Opiniones

20/8/2010

Otra prueba irrefutable de la inocencia del Padre Grassi
LA FALSA DESCRIPCION DE LA OFICINA DONDE LO ACUSAN


La Vaca Volando

Santo Tomás de Aquino nació a finales de 1224 y murió en 1274, fue un filósofo y teólogo católico perteneciente a los Dominicos (Orden de los Predicadores), luego canonizado al siglo siguiente y doscientos años después nombrado Doctor de la Iglesia.

Cuenta la historia que en cierta ocasión, cuando Tomás en su juventud realizaba el Noviciado, el ensimismado y distraído aspirante a Dominico fue víctima de una broma de sus compañeros de seminario. Andaba cavilando por ahí, seguramente sobre el Órganon de Aristóteles, cuando le dijeron: “Mira Tomás, una vaca volando”. El despistado estudiante miró hacia arriba, provocando las carcajadas de los seminaristas. Lacónico él, respondió a la broma pesada con una sentencia, digna del gran filósofo que ya para entonces había incubado en el muchacho: “Prefiero creer que las vacas vuelan a que un religioso miente”.


La Vaca que sobrevoló el Juicio

En el Juicio al Padre Grassi el Denunciante Ga le dijo varias veces con emoción al Tribunal: “Miren señores Jueces, ¡una vaca volando!”.

Y ellos, según la sentencia, le creyeron por la emoción que el joven puso en su alocución. Claro que no permitieron que se evalúe la falsa congoja al no permitir filmar en la sala y registrar gestos, caras y "llantos fingidos sin lágrimas".

No podemos explicarnos cómo Jueces que deben saber discernir acerca de quien miente no vean al ABC de una mentira cuando un declarante les "enrosca la víbora" seduciéndolos con falsedades para las que no hace falta ser Juez para descubrirlas. Hoy vamos a demostrar en esta página una de las decenas de mentiras del Denunciante Ga, no sancionadas por el Tribunal Oral 1 de Morón.


Falsa descripción de la Oficina del Padre Grassi

Se trata de la descripción de la Oficina del Padre Grassi en la que dice que hubiera sido víctima de dos delitos. El sacerdote fundador de Felices los Niños en su indagatoria dijo que Ga mentía. Luego, en su declaración el denunciante quiso reafirmar sus dichos describiendo la oficina del Padre Grassi. Luego, el sacerdote acusado presentó una foto en la que él está sentado justo en ese escritorio, donde le realizan la imputación y en el año en el que lo acusan (1996). Invitamos a los lectores que comparen los dichos del Denunciante Ga (transcriptos textuales del Juicio) y luego vean la foto (aportada en la Causa y no cuestionada por nadie) y digan si podemos hablar de un denunciante creíble.


(Trascripción textual del Juicio Oral)

DENUNCIANTE GA: Nada, entro a la oficina. Me acuerdo perfectamente que la oficina era extremadamente chiquita. Había una biblioteca muy chiquita, un escritorio y tres sillas había. El (Padre Grassi) tenía un sillón mucho más grande que las otras dos sillas.

FISCAL: Eh... respecto de la oficina, describiste una biblioteca, que era una oficina chica dijiste, había una biblioteca chica sino me equivoco...

DENUNCIANTE GA: Si, si, si, todo era la oficina era muy chiquita... la oficina era de 3 x 2 supongo, era muy chiquita, era muy chiquita.

FISCAL: Alguna referencia en cuanto a si tenía ventanas.

DENUNCIANTE GA: No tenía ninguna ventana, no tenía al menos... no tenía ninguna ventana.

FISCAL: ¿La oficina no tenía ninguna ventana?

DENUNCIANTE GA: No.

(...)

FISCAL: Esa oficina concretamente ¿vos decís que vos no le viste ventanas?

DENUNCIANTE GA: No, no, era extremadamente chiquita.

FISCAL: No. Eso es otra cosa, si es chiquita o no...

