Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Celina y Valentin Barroso

Fecha: 11 de mayo de 2009

Asunto: A CASACIDN por los chicos de Chacarita


En nuestro rol de simples ciudadanos y padres, nos dirigimos a ese Comité con la seguridad de que, dados los intereses que promueven, nuestra solicitud será rápidamente diligenciada. Basamos este pensamiento en los dichos que, durante el juicio que se sustancia al Padre Grassi, han expresado sus autoridades, señoras Estela Carlotto (presidenta), Nora Schulman (directora) y su letrado, Juan Pablo Gallego. Todos dijeron: HAY QUE DEFENDER A LOS CHICOS. Dado que la prensa amarillista sólo informó en forma parcial y tendenciosa sobre el tema que nos ocupa, queremos contarles una versión objetiva del mismo. El 23 de abril último, los chicos del Hogar San José Obrero, perteneciente a la Fundación Felices los Niños, ubicado en el barrio porteño de Chacarita, recibieron de parte del Consejo de los Derechos del Niño de la Ciudad la inesperada noticia de que serían trasladados a otros hogares, sin importarles su opinión y en base a mentiras tales como la existencia de maltratos, mala alimentación, ley de la selva y otro montón de acusaciones absurdas, propias de un cerebro perverso y desequilibrado. Sus destinos fueron decididos por la jueza del Juzgado No. 106, Myriam Rustan de Estrada y el llamado "Defensor del Menor", Marcelo Jalil, quienes se han negado sistemáticamente a escuchar a esos niños, supuestamente protegidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Oportunamente ustedes han hablado de separar las cosas, y en eso estamos de acuerdo: los niños no deben pagar las consecuencias de las acciones de los adultos. Ustedes no lo permitirán jamás, ¿verdad?

Es por eso que les solicitamos que, con la autoridad que les confieren sus cargos, la señora Carlotto en DDHH y la señora Schulman como representante de los derechos superiores del niño, intercedan ante quien corresponda para que cese de inmediato esta ignominia, y los chicos del Hogar San José Obrero sean escuchados y respetados.

Desde ya descontamos vuestro apoyo y el de todo aquel que puedan sumar con su ejemplo, considerando que quien puede hacer algo por los niños y no lo hace, no es mejor que quienes vinieron por ellos porque no han tenido las... digamos "agallas" suficientes para enfrentarse de igual a igual a sus semejantes.

Gracias por su colaboración.

Una mamá y un papá

Celina y Valentin Barroso
Chacarita
Ciudad de Buenos Aires

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008