A+ A A-
26 Oct

Chicos en peligro en “Felices los Niños”: NIÑOS DE 4 A 7 AÑOS QUEMAN CAMIÓN de la Fundación

Reina el caos en los Hogares de niños de la Fundación intervenida por Natalia Gambaro, después de la “estafa mediática” puesta en escena por Canal 13 de la mano de Juan Manuel Casolati. El mentado abogado, suspendido otrora por denuncias truchas contra el servicio penitenciario, puso a cargo de los hogarcitos a un especialista en comercio exterior. Lejos de mejorar la atención de los chicos, organizó los cuidados de los encargados con el esquema de los Institutos Penales donde trabajan 48 horas de corrido. Sí, aunque el lector no lo crea. Casolati supone que un educador puede estar lúcido, sin dormir dos días, atendiendo chicos, que de por sí son hiperactivos y requieren mucha atención. La realidad es que los niños, niñas y adolescentes andan de aquí para halláoslos, por las 65 hectáreas de la Fundación.

Es así que, días pasados un grupo de menores de entre 4 y 7 años del Hogar Juanito Bosco, solitarios y aburridos hicieron la más peligrosa aventura: prendieron fuego debajo del camión Ford 400 de la Fundación, haciéndolo arder en llamas, quemando sus ruedas delanteras y provocando serios daños en el motor y demás piezas. Hace 2 años el Automóvil Club Argentino había donado el arreglo total del vehículo. Pero más allá del daño material provocado al rodado, esto pudo haber sido una tragedia si el fuego llegaba al tanque de gas oil. Parece ser que el Ángel de la guarda (que la interventora Gambaro sacó por “supuestamente patético” de la escuela especial) anduvo por los bosques cubriendo bajo sus alas a los niños que los encargados y directivos no protegen. Uno se pregunta: ¿Dónde está el piloto? Parafraseando la legendaria sátira de la década del 70’;  ¿Dónde están los encargados? Como decía San Juan Bosco en la “carta sueño” de 1884 a sus salesianos. Y la respuesta está a la vista de todos: los encargados están adormecidos o anestesiados por las excesivas horas seguidas a cargo de la contención de los chicos de los hogares.

En conclusión: Gambaro, Casolati y Grinovero vinieron con aire redentor a la Fundación, siendo que jamás habían dirigido un hogar de menores y fallan en cuestiones elementales: el cuidado físico de los niños y los bienes de la Obra.

 

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.