, de Hitler o su régimen, como para tomarlo como ejemplo?

El barro como oro.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008