Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Alicia María Gonzaga

Fecha: 6 de julio de 2008

Asunto: Señora Estela Carlotto: ¿Al Padre Grassi, por qué lo persigue?


Aunque tengo varios años menos que usted, ya pertenezco al grupo de las abuelas y si bien sigo en la vida activa, pienso en envejecer con dignidad, como la mayoría de la gente de nuestra edad, tratando de dejar un buen recuerdo en los míos cuando llegue mi turno de partir a la casa del Padre. Por eso, hay algunas actitudes que en usted, a esta altura de la vida, no logro comprender. Siento deseos de preguntarle cómo hace para alimentar tanto odio contra todos aquellos que no se alinean con usted; quisiera preguntarle si a todas esas personas usted las considera causantes de sus pérdidas. Quisiera preguntarle especialmente, si a usted, como coautora de la novela tejida en torno al Padre Grassi y de quien sabe, por esa circunstancia, que es totalmente inocente, le parece honesto seguir atacándolo con tanta saña.

Últimamente se está pasando de la línea señora, no todos pertenecemos al grupo que la rodea y que convenientemente cambian adulación por imagen (o ex-imagen?). Su comportamiento en estos últimos días, agrediendo gratuitamente al sacerdote, es cruel, hipócrita y discriminatoria:

- Cruel porque cuando usted vio hace años atrás la posibilidad de apoderarse de la Fundación Felices los Niños, tanto la legalidad de la acción como el futuro de los chicos allí alojados, no fueron su prioridad.

- Hipócrita porque es muy evidente que a usted no le interesan los niños: recuerda cuando meses atrás visitó un jardín o un comedor de niños pequeños y no se dejó tocar porque podían ensuciar su traje impecable? (lo registraron las cámaras).

- Discriminatoria, porque sus tan declamados DDHH sólo existen para quienes usted graciosamente los concede: no la escuché alzar la voz por la nena de Coronel Dorrego ni por el derecho de los pobres y desnutridos del Chaco, de Santiago del Estero, de Formosa a una vida digna. Sin embargo, parece que el Padre Grassi sí vio en esos sitios la miseria y hasta allí ha llegado con su Fundación.

Creo que en el fondo usted está conciente de que los títulos que ha obtenido en estos días, al ser producto del canje fama por imagen, en nada pueden compararse a poseer Felices los Niños. Sin duda tiene razón, pero eso no le da derecho a decir lo que le parezca de su fundador. Usted que tanto se ilusiona con el Nobel de la Paz, no olvide la palabra PAZ a la cual no se puede llegar por el camino del odio; ese mismo camino que eligió en 2006, su segunda tentativa tras el premio y que su comportamiento impropio de una señora, insultando grosera y públicamente al Padre Grassi, no le permitió pasar ni siquiera la primera selección.

Por todo esto y antes de terminar, quisiera hacerle una última pregunta, la misma que le hizo Jesús a Saulo en otro tiempo y en otras circunstancias, dos milenios atrás...

Señora Estela: ¿Al Padre Grassi, por qué lo persigue?

Alicia María Gonzaga
Hurlingham
Prov. Buenos Aires

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008