Noticias

19/7/2010

Fuente: Momento24

Yo, Grassi



 

Momento24.com entrevistó al padre Julio César Grassi para que a través de este medio haga conocer su verdad. La gravedad de los hechos investigados, las consecuencias que se produjeron a partir de la sustanciación de estas acusaciones y, por sobre todo ello, la búsqueda de la verdad, generó en la gerencia de este diario la necesidad de escuchar al clérigo.


La video nota es la reproducción textual de las afirmaciones y declaraciones vertidas por Grassi, en beneficio de la libre expresión de las ideas, de la libertad de conciencia, de la pluralidad informativa, y una vez más, de la búsqueda de la verdad.

El padre recibió al equipo periodístico de Momento24, en su oficina de la localidad de Hurlingham, una mañana fría del mes de julio.

Luego de recorrer la Fundación “Felices los Niños”, de mantener una charla con los chicos y sus docentes y de observar las instalaciones, Grassi ofreció un mate cocido con galletitas y masas hechas en la panadería de la obra, cuya venta también sirve para solventar algunos gastos diarios.

“Siento haber vivido una gran pesadilla, una gran injusticia”, son las primeras palabras del sacerdote cuando reflexiona sobre todo lo sucedido hasta ahora. Y agrega “siento pena y dolor por todo el daño que se hizo” en referencia al freno de la ayuda social que estaba generando la fundación cuando él quedó involucrado en una polémica causa por abuso sexual y corrupción de menores.

Pero “la obra sigue funcionando, con alegría, con esperanza y cuesta un perú conseguir para la comida, cuesta un perú conseguir para que los chicos se vistan”, y con la llegada de las vacaciones ya nadie los invita a ninguna obra: “Antes, se estrenaba una obra de teatro infantil, e invitaban a los chicos de la fundación porque la fundación tenía un nombre ligado a la caridad y era lindo invitarlos a un estreno. Ahora no se invita a los estrenos, ni a los estrenos ni al final de la obra. Los chicos sienten de alguna manera que están un poco olvidados”.

La pesadilla de Grassi comenzó con un informe de Telenoche Investiga, donde se presentaban testimonios de menores, que supuestamente habían sufrido los abusos del cura.

“Yo estoy seguro que la Justicia, va a llegar un momento en que no va a poder seguir encubriendo esta canallada, que no tiene inicio de denuncia sino de armado periodístico trucho”.

Grassi sostiene que todo fue construido por Miriam Lewin, la periodista de Canal 13 que presentó el informe, con el único objetivo de alcanzar altos valores de rating: “Se menospreció el daño que se podía provocar, apresurándose, creyéndole a Miriam Lewin” y es contundente al respecto: “Todo fue armado por Miriam Lewin y armado por Canal 13”.

Su relación con el canal, anterior a las acusaciones, era muy buena y de colaboración mutua. “Cuando vino el tema de Susana, ahí también hubo otra campaña en la que ellos hicieron mucha fuerza, me pedían datos, me acompañaban al juzgado y como que después esto me sorprendió, porque había visto cierta ética, había visto cierta medida. ‘Esto no’, decían en el noticiero. Pero me parece que la presencia de Miriam Lewin dentro de Telenoche Investiga, dentro de Canal 13, los hizo meter en muchos líos”.

Grassi cree que los integrantes del canal, “cometieron el gravísimo error, después de acompañar a la Justicia, presionar a la Justicia y querer ser integrantes de la Justicia”.

“Canal 13, en el momento de hacer el programa, no quiso frenar. Vio que la gente mayoritariamente no le creyó. Inicialmente, sin la campaña posterior, la gente no le creyó, porque vieron que era armado, era trucho. Cuando de repente mostraron a un chico, que decía que era víctima y a los minutos estaba en canal 9, diciendo ‘yo, ese que aparezco ahí, no soy víctima’”.

Luego, según explica Grassi, Canal 13 presenta una pericia trucha de este joven que aparecía con el seudónimo de Fernando. La misma estaba “escrita a máquina por ellos, donde decía que ese menor era homosexual desde los once años, sin con esto entrar en discriminación por homosexualidad, pero le estaban diciendo que era homosexual porque el padre Grassi lo había abusado. O sea todo eso, esa supuesta pericia trucha la publicaron. Era mentira. Declaró la psicóloga pocos días después que apareció Telenoche Investiga, diciendo que ella nunca había firmado una pericia de este joven. Y ese joven siempre declaró que era mentira, por supuesto, que había sido abusado, y declaró que en el juzgado, cuando él fue a decir que lo estaban poniendo como víctima, lo presionaban para que diga que era víctima”, afirmó el sacerdote.

E indicó que: “Cuando ellos comienzan esta investigación, no encuentran nada, entonces dijeron ‘qué hacemos, la archivamos’, entonces salió Miriam Lewin y dijo ’no, no, yo tengo un testigo, que declaró, que dijo que fue abusado’. Ella le dijo a un testigo que dijera tal o cual cosa y está clarísimo” dentro de la causa.

Su gran amigo Raúl Portal, hace algunos días, realizó una suerte de “reconstrucción de los hechos”, aportando pruebas contundentes para el caso por el cual Grassi fue condenado en primera instancia.

“Los jueces me condenan por una presión y cuál es la presión… y yo creo que la presión es del multimedio Clarín, que no podía perder esto. Pero hay límites”.

“Este juicio oral contenía 17 acusaciones y fui absuelto en 15 acusaciones y condenado en dos, que son justamente las que estoy reclamando ahora en Casación”.

Finalmente Grassi asegura que nunca se sintió solo. “Tengo la gran compañía de Jesús y mis grandes problemas los resuelvo con María, que la verdad me ha hecho milagros tan fuertes en la vida de los chicos… porque mi vida es la vida de los chicos”.

Link al artículo original

Link permanente a este ítem

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008