Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Etelvina

Fecha: 29 de abril de 2009

Asunto: Al Niño solo


Amado Jesús, Vos sabés lo que es estar solo, en la calle, a los doce años. Vos conocés la intemperie y el peligro. El hambre y el frío de la noche. El sentimiento extraño de estar desprotegido, lejos de tus padres o familiares. Y no es que Vos te hubieras perdido, eran ellos que, a pesar de su enorme amor por Vos, te habían perdido de vista. En realidad, vos estabas allí donde ellos mismos te habían dejado. Pero también sabés lo que es ser encontrado por tu Madre y por tu padre adoptivo, llenos de alegría, de infinito alivio, por hallarte vivo, a salvo, nuevamente con ellos. Y sabés lo que es marchar con tu Sagrada Familia, al hogar sencillo, alegre y seguro, donde continuaste tu vida bajo su amparo, creciendo en edad y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Jesús, Maestro de Vida, te pedimos que bendigas y protejas a tu servidor, el padre Julio César Grassi. El también salió a buscarte, Niño solo, por caminos y calles. Y te encontró muchas veces, porque vos estás en cada uno de los chicos y chicas que sufren y están solos. Y Te dio un techo seguro, Te sentó a una mesa rodeada de hermanitos y hermanitas, y Te dió, sobre todo, la certeza y la confianza de estar en una familia, con el amor paterno y materno indispensable, para que pudieras seguir creciendo con alegría en edad, en gracia, en proyectos de vida para un futuro posible y lleno de esperanza. Porque en cada uno de los chicos y chicas que vienen al mundo, sea cual sea su circunstancia, está de antemano un sueño de Dios Padre, una misión importante y feliz, como lo estaba en Vos, Niño, Adolescente, perdido y encontrado. Hombre Pleno, Salvador Nuestro, que nos enseñaste a vivir en la Luz y en el Amor,que diste tu Vida y resucitaste por nosotros.

Te pedimos que se haga justicia en la causa del padre Julio, para que pueda volver a trabajar tranquilo, caminando con vos. Porque cada vez son más los chicos y chicas que sufren y están solos, a merced de toda clase de peligros. Te pedimos por los chicos del Hogar San José Obrero, especialmente amenazados en estos días y por todos los chicos y chicas de la Fundación Felices los Niños y por todos los colaboradores de esta Obra de Dios. Que el Espíritu Santo ilumine y fortalezca a los abogados defensores y a los jueces que tienen la enorme responsabilidad de expresar la Verdad y aplicar la Justicia, ante los hombres y ante Dios.

Se lo pedimos a Dios Padre por Vos, por tu Santo Nombre, por la intercesión de tu Madre Santísima María Auxiliadora y de Tu padre adoptivo San José Obrero, trabajador incansable y providente. Para Gloria de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008