Cartas


Cadena de Oración
por el Padre Julio César Grassi

Súmese a las plegarias para que venga a nosotros la justicia del Reino de Dios.

Envíe a cadenadeoracion@causagrassi.org lo que usted pueda ofrecer espiritualmente: Eucaristías, Rosarios, Oraciones en Familia o en Comunidad.


Enviar un mensaje


De: Ester Echeverría

Fecha: 21 de marzo de 2009

Asunto: ¿Tampoco habrá CASACIDN para Sofía?


En el día de ayer, viernes 20 de marzo, todos los medios comentaron horrorizados el triste fin de la cordobesita Sofía, la chiquita que era buscada afanosamente desde el lunes pasado. El secuestro y posterior asesinato de Sofía, se suma a una larga lista de pequeñas víctimas por las que el declamativo comité CASACIDN (Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño) debería hacer algo más que un corto publicitario con el lema "Tenés derechos, podés exigirlos", además de perseguir permanentemente al Padre Grassi.

Alguien escuchó a Estela Carlotto, Nora Schulman, Juan P. Gallego o algún otro de sus directivos, levantar la voz por los derechos de la pequeña Sofía?

¿Dónde está CASACIDN?

¡Tal vez en el mismo sitio donde estaba cuando hace unos días un degenerado violó y mató a una niña de tan sólo nueve años, ensañándose bestialmente con ella…!

Tal vez en el mismo lugar donde se encontraba cuando hace un tiempo apareció ese pobre niño desnutrido, muerto, en un contenedor de basura o cuando aquellos dos adolescentes con antecedentes de intento de suicidio, fueron hallados ahorcados en un instituto estatal. ¿Dónde estaba CASACIDN, que no les dio contención y protegió el más sagrado de sus derechos que es el derecho a la vida, o por lo menos tras lo ocurrido, ni siquiera exigió la investigación de los hechos?

Ninguno de los miembros de CASACIDN recordó los derechos humanos de estos niños, que no se enteraron de "Tenés derechos, podés exigirlos". Estos chicos tenían derecho a la vida, derecho a la infancia, derecho a un mínimo de respeto, pero para CASACIDN parece que eran demasiado pobres, demasiado insignificantes, demasiado descartables.

Tal vez CASACIDN hoy no tiene tiempo para ellos; tal vez hoy está trabajando a tiempo completo y a costa de nuestros bolsillos en pos de asegurar el protagonismo de su letrado (y no precisamente en educación y buenas costumbres, claro).

Pero si estoy equivocada, que alguien me diga dónde está CASACIDN cuando de defender los derechos de la infancia más desamparada se trata.

Ester Echeverría
Villa Crespo (CABA)

Link permanente a esta carta

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008