A+ A A-
27 Jun

TRIBUNAL ABSUELVE A JUEZ OYAMA ACUSADO DE IRREGULARIDADES

El único diario que público la noticia fue CRONICA El único diario que público la noticia fue CRONICA

El suspendido juez de menores de Morón Ricardo Oyama, fue absuelto hoy por el Tribunal de Enjuiciamiento por presuntas irregularidades en el proceso que luego derivó en la condena a 15 años de prisión al sacerdote Julio Grassi por abuso sexual y corrupción de un menor que asistía a su fundación.
El Tribunal que preside el titular de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo De Lázzari y que integran cinco abogados de matrícula y cinco legisladores abogados, resolvió absolver por mayoría al magistrado en todos los cargos en que se lo acusaba, informaron a Télam fuentes judiciales.

 

Además dispuso el inmediato reintegro a sus funciones, el levantamiento del embargo que pesaba sobre el magistrado y la restitución de los sueldos retenidos desde su suspensión.
Oyama, suspendido en sus funciones desde el 10 de abril de 2008, “fue acusado de participar en forma irregular de la retractación de `Ezequiel`, uno de los tres jóvenes que había acusado a Grassi de abuso sexual y corrupción de menores”.
La acusación que llevó adelante el subprocurador de la Suprema Corte de Justicia, Juan Angel de Oliveira, sostiene que el magistrado había incurrido en abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, prevaricato, encubrimiento y falsificación de documentos en general, en varios hechos.
También afrontaba cargos por incompetencia o negligencia reiteradamente demostrada en el ejercicio de sus funciones, incumplimiento reiterado de los deberes inherentes a su cargo y actos reiterados de parcialidad manifiesta.
Sin embargo, el jurado consideró que no hubo elementos probatorios para su destitución por lo que deberá ser reestablecido en el cargo.
Grassi fue condenado el 10 de junio del 2009 por el Tribunal Oral 1 de Morón a una pena de 15 años de prisión al hallarlo culpable de dos casos de abuso sexual contra “Gabriel” que asistía a la Fundación que el dirigía, en donde se daba albergue a chicos judicializados.
El 1 de junio la Cámara en lo Penal de Morón revocó la decisión del Tribunal Oral y declaró nula la prisión domiciliaria del cura que se le había impuesto por violar las restricciones que tenía cuando, a pesar de la pena, obtuvo el beneficio de la libertad.
El fallo retrotrajo la situación judicial de Grassi por lo que el cura volvió a gozar del beneficio de la libertad con ciertas restricciones, como no poder ingresar a la Fundación Felices los Niños, de la que es su fundador, ni ver a un menor sin la compañía de otra persona.(Télam).-

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.