DENUNCIANTE GA: No, no, no, no había absolutamente ninguna ventana... no, no, no, no vi ninguna ventana.

(...)

DENUNCIANTE GA:... Recuerdo que el escritorio era muy parecido a ese (señala un escritorio de madera placa negra) pero no de vidrio... sí... no tenía el vidrio arriba. Había un sillón muy importante, de él, las dos sillas, una biblioteca chiquitita que era de un estante pero con libros, un teléfono con fax, era eso lo que había.


A CONTINUACION LA FOTO ENTREGADA POR EL PADRE GRASSI A LOS JUECES DURANTE EL JUICIO:

La oficina del Padre Julio Grassi en 1996
La oficina del Padre Julio Grassi en 1996


Conclusión:

MENTIRA 1: El DENUNCIANTE GA dice que la oficina del Padre Grassi NO TENIA NINGUNA VENTANA. Aquí se ve, a la derecha del sacerdote un tremendo ventanal. De frente al sacerdote, corroborado por todos los testigos (a favor y en contra) había otro gran ventanal tipo balcón.


MENTIRA 2: El DENUNCIANTE GA dice que el Padre Grassi estaba sentado en un GRAN SILLON. Si el lector mira bien en detalle se dará cuenta que sobre los hombros del religioso no sobresale el respaldo de ningún sillón (el padre Grassi no es de gran altura). También fue corroborado por todos los testigos que en esa oficina había una silla de madera. Como si eso fuera poco se presentó un video donde aparece esa silla claramente.


MENTIRA 3: El DENUNCIANTE GA dice que el escritorio del Padre Grassi era muy parecido a uno de madera placa negra, cuando en la foto se aprecia claramente que el escritorio del sacerdote era de algarrobo macizo.


MENTIRA 4: El DENUNCIANTE GA dice que la Biblioteca era muy chiquita y luego agrega que tenía "UN SOLO ESTANTE". Como se ve claramente en la foto, la Biblioteca es alta hasta el techo, es de dos cuerpos y tiene seis estantes.


MENTIRA 5: El DENUNCIANTE GA dice que había un teléfono con Fax. Como se ve en el escritorio del Padre Grassi hay un teléfono común SIN FAX.


MENTIRA 6: El DENUNCIANTE GA dice que la oficina es extremadamente chiquita y hasta da las medidas: "3 m x 2 m". Si bien el lector no puede corroborar este dato por la foto, los testigos y la inspección ocular hecha por la Fiscalía dio que la Oficina tiene 7 metros por 4 metros, o sea más del doble de lo dicho por el acusador. Y... ¿se puede hablar que una oficina de 7 m X 4 m es "extremadamente chiquita"? Además no nombró la heladera, que se ve claramente en la foto ni la escalera, ni los cuadros religiosos en las paredes. Si hubiera estado, después de hacer descripciones supuestamente minuciosas, dar HASTA LA MEDIDA DEL LUGAR ¿no habría descripto "tremenda heladera"?


Después de leer esto, si usted hubiera sido el Jurado ¿le hubiera dado crédito al denunciante?... ¿pueden creer los Jueces que esta "vaca volando" que compraron es real?

El otro día Mauro Viale le decía al Padre Grassi por Canal 26: -Pero los Jueces no pueden equivocarse... no puedo creer que un Juez haga valoraciones tan erróneas: ¡SON JUECES! El Padre Grassi le contestó: Aunque no lo puedas creer: ES ASI.

Esta es sólo alguna de las FALSEDADES que esta causa tiene en abundancia provenientes del TESTIGO ACUSADOR que con sus solos dichos demuestra cometer falso testimonio.

“Prefiero creer que las vacas vuelan a que un religioso miente”, dijo Santo Tomás de Aquino.

Mucha gente prefirió creer que los infundios en contra del Padre Grassi son reales a creer que un Juez convalide una mentira. Es hora que la gente empiece a ver que "las vacas no vuelan", aunque lo dictamine un Tribunal en una sentencia.

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008