Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Víctor Roggero

Fecha: 31 de diciembre de 2009

Asunto: Felicidades


Querido Padre Julio:

Que en este nuevo año se nos cumpla el sueño de todos sus feligreses de encontrarnos juntos y poder verlo nuevamente al frente de nuestra querida Fundación con el mismo esplendor que tuvo y que nunca debió dejar de tener.
Tenemos fe en que estas esperanzas se transformarán en realidad y estamos convencidos que Dios y nuestra madre María tocarán el corazón de la Justicia para que esto se concrete. Querido Padre, estamos con Usted y rezamos por Usted y todos los chicos de la Fundación, y también por aquellos que nos dañaron y ofendieron como cristianos, y para que, como Usted siempre nos pide, no guardemos rencores y sepamos perdonar de corazón sin guardar rencor.
Padre, si bien nuestra Navidad es lo más importante, queremos que sepa que esperamos que este nuevo año nos acompañe con Justicia, Fe, Amor y Prosperidad, y esperamos verlo nuevamente dentro de la Fundación junto a todos los niños y abuelos, poder ver las interminables colas llevándose el pan que Usted le daba a la gente, las interminables colas de abuelos felices recibiendo dignamente sus alimentos, los cientos de comedores y escuelas llenas de niños jugando y esperándolo, o verlo como lo vimos, saltando con los niños de jardín a la zaga o jugando en las casitas de los niñitos más chicos, y ver nuevamente las caritas llenas de felicidad de esos chicos orgullosos todos prendidos a Usted abrazándolo y caminando por la Fundación u orando y recorriendo todos los rincones de ese hermoso predio donde se respiraba felicidad, donde se veía a los chicos orgullosos de tener un padre como Usted.
Querido Padre, no lo quiero poner triste pero tengo la obligación de recordarle cuando estaba con toda mi familia tirado dentro de un camión, estafado, sin trabajo y ni para comer tenía, Usted fue la única persona que sin conocerme me dio contención, nos abrió su casa, nos cobijó, alimentó a mis hijos y me dio trabajo. No sólo nos alimentó con comida sino que nos alimentó espiritualmente cuando yo estaba caído. Sé que a Usted no le gusta que se le recalque toda la obra de bien que hizo y sigue haciendo, nunca bajó los brazos pese a estar tan herido y pese a todo su sufrimiento Usted nos sigue enseñando que debemos perdonar y seguir adelante. Admiramos su fortaleza.
Por todo esto pido a Dios, a nuestra madre María y a todos los santos que lo bendigan en abundancia para que Usted siga en su lucha de amor por los demás, y a Usted le pido que les transmita a los chicos de su Fundación que los queremos mucho y que en esta cena ellos también estarán con nosotros en las oraciones.
Querido padre de los que no tienen padre, lo queremos mucho y lo tendremos siempre dentro de nuestros corazones y en nuestras oraciones.

Víctor Roggero y familia

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008