Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Isabel M. de Fussi

Fecha: 27 de enero de 2007

Haedo, 27-1-2007

Rdo. Padre
Julio Grassi

Estimado Padre, hoy que celebramos la festividad de la Sma. Virgen de la Medalla Milagrosa deseo agradecerle esta disposición por asistir a Emiliano, un niño por todos muy querido y muy vital, al verlo hoy con el gran deterioro de salud me causa mucha pena.
Quiera Dios iluminar a sus padres y a su única hermana Julieta para acercarse más a su Divina Providencia.
Julieta, que el 18 de este mes cumplió sus 15 años, esta semana está en Tandil con un grupo de Scouts, tengo la esperanza que ellos la guíen hacia Dios.
Padre, le pido perdón de todo corazón y deseo que si hay en mí algo incorrecto en mi forma de actuar o de comunicarme, me refiero al tratar este viaje, tiene Ud. toda la autoridad para indicármelo, a veces soy muy impulsiva, pero le tengo muchísimo cariño y respeto como es, Ministro de Dios y un Padre Espiritual muy generoso.
Padre, a raíz del rápido avance de mi metástasis y sus consecuencias, me ha servido para comprender cuán grande es la Misericordia de Dios, y haciendo un balance de mi vida veo claramente cómo su Divina Mano (como yo la llamo) ha estado asistiéndome en todos los instantes con renombrados Sacerdotes y Religiosos que me han guiado en mi vida espiritual, un esposo maravilloso que a pesar de hacer tratamiento no pude darle el o los hijos que tanto deseaba, nunca tuve el más mínimo reproche, al contrario, fue para mí guía y consejero, a pesar de su precario estado de salud era un hombre muy alegre.
Agradezco infinitamente la paz y fortaleza espiritual que Ud. me ha brindado en la Santa Misa, en sus conversaciones, sus oraciones, sus bendiciones me han otorgado lo que hacen hoy día tenga una vida tranquila como si nada me afectara físicamente pero controlando mis esfuerzos haciendo mis quehaceres domésticos, mi jardín y huerta que la tengo bastante abandonada pero como siempre es generosa me brinda sus frutos, bordo y sigo con mis lecturas aunque estoy perdiendo algo de mi visión.
Padre, por todo lo que escribo llegue a Ud. mi eterno agradecimiento, yo como siempre estaré a sus órdenes si alguna vez me necesita.
Que Dios, el Sagrado Corazón y la Sma. Virgen lo protejan y guíen en su vida personal y por el florecimiento de la Fundación Felices los Niños.
Lo saludo con gran cariño y respeto.

Isabel M. de Fussi

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008