El propósito de este sitio es informar sobre el tan sonado “caso Padre Grassi”, en el que Canal 13 (Artear) en su programa Telenoche Investiga presentó el falso informe “Yo, Grassi”, donde se denunciaban supuestas prácticas de abuso sexual y corrupción de menores por parte del sacerdote Julio César Grassi, creador de la Fundación Felices los Niños y reconocido hasta internacionalmente por su obra.

De los siete chicos mal usados que en la puesta en escena de Telenoche Investiga supuestamente acusaban al sacerdote, cinco se apartaron inmediatamente o no sostuvieron la supuesta acusación, y de los dos restantes, al año uno (“Ez”) admitió que su denuncia era falsa y que la había efectuado porque gente de Canal 13 lo había inducido a ello a cambio de beneficios, luego en pleno juicio volvió sorprendentemente sobre la acusación pero cambiándola totalmente espacio temporalmente adaptándola a la defensa hecha por el Padre Grassi, lo que hizo a la imputación nada creíble. El segundo (“Ga”) con anterioridad a la audiencia preliminar le manifestó al fiscal que no quería presentarse como particular damnificado, y a continuación desistió por escrito. Luego, igual que el anterior cambió de opinión y apareció con nuevos abogados. Ratificó su acusación en la audiencia de Juicio pero, igual que Ez adaptándola a la excelente y minuciosa defensa hecha por el Padre Grassi. Luego se sumó un tercer y tardío denunciante, ("Al") el que dos meses antes de denunciar al Padre Grassi se había presentado en la Justicia de Capital Federal para denunciar que gente de Canal 13 lo había amenazado para que acuse al sacerdote. La justicia no hizo nada y el joven terminó denunciando falsamente al Padre Julio Grassi. Su declaración fue tan contradictoria que terminó con una denuncia de falso testimonio en su contra.

Si se demuestra que el caso fue fraguado para aumentar el rating, medios periodísticos como Clarín y otros que se hicieron eco del caso verán puesta en juego su credibilidad y se verá puesta en evidencia cómo se puede degradar personas con maniobras arteras inventadas.

Pero más que juzgar la eventual culpabilidad de una persona y consiguientemente su honor, este caso pone en tela de juicio la imparcialidad de la justicia bonaerense al haberse comprobado que un Fiscal cambiaba declaraciones de testigos, que el Fiscal General prejuzgaba sin corresponderle y con odio aseguraba que el sacerdote “caminaba rumbo al cadalso”, y que otra Fiscal le aconsejaba al falsamente acusado leer “El Proceso” de Kafka donde muere el protagonista sin saber de qué se lo acusaba.

Este sitio se propone presentar imparcialmente las novedades del juicio, y las opiniones que se suscitan sobre este tema donde parte de un fuero de primera instancia de Morón trata de imponer a la neutralidad de tribunales superiores la condena de un inocente por ser todos “judiciales” en desmedro de un ciudadano religioso.

E N C U E S T A
Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




Ver resultados
(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